ECONOMÍA

Destinados 72 millones para abonar un complemento de los funcionarios navarros en la nómina de noviembre

8.045 empleados temporales se beneficiarán y cobrarán de media 6.919 euros en la nómina de noviembre en concepto de retroactividad.

Un funcionario trabajando en una oficina ARCHIVO
Un funcionario trabajando en una oficina ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra ha trasladado este martes a los sindicatos que pagará el complemento de grado a todo el personal temporal con contrato administrativo en la nómina de noviembre y abonará la retroactividad a su personal desde el 1 de enero de 2015.

El pago a los trabajadores temporales de este complemento con carácter retroactivo supondrá un coste de 72 millones de euros, de los cuales 18 millones corresponden al pago relativo a 2019.

Esta cantidad anual variará en cada ejercicio según el número de trabajadores temporales a los que corresponda cobrar el grado, un complemento que se obtiene por trabajar seis años y siete meses en la Administración y que hasta ahora solo cobraba el personal funcionario.

Así lo ha explicado este martes el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno foral, Javier Remírez, en una rueda de prensa en la que ha comparecido junto a la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, el consejero de Educación, Carlos Gimeno, y la directora general de Función Pública, Amaia Goñi.

Según han precisado, 8.045 empleados temporales se beneficiarán de esta decisión y cobrarán de media 6.919 euros en la nómina de noviembre en concepto de retroactividad.

Dependiendo de la antigüedad, las cuantías medias a percibir son muy diferentes y oscilan entre los 38.59 euros que percibirán 317 personas, a los 42.963 euros de media que ingresarán 19 personas. El colectivo más amplio, según antigüedad, es el de los empleados que cobrarán una media de 2.959 euros, importe medio que percibirán 2.747 trabajadores; mientras que 2.304 personas cobrarán de media de 7.187 euros.

Al margen de las cuantías procedentes del pago de la retroactividad, el complemento de grado (un 9% del sueldo base de cada nivel) supondrá que cada empleado temporal con contrato administrativo que tiene derecho al cobro de este complemento a partir de ahora, percibirá, dependiendo del nivel que ocupe, entre 105.09 y 172.91 euros brutos al mes, o lo que es lo mismo, entre 1.471.26 y 2.420.74 euros brutos al año por empleado.

El consejero Remírez ha afirmado que la decisión de abonar este complemento con carácter retroactivo es "una cuestión de justicia, que pone fin a una discriminación salarial y permite equipar, en el cobro del grado, al personal temporal con contrato administrativo y a los funcionarios públicos que ya lo disfrutaban".

Con esta decisión, según ha expuesto, el Gobierno de Navarra "ha querido evitar la vía judicial a miles de empleados temporales después de que una sentencia dictada por un juzgado navarro diera la razón a un docente con contrato temporal que reclamó el cobro de ese complemento".

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ha explicado que a la cifra de 72 millones estimados para abonar el complemento de grado hay que sumar los casi 3 millones que se abonarán al personal en formación-promoción o en situación especial en activo a los que se equipara en el cobro del complemento de grado con el personal del nivel de la plaza que está desempeñando.

Según ha indicado, el Gobierno ha decidido realizar el abono de esos 75 millones de euros en un solo pago, en la nómina de noviembre y no de forma aplazada, porque "la previsión de cierre del ejercicio y remanente de tesorería disponible permite abonar la totalidad de la sentencia de grado este año".

De una forma, ha agregado, que "comenzamos el año 2020 con la previsión de ingresos y gastos del propio ejercicio, sin arrastrar compromisos de ejercicios anteriores que nos hipotequen las necesidades presupuestarias de 2020".

PERMISOS DE PATERNIDAD Y EXTENSIÓN AL VERANO DE CONTRATOS

Por otro lado, el Gobierno de Navarra ha trasladado a los sindicatos su intención de modificar la normativa para permitir que el personal de la Administración Foral pueda disfrutar el permiso de maternidad y paternidad en las mismas condiciones que el resto del personal del Estado.

A partir de la entrada en vigor de la nueva normativa, el Gobierno de Navarra propone la equiparación de la duración de los permisos de paternidad y maternidad a 17 semanas adelantando los plazos previstos tanto por la normativa foral como por la estatal.

Tanto el pago del complemento de grado y la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, se incluirán en un decreto ley foral de medidas urgentes que se espera aprobar en el mes de octubre y que además incluirá otras decisiones, como la extensión al verano de los contratos docentes.

En concreto, según ha detallado el consejero de Educación, el personal docente no universitario contratado en régimen administrativo con carácter temporal que haya prestado servicios durante cada curso escolar por un periodo igual o superior a 165 días naturales, entre el 1 de septiembre y el 30 de junio, generará el derecho a un nuevo contrato con efectos del 1 de julio al 31 de agosto, ambos inclusive, del correspondiente curso escolar.

El nuevo contrato tendrá las mismas características del contrato de mayor duración que haya suscrito durante el correspondiente curso escolar, referidas a centro educativo, cuerpo docente, especialidad, idioma, perfil y jornada laboral.

Se beneficiarán de la extensión de contratos al verano un total de 731 docentes que el pasado curso 2018/2019 prestaron sus servicios durante un periodo igual o superior a 165 días naturales, entre el 1 de julio y el 31 de agosto. El pago es consecuencia del Pacto Educativo alcanzado en 2018 por el Departamento de Educación y los sindicatos docentes.

El costo económico estimado para el pago de la extensión de contratos a los meses de verano relativos al curso 2018/2019 será de 4.952.000 euros.

"ELIMINAR DISCRIMINACIONES"

El sindicato ELA considera "una buena noticia que se proceda a eliminar alguna de las discriminaciones existentes en la Administración", pero recuerda al Gobierno Foral que "la alta temporalidad existente (casi el 40% del personal lo es de manera eventual), no hace sino extender la discriminación existente y precarizar el empleo público".

Por otro lado, ELA emplaza al Gobierno de Navarra a "extender la carrera profesional a todos los niveles, tanto para personal fijo como contratado, eliminando criterios subjetivos y evitando el agravio entre colectivos".

"La medida por parte de la Administración es fruto del mandato que los Tribunales han impuesto, tras la interposición de miles de reclamaciones judiciales para eliminar de una vez por todas las discriminaciones salariales existentes entre el personal contratado y el funcionariado", ha señalado el sindicato.

En este sentido, ELA exige al Gobierno de Navarra que "acabe con la precarización del empleo público en la Administración Foral y tome medidas urgentes y reales que vayan más allá del cumplimiento de las sentencias, apostando por servicios públicos de calidad que pasan necesariamente, por unas condiciones laborales dignas para los trabajadores y trabajadoras de la Administración".

Por último, el sindicato señala que "para ello es necesario un ejercicio real del autogobierno, y que deje de hacer seguidismo a las políticas de austeridad impuestas en Madrid, sometiéndose a la regla de gasto y el cumplimiento del déficit".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Destinados 72 millones para abonar un complemento de los funcionarios navarros en la nómina de noviembre