• miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 23:53
 
 

SOCIEDAD

El primer navarro en recibir la vacuna: "Ahora mi familia está infectada, pido a todos que se la pongan"

Francisco Guerrero Cana, de 70 años, ha sido el primer residente de El Vergel, en Pamplona, en recibir la primera dosis del antídoto de Pfizer. 

Rueda de prensa para presentar que la primera vacuna del COVID19 se ha puesto en Navarra, en la residencia El Vergel. PABLO LASAOSA
Francisco Guerrero Cana, el primer navarro que ha recibido la vacuna contra el coronavirus de Pfizer en la residencia El Vergel de Pamplona, en la imagen con la directora del centro, Montse Equiza. PABLO LASAOSA

"No me gustan mucho los pinchazos, pero ya aguantamos, ya", decía este domingo el pamplonés Francisco Guerrero Cana, de 70 años, al recibir la primera dosis de la vacuna frente al coronavirus administrada por primera vez en Navarra. 

A las 10.53 horas de la mañana sonaban los obturadores de las cámaras y todos los presentes no se perdían ni un instante que puede pasar a la historia, al suponer el principio real del fin de la pandemia. 


Residente de El Vergel desde hace 8 años, ha sido la primera persona en recibir la vacuna de Pfizer en la Comunidad foral. Lo ha hecho de manos de la enfermera Andrea Blanco, que ha tenido también el honor de inyectar la primera dosis de este antídoto, que irá llegando ahora con cuentagotas a Navarra hasta completar la primera fase con unas 13.000 personas. 

Tras serle administrada la dosis, Francisco Guerrero, quien tiene un hijo, nuera y dos nietas, ha reconocido sentirse “encantado” y ha expresado que esta vacuna ha generado “mucha alegría” entre todas personas residentes del centro. También ha agradecido la labor del personal de la residencia durante estos meses, quienes “han trabajado sin parar”.

Guerrero es de la opinión de que todas las personas tienen que vacunarse, sobre todo de lo mal que se ha pasado este año. "2021 va a ser de mucha vacuna, a ver si vemos la luz al final del túnel. Queremos juntarnos las familias y los amigos. Mira, yo tengo ahora al hijo y a la nuera con el Covid", ha explicado sobre la casualidad de que su familia pase precisamente la enfermedad en el momento en el que él va a ser inmunizado.  

"Me ha hecho ilusión ser el primero, se lo agradezco a la directora del centro que me ha dejado, ojalá ser el mejor regalo de Navidad y ahora queda esperar a la segunda dosis. Les digo a todos mis compañeros de la residencia que se la pongan y que se animen. Aquí hemos tenido mucha suerte y no ha entrado nada", reflexionaba Guerrero. 

En su residencia este domingo se han vacunado 143 personas, por lo que 7 han renunciado a pesar de que la tenían disponible. 

La vacunación continuará durante los próximos días en el resto de centros sociosanitarios públicos y privados de Navarra hasta alcanzar, entre enero y febrero, a las 13.000 personas que componen la población de residentes en estos espacios y sus profesionales.

Por su parte, la directora de la residencia 'El Vergel', Montse Equiza, ha destacado que "hoy está siendo un día alegre, con muchos nervios" y ha manifestado que el comienzo de la vacunación "nos da mucha ilusión y motivación para seguir adelante".

Ha explicado que estos días de preparación para la vacuna han sido "frenéticos" y ha afirmado que los trabajadores del centro "estamos muy ilusionados, muy contentos, porque cada día es muy complicado y todos los compañeros estamos dándolo todo".

Equiza ha explicado que se ha elegido a Francisco Guerrero como el primer usuario del centro en recibir la vacuna porque "es un residente que llevaba muchos años en el centro y es una persona que es muy activa, muy colaboradora, está muy presente en todas las actividades de la residencia y es una parte muy importante del centro".

Ha señalado que los residentes han recibido la llegada de la vacuna "con muchos nervios" y "al punto de la mañana ya estaban en la puerta". Equiza ha puesto en valor "la fortaleza y el sacrificio" que han hecho los residentes durante la pandemia y ha resaltado que el comienzo de la vacunación "es una nota de color a estos meses tan negros que llevamos".

Según ha explicado, siete de los 150 residentes del centro han presentado por escrito su renuncia a recibir la vacuna por razones "personales" que ha declinado explicar. A pesar de su renuncia estas personas seguirán teniendo abierta la posibilidad de vacunarse. Igualmente, ha considerado que "prácticamente todo el personal está decidido a vacunarse".

La previsión del Departamento de Salud, dentro de la coordinación con el Estado y en función de la disponibilidad de las vacunas, es vacunar a cerca de 36.000 personas durante el primer trimestre del próximo año. Dentro de esta primera fase, a la población de centros sociosanitarios se irán añadiendo diferentes colectivos profesionales y sociales vulnerables.

A partir de marzo, se procedería a iniciar la vacunación al resto de la población, también de forma gradual por grupos de riesgo y según las indicaciones que marca el Ministerio de Sanidad.

La estrategia de vacunación se divide en cuatro grupos prioritarios en esta primera etapa. El grupo 1 son las personas residentes y el personal que trabaja en residencias. A él le sigue un segundo grupo formado por el personal sanitario y sociosanitario que tiene mayor riesgo de exposición al virus por atender directamente a pacientes con COVID-19. El grupo 3, por su parte, alcanza al resto del personal sanitario y sociosanitario. Finalmente, el cuarto grupo engloba a las personas consideradas como grandes dependientes, así como a su personal cuidador.

Una vez cubiertos estos cuatro grupos prioritarios, la segunda fase de la campaña de vacunación alcanzará a la población general, categorizada de nuevo en distintas etapas progresivas en función de grupos y niveles de riesgo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El primer navarro en recibir la vacuna: "Ahora mi familia está infectada, pido a todos que se la pongan"