PREMIUM  SOCIEDAD

El fotoperiodista Gervasio Sánchez, en Pamplona: "El ser humano es cobarde. He conocido poca gente que prefiera morir que matar"

El reportero, que ha cubierto conflictos como los de Afganistán y Ruanda, expone "África. Guerra y paz" en la Ciudadela de Pamplona.

Gervasio Sánchez, fotoperiodista y autor de la exposición 'Africa- Guerra y Paz' que se exhibe estos días en la Ciudadela de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Gervasio Sánchez, fotoperiodista y autor de la exposición 'Africa- Guerra y Paz' que se exhibe estos días en la Ciudadela de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

 "Imagina que llegas a un sitio, en medio de un conflicto, y te encuentras media docena de mujeres y niñas violadas y asesinadas. Y además en posiciones muy duras. ¿Harías las fotos o no?". Lo pregunta en Pamplona el veterano fotoperiodista Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) y la respuesta la tiene clara: "Siempre hay que hacer las fotos. Todas las fotos. Posibles e imposibles, para que, si mañana hay un juicio, los hijos de puta que han hecho esa brutalidad puedan ir a la cárcel porque hay pruebas". 

Eso sí, matiza: "¿Las publicarías? No, porque dan una visión indigna. Buscaría un encuadre que permitiera contar lo que está pasando sin que la dignidad de estas personas pudiese ser pisoteada más". Así describe su forma de trabajar el reportero, curtido en conflictos como los de Bosnia, Ruanda y Afganistán. Estos días expone en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela la muestra fotográfica África. Guerra y paz, enmarcada en la XVI edición de África Imprescindible.

Este lunes, antes de la conferencia que ha impartido en Civican, bautizada con el mismo nombre que la exposición, ha mantenido un encuentro con periodistas en Baluarte para explicar algunas de sus claves y del oficio de contar historias. En su caso, a través de una cámara fotográfica.

EL DRAMA DE LOS NIÑOS SOLDADOS

La muestra recoge 60 fotografías en blanco y negro tomadas en distintos países de África, como Ruanda y Sierra Leona, que como trabajan desde África es imprescindible, busca mostrar "una idea más abierta de la complejidad en África, que son 54 países, más de más millones de habitantes". En ella se pueden conocer relatos fotográficos de vida sacudidas por las minas o niños convertidos en soldados, pero también escenas de la vida cotidiana.

"Es una visión particular y limitada en el tiempo. Empecé a trabajar en África en 1994, con la crisis de Ruanda. Después seguí en Somalia, Sudán, Liberia, con violencia brutal, grupos armados que ejecutaban en la calle o niños soldados combatiendo y matando a chicos de su edad. No es ninguna broma".

Así, explica que "El ser humano es un cobarde. He conocido muy poca gente que prefiere morir que matar. Cuando a un niño de 14 años le dicen dispara y enfrente tiene a su padre y a su madre y tiene que matarlos, no le cuentes películas después. Te va a decir, si no los mataba, me mataban a mí".

Sin embargo, en la muestra también hay escenas de paz, del día a día, que como en los conflictos armados, aborda con "respeto y dignidad". Para ello, considera clave conocer el contexto cultural y lo ejemplifica explicando que no es lo mismo fotografiar a una mujer de un país africano amamantando a su bebé, que a una camboyana.

CONMOCIÓN FRENTE A FRIALADAD

Sánchez, que desde los 9 o 10 años ya soñaba con ser reportero para viajar a los lugares de los sellos que coleccionaba, también ha reflexionado sobre el oficio: "El periodismo dura desde la cuna hasta la tumba. Es un maratón que va a durar toda la vida".

Según ha reconocido, nunca se ha sentido insensibilizado ante los dramas que ha presenciado: "A veces he perdido fotografías por estar demasiado conmocionado, por no mantener la frialdad y me siento orgulloso. Me parece lo mejor que me ha podido pasar". 

Para él, que presenció impactado la brutal destrucción de Kabul, el momento más duro que ha tenido que afrontar ha sido identificar el cadáver de su colega Miguel Gil, fotoperiodista catalán asesinado en Sierra Leona en la primavera del 2000.

Sobre los medios de comunicación, apunta que "el problema grave es que transmiten impacto mediático. Es una visión de la que somos todos responsables". Así, recuerda que "África no son ni los safaris, ni las hambrunas. Es mucho más. Algunos nunca han tenido una guerra, quizá porque no tienen diamantes, petróleo o coltán". Una diversidad que se recoge en su trabajo fotográfico.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fotoperiodista Gervasio Sánchez, en Pamplona: "El ser humano es cobarde. He conocido poca gente que prefiera morir que matar"