SOCIEDAD

La familia del niño suicidado en Tudela duda de la versión del Gobierno de Navarra: "A mi hijo me lo han matado"

Los familiares que acudieron a ver el cadáver del pequeño no apreciaron marcas en el cuello después de que les dijeron que se había ahorcado.

La abuela del niño que se suicidó, con sus animales y fotos suyas. DLF
La abuela del niño que se suicidó, con sus animales y fotos suyas. DLF  

Jesús Ánder, un niño de 9 años nacido en Pamplona, murió el pasado 30 de mayo en un piso de Tudela gestionado por el Gobierno de Navarra. Se trató de un extraño suceso lleno de interrogantes que la familia del pequeño se resigna a dejar a un lado.

En un amplio reportaje que ha publicado el periódico El Español (lee aquí el reportaje completo), la abuela y la madre del niño dudan de la versión que el Ejecutivo foral les proporcionó sobre la muerte de Jesús Ánder. Según la información del centro, se suicidó con el cordón de un albornoz o de una bata, en unas declaraciones que no quedan claras.

Pero la familia recela de esta explicación y dicen que lo acosaban. Cuentan que, antes del fatal episodio, el niño les había pedido por videollamada que lo sacasen de allí. Argumentan que Jesús Ánder era demasiado pequeño para saber elaborar una horca. Y apuntan que, cuando lo vieron ya entubado y en coma, no tenía ni una sola marca en el cuello.

“Lo que no puede ser es que yo esté en Colombia, mi hijo esté viviendo con su abuela en Pamplona y me lo devuelvan muerto, que me lo devuelvan vacío, sin órganos, porque se los han sacado sin mi consentimiento. A mi madre se lo quitaron para meterlo en un piso tutelado, porque decían que iba a estar mejor. ¿Mejor? Me lo han devuelto en una caja de madera. ¿Cómo va a suicidarse así un niño tan pequeño? A mi hijo me lo han matado”, relata la madre.

El niño nació en Pamplona y vivía en el barrio pamplonés de San Jorge. A los seis meses de edad, deportaron a su madre a Colombia y, a los dos años, hicieron lo mismo con su padre. Así que Jesús Ánder se crió con su abuela, Zoraida.

Según defiende la familia, el Gobierno de Navarra le quitó la custodia a su abuela el año pasado, porque decían que estaba desatendido. Lo hizo aprovechando que la mujer tuvo que viajar a Colombia para acudir al funeral de su madre.

"Lo dejé con mi mejor amiga, que tiene otro niño de esa edad y juegan juntos todos los días. Los Servicios Sociales aprovecharon ese breve viaje para llevárselo. Primero, a un piso de Pamplona. Luego, cuando empezó el confinamiento, a uno de Tudela. Nos pusieron cada vez más difícil verlo. Solamente le dejaban hacer tres llamadas de diez minutos por semana, cronometradas y con la educadora al lado. ¿Es que era un delincuente? Él nos decía que lo sacásemos de alli. Pero no pudimos y al final pasó lo que pasó”, sentencia Zoraida.

Puede leer de manera íntegra el reportaje, con todas las declaraciones de la madre y la abuela del pequeño, en este reportaje publicado por David López Frías en el periódico El Español.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La familia del niño suicidado en Tudela duda de la versión del Gobierno de Navarra: "A mi hijo me lo han matado"