SALUD

El Colegio de Enfermería ha repartido en Navarra casi 200.000 protecciones para combatir el coronavirus

Ha repartido entre municipios y centros sanitarios y sociosanitarios miles de dispositivos "non-touch", pantallas de protección facial, batas y 'salvaorejas'.

Una enfermera con traje de protección en un hospital. ARCHIVO
Una enfermera con traje de protección en un hospital. ARCHIVO

Un total de 150.000 dispositivos "non-touch", más de 23.000 pantallas de protección facial, 14.000 batas de aislamiento y cerca de 10.000 salvaorejas han sido distribuidos en las últimas semanas por las enfermeras navarras, a través de su Colegio profesional, para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

Estas cifras reflejan el balance de las distintas las acciones promovidas en los dos últimos meses por el Colegio de Enfermería de Navarra para dotar de elementos de protección frente al coronavirus a profesionales sanitarios y a la población. Las iniciativas, que se dan por finalizadas, han salido adelante gracias a la colaboración solidaria de numerosas personas, “makers” (impresoras 3D), empresas e instituciones que se han sumado de forma desinteresada.

Entre las instituciones, cabe destacar la ayuda prestada por Bomberos de Navarra, Cruz Roja Navarra, DYA Navarra, Guardia Civil, SAR Navarra, Policía Foral, Policía Local de Tudela, Policía Municipal de Pamplona y Protección Civil de Tudela.

En cuanto a muestras de solidaridad, sobresale igualmente la colaboración económica prestada por la ciudadanía navarra. En concreto, el 26 de marzo se puso en marcha una campaña de microfinanciación colectiva (crowdfunding) para adquirir las bobinas empleadas en las impresoras 3D. En poco más de 24 horas, un total de 515 personas donaron más de 25.000 euros, que se han ido destinando por parte del Colegio a la fabricación de los distintos elementos necesarios para hacer frente al coronavirus.

GRUPOS DE COSTURERAS DISTINTAS ZONAS DE NAVARRA

Por orden cronológico, la primera iniciativa puesta en marcha fue la confección de batas de aislamiento. Debido a la falta de suficientes equipos de protección individual para los profesionales sanitarios frente a la pandemia del COVID-19, el 20 de marzo se hizo un llamamiento a la ciudadanía navarra en busca de costureras que pudieran hacer las batas. Dada la respuesta masiva, dos días después tuvo que cerrarse el llamamiento tras recibir cerca de 600 ofrecimientos de personas voluntarias.

Así, bajo la coordinación del Colegio, durante estos casi dos meses grupos de costureras de las áreas de Pamplona, Tudela, Alsasua, Bera y Sangüesa han confeccionado 14.000 batas impermeables destinadas a los profesionales sanitarios. En total, estas prendas se han hecho llegar, tras su desinfección, a los profesionales de 156 centros, residencias geriátricas en su gran mayoría, pero también a otros centros sociosanitarios, centros de salud y hospitalarios.

Además, el llamamiento inicial del Colegio sirvió para crear otro grupo de 80 costureras, coordinado por el Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, que ha confeccionado en las instalaciones de REFENA otras 16.000 batas.

PANTALLAS DE PROTECCIÓN FABRICADAS EN IMPRESORAS 3D

Del mismo modo, la falta de equipos de protección individual hizo que se organizara la segunda iniciativa, centrada en las pantallas de protección facial. En este caso, más de 500 “makers” de toda Navarra se dedicaron a crear con sus impresoras 3D la diadema sobre la que colocar el acetato de las máscaras. El Colegio de ocupó de coordinar la recogida, montaje, desinfección y distribución de las pantallas. En este proyecto tomaron parte también el Colegio de Médicos y el Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra.

Así, desde el 22 de marzo se distribuyeron un total de 23.000 pantallas que fueron enviadas a más de 450 destinos diferentes: hospitales, residencias, centros de salud, fuerzas de seguridad, comercios, peluquerías y empresas diversas.

VECINOS DE 91 MUNICIPIOS NAVARROS RECIBEN EL “NON-TOUCH”

Por otra parte, un total de 91 ayuntamientos y otras entidades locales de Navarra han recibido gratuitamente, para distribuir entre sus vecinos, más de 125.000 dispositivos “non-touch”, herramienta con forma de gancho que evita tocar con las manos distintos elementos que pueden ser foco de propagación del COVID-19, como manillas de puertas, botones de ascensor, de datafonos, etc.

El resto de dispositivos, hasta los 150.000 fabricados a nivel industrial mediante inyección plástica por el Colegio, se ha enviado a los cerca de 6.500 miembros del Colegio (colegiadas y colegiados en activo, así como a enfermeras jubiladas), a centros sociosanitarios, comunidades de vecinos y otras entidades. 

“SALVAOREJAS” PARA LOS PROFESIONALES SANITARIOS

Por último, desde el 28 de abril, el Colegio ha coordinado la distribución entre profesionales sanitarios de Navarra de más de 10.000 "salvaorejas" para sujetar las mascarillas, una pieza de plástico fabricada por “makers” en impresoras 3D.

Este elemento tiene como fin evitar los daños producidos en las orejas de las gomas que sujetan las mascarillas, en especial cuando su uso es continuado, al enganchar ambos extremos de la mascarilla detrás de la cabeza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Colegio de Enfermería ha repartido en Navarra casi 200.000 protecciones para combatir el coronavirus