• viernes, 27 de mayo de 2022
  • Actualizado 18:08

 

 
 

SOCIEDAD

Rehabilitan unas viviendas públicas en Burlada con placas solares para su autoconsumo

Los paneles fotovoltaicos instalados se encuentran ya en servicio para abastecer de electricidad sostenible las necesidades de consumo de los espacios comunes.

Placas solares en un edificio de Burlada. GOBIERNO DE NAVARRA
Placas solares en un edificio de Burlada. GOBIERNO DE NAVARRA

Las primeras viviendas públicas rehabilitadas que incorporan energía solar para autoconsumo se encuentran en la plaza Ezcabazábal 12-13 de Burlada.

Estas 38 viviendas del parque de alquiler de Nasuvinsa han sido visitadas por el vicepresidente y titular de Vivienda del Gobierno de Navarra, José María Aierdi.

En ellas, por primera vez, se ha instalado un equipo fotovoltaico para abastecer de electricidad sostenible a los servicios comunes del edificio y además, según detalla el Ejecutivo Foral, se ha incorporado una novedosa aplicación de monitorización que permite conocer en todo momento el comportamiento de consumo energético de cada vivienda.

Los 34 paneles colocados en la cubierta se suman a otras actuaciones como la envolvente térmica de la fachada o la sustitución de las viejas calderas individuales por un sistema central de calefacción y agua caliente sanitaria, que han permitido mejorar el nivel de eficiencia energética del inmueble y elevar el grado de confort en el interior de las viviendas. La inversión total de Nasuvinsa asciende a 2.096.000 euros.

Esta intervención, en palabras de Aierdi, representa un nuevo paso en la apuesta estratégica del Gobierno de Navarra por promover el uso de las energías limpias y más respetuosas con el medio ambiente.

"Supone no sólo una respuesta a la emergencia climática en el actual proceso de transición energética, sino que también nos hace menos dependientes de los combustibles fósiles, más caros y contaminantes, y nos ofrece una herramienta para paliar el fenómeno de la pobreza energética, en un contexto de costes desorbitados de la energía", ha sostenido.

Al respecto ha apuntado que "el precio más competitivo de las energías sostenibles cobra ahora una importancia social clave, cuando los precios de la energía están desbocados y se acentúan las dificultades de las familias para hacer frente al pago de la factura de la luz o el gas”".

Además, estas viviendas están conectadas mediante un equipo telemático con la plataforma de gestión energética de Nasuvinsa, una novedosa aplicación que permite monitorizar durante las 24 horas el comportamiento energético en el interior de cada uno de los pisos del parque público, tanto de las promociones de nueva construcción del Plan de Alquiler Navarra Social Housing, como de los bloques propios rehabilitados por la sociedad pública.

Las viviendas de Ezcabazábal, 12-13, según subrayan, han visto mejorado sustancialmente su nivel de eficiencia energética, que les ha permitido pasar de la anterior calificación E a la actual A de “Muy eficiente”, el máximo valor en la escala de clasificación energética de edificios, con una reducción de la demanda de calefacción de hasta un 93 % y de la emisión de CO2 a la atmósfera en un 85 %, según el certificado emitido una vez concluidas las obras.

Los 34 paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta del edificio se encuentran ya en servicio para abastecer de electricidad sostenible las necesidades de consumo de los espacios comunes y están también conectados para su monitorización a la plataforma de gestión energética, al igual que las 38 viviendas citadas.

El diseño de la instalación fotovoltaica permitirá, en su caso, verter a la red el excedente de producción eléctrica.

El proyecto de rehabilitación energética de Ezcabazábal, 12-13 ha sido redactado por los arquitectos Íñigo Peralta y Carlos Fernández, de ICM Arquitectos, que han llevado igualmente la dirección de obra, mientras que el arquitecto técnico Javier Aranguren ha dirigido la ejecución de la obra y el ingeniero César Sesma ha sido responsable de las instalaciones.

Esta acción se engloba dentro del proyecto europeo LIFE-IP NAdapta-CC, liderado por el Gobierno Foral, como actuación piloto dentro de la acción C6.4 para adaptación de edificio público residencial al cambio climático.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rehabilitan unas viviendas públicas en Burlada con placas solares para su autoconsumo