SOCIEDAD

Los sindicatos se unen en su exigencia a las empresas para que cumplan las medidas de prevención

Critican que las compañías prioricen el beneficio económico a costa de la seguridad de las plantillas.

Imagen de un trabajador de la construcción con un casco y arneses como medidas de protección ante posibles accidentes laborales. ARCHIVO
Imagen de un trabajador de la construcción con un casco y arneses como medidas de protección ante posibles accidentes laborales. ARCHIVO  

UGT, ELA y LAB han pedido este lunes a las empresas que cumplan los planes de prevención y las medidas de seguridad para evitar accidentes laborales como el que ha costado la vida al operario de un camión grúa en el camping de Artaza.

Para ELA, que ha reclamado a la patronal que "abandone su estrategia de priorizar el beneficio económico a costa de la seguridad de las plantillas", es necesario además que el Gobierno "renuncie al ineficaz diálogo social en salud laboral".

Tras mostrar su apoyo y solidaridad a los familiares y compañeros del fallecido, el sindicato ha exigido "una exhaustiva" investigación para esclarecer las causas del siniestro y depurar responsabilidades en este segundo accidente mortal en cinco días, que se suman a los 15 registrados a lo largo del 2019.

Ha subrayado con estos datos el incremento de la siniestralidad, que ha dicho que guarda relación directa con el deterioro de las condiciones laborales, la falta de integración de la prevención y la insuficiencia de las políticas públicas, por lo que ha llamado a la movilización y a la lucha "frente a esta sangría que en la última década se ha llevado por delante la vida de más de un centenar de personas en Navarra".

LAB, por su parte, que también ha mostrado su solidaridad y apoyo a la familia, allegados y compañeros del trabajador fallecido en el Camping Urederra, ha indicado que "casi todos los accidentes se pueden evitar, y los mortales a consecuencia de caída de altura son absolutamente evitables, siempre que se tomen unas básicas medidas de seguridad".

"La precariedad en este tipo de trabajos realizados a la intemperie no es algo nuevo desgraciadamente", ha recordado, al tiempo que ha añadido que la misma se refleja "mayoritariamente en forma de prisas, ritmos de trabajo, maquinarias en algunos casos inseguras, incluso a veces obsoletas, sin un adecuado estado de conservación y mantenimiento".

POLÍTICAS DE PREVENCIÓN "INSUFICIENTES"

Por ello, ha sostenido que las políticas de prevención aplicadas y los seguimientos que se realizan "son insuficientes", porque la salud de los trabajadores "no es un tema que ocupe ni preocupe a patronal ni a instituciones, que solamente miran sus beneficios, obviando en muchas ocasiones la precariedad y explotación existente que tantos accidentes, incapacidades y pobreza genera".

Y en este sentido, ha denunciado que "la presión que se ejerce desde las instituciones a las empresas para adecuar, corregir y llevar a cabo los planes de seguridad, las coordinaciones preventivas entre empresas matrices y subcontratas, la correcta planificación de la actividad preventiva es en cuantiosas ocasiones nula, para cumplir expediente en muchos casos, y solamente tras acontecer el suceso se ponen manos a la obra, no con clara intención preventiva, sino recaudatoria".

El camino de la solución para LAB pasa por que se transfieran a Navarra las competencias de Inspección Laboral y se otorguen más al Instituto de Salud Pública y Laboral, de forma que se puede terminar "con esta sangría y con estos auténticos hormigueros de precariedad que se dan no solo en el sector relacionado con la construcción y servicios de mantenimientos, sino también en el resto de sectores, que ven cómo sus estadísticas de accidentalidad van creciendo de modo vergonzoso e indignante".

Por último, UGT ha manifestado su preocupación ante el nuevo accidente laboral mortal, y ha reclamado que se investiguen las causas que lo han provocado y que se adopten medidas efectivas para detener el aumento constante de la siniestralidad laboral que se está produciendo en la Comunidad foral.

UN INCREMENTO DEL 31%

El sindicato ha recordado que, desde la entrada en vigor de la reforma laboral en el 2012, los accidentes laborales han aumentado en Navarra un 31%, medidos en índices de incidencia, pasando de 28,2 a 37 accidentes por cada mil trabajadores, "cifras que son inaceptables en una sociedad avanzada como es la nuestra".

La organización ha reiterado que "los recortes de inversión en medidas preventivas aplicados durante la crisis por muchas empresas, el descontrol provocado por la cadena de subcontratación, la creciente precariedad laboral en forma de temporalidad abusiva, rotación en los puestos y carencias de información y formación sobre los riesgos que implica la actividad, y las medidas de prevención necesarias son los principales factores que están provocando esta escalada letal de la siniestralidad laboral".

Por todo ello, ha exigido la adopción urgente de medidas eficaces para combatir los accidentes laborales, que "deben tener en cuenta la información extraída de las investigaciones realizadas, en el marco de un plan de lucha contra la siniestralidad laboral que debe contar con la implicación de todas las instituciones, entidades y agentes sociales implicados".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los sindicatos se unen en su exigencia a las empresas para que cumplan las medidas de prevención