EDUCACIÓN

Prevén que centros públicos y concertados navarros tengan una reserva obligatoria de plazas para alumnado desfavorecido

"La planificación tendrá por objeto una educación de calidad, equitativa, evitando situaciones de segregación escolar", ha insistido Gimeno.

Un alumno durante una clase en el colegio. ARCHIVO
Un alumno durante una clase en el colegio. ARCHIVO  

El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha diseñado un proyecto de decreto foral por el que se regulará la admisión de alumnado en los centros públicos y privados concertados del ámbito no universitario, un proyecto en el que se establece como obligatorio que todos los centros establezcan una reserva de plazas para alumnado desfavorecido.

El consejero de Educación del Ejecutivo foral, Carlos Gimeno, ha afirmado en una rueda de prensa que el departamento tiene "la firme convicción de que todos los centros sostenidos con fondos públicos tienen que tener los mismos derechos pero obviamente también las mismas obligaciones".

Gimeno ha explicado que el proyecto inicia ahora su recorrido, que pasa por el Portal de Transparencia, el periodo de alegaciones, el Instituto Navarro de Igualdad, o el Consejo Escolar, por lo que "es una cuestión todavía de largo recorrido" para que pueda entrar en vigor en la preinscripción para el siguiente curso académico de Educación Infantil y Primaria, es decir, en la preinscripción de febrero-marzo de 2021.

El decreto prevé que la reserva de plazas para alumnado desfavorecido se haga durante todo el periodo de preinscripción y matricula ordinaria, aunque el Gobierno no ha concretado todavía qué porcentaje de reserva será obligatorio.

El consejero ha señalado que "el objetivo fundamental de este decreto es la igualdad de oportunidades y la acción fundamental es la distribución equilibrada del alumnado desfavorecido".

"El objetivo es avanzar hacia la consecución de nuevas responsabilidades, que recaen en el departamento y que tienen mucha relación con la garantía del derecho a la educación, con el acceso a la educación en condiciones de igualdad, con la libertad de elección de centro y con el adecuado equilibrio de distribución entre los centros escolares de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo", ha explicado.

A tal efecto, el decreto foral pretende "establecer mecanismos que contribuyan a una mayor calidad en la gestión del proceso de admisión a través de varios principios reguladores que establezcan la no discriminación, la igualdad en la aplicación de las normas, la calidad educativa, la igualdad de oportunidades y la cohesión social".

Estos principios se traducen en medidas como la mencionada reserva obligatorio de plazas para alumnado desfavorecido en todos los centros sostenidos con fondos públicos.

Además, según Gimeno, se buscará "evitar la segregación escolar en las actuaciones de planificación educativa por parte del departamento, y se escolarizará de forma adecuada al alumnado con desventaja social, económica o cultural".

El decreto también prevé que se establezcan "áreas de influencia para los centros públicos y concertados de un mismo ámbito territorial determinadas por desarrollo reglamentario y atendiendo fundamentalmente a criterios de eficacia y eficiencia de los recursos públicos".

"La planificación tendrá por objeto una educación de calidad, equitativa, evitando situaciones de segregación escolar", ha insistido.

Gimeno ha señalado que "existen siete centros en Navarra que soportan mas de un 70% de alumnado con necesidades educativas de apoyo educativo". "Si no se toman decisiones por parte de la Administración estos centros se pueden convertir en verdaderos guetos educativos que no facilitan la educación", ha afirmado.

HERMANOS Y PROXIMIDAD, PRINCIPALES CRITERIOS DE ADMISIÓN

El consejero ha explicado que se habilitará la solicitud de admisión de forma telemática, sin eliminar la solicitud en los centros. Los criterios para la escolarización serán cuatro, pero los dos que más peso tendrán serán la existencia de hermanos y la proximidad del domicilio o del lugar de trabajo.

También se tendrán en cuenta la discapacidad en el alumnado, el padre, la madre o el hermano, o la renta per cápita.

Otra novedad que ha preparado el Gobierno tiene que ver con los empates en las puntuaciones de los solicitantes.

"Se dispone que, con independencia del orden de la solicitud, cada solicitante concurrirá con la puntuación resultante de la baremación en cada uno de los centros solicitados, de tal modo que en cada centro la admisión se producirá por orden decreciente de puntuación asignando a cada solicitante la plaza de prioridad más alta entre las que sea admitido", ha explicado el consejero.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Prevén que centros públicos y concertados navarros tengan una reserva obligatoria de plazas para alumnado desfavorecido