PREMIUM  SOCIEDAD

Una silla para Noa y una beca para Daisy: los logros de la solidaridad de los trabajadores de Cinfa

La empresa navarra y sus empleados destinan 14.000 euros a cuatro proyectos centrados en mejorar la vida de varios niños.

El proyecto solidario de Cinfa, Teaming, ayudará a Aspace Navarra, la pequeña Noa, las gemelas Iraia y Naroa y la ONG,  Amigos de Ositeti. CINFA
El proyecto solidario de Cinfa, Teaming, ayudará a Aspace Navarra, la pequeña Noa, las gemelas Iraia y Naroa y la ONG, Amigos de Ositeti. CINFA  

Los niños vuelven a ser protagonistas del ‘Teaming’ de Cinfa, en la sexta edición de esta iniciativa de solidaridad en equipo. Así, los cuatro primeros proyectos escogidos tienen como beneficiarios de las donaciones a tres niñas pequeñas en particular y a dos asociaciones que trabajan en favor de colectivos infantiles.

En los últimos meses, los trabajadores del laboratorio, junto con la propia empresa navarra, que duplica la cantidad reunida, han entregado 3.500 euros a cada una de las candidaturas elegidas por ellos mismos.

Los beneficiarios son Noa, una niña que padece una lesión cerebral desde su nacimiento; Iraia y Naroa, dos hermanas afectadas por una enfermedad rara; un programa de becas estudiantiles de la ONG Amigos de Ositeti, cuya labor es ayudar a la comunidad masai en Kenia; y el programa “Aprendemos a estudiar estudiando”, de Aspace Navarra.

UNA SILLA PARA NOA

Noa tiene 4 años y sufre una lesión cerebral de nacimiento que le afecta a nivel motor, por lo que no puede andar ni comer sola, ni tampoco mantenerse sentada, por ejemplo. Desde que nació, recibe sesiones continuas de fisioterapia para mejorar su problema de hipotonía (falta de fuerza en los músculos), así como sesiones de logopedia, para aprender a tragar y vocalizar.

Karla, su madre, explica que “aunque tiene limitaciones, sobre todo cognitivamente sí que va evolucionando. A nivel motor, es muy importante que siga recibiendo estimulación o que cuente con ciertos elementos para facilitarle la vida. Y todo eso se traduce para su familia en euros de inversión”, resume.

En este sentido, lo que más necesitaba Noa era una silla especial y muy resistente equipada con un motor para poder sentarse de forma adecuada y evitar malas posturas, al tiempo que le permitiera desplazarse y tener más movilidad y autonomía a largo plazo. “Hasta ahora, nos arreglábamos con moldes de escayola que poníamos en su silleta, pero no era una solución eficaz. Por eso pensamos que era un buen motivo para presentarnos al ‘Teaming’”.

Al conocer el caso de Noa, presentado por Txon Santander, abuela de la niña y trabajadora de Cinfa en el departamento de Garantía de Calidad, los ‘teamers’ se volcaron y consiguieron convertir “La silla de Noa” en el primer proyecto a abordar en esta edición.

Así llegó la silla azul –el color favorito de la pequeña- a casa de Karla, quien cuenta que con “este regalazo caído del cielo Noa está feliz. Va súper orgullosa y ya es consciente de que ahora forma parte de ella y de que es su ayuda para moverse y lo será por mucho tiempo”, resume la madre.

Igualmente “agradecida con mayúsculas a mis compañeros” se muestra por su parte Txon, quien expresa que “aunque nos costó mucho hacer pública la enfermedad de Noa, nos decidimos porque el objetivo del ‘Teaming’ es ayudar. Ahora, siempre que veo la silla me acuerdo precisamente del gran apoyo que supone esta aportación de los ‘teamers’ y la empresa”.

LA RARA ENFERMEDAD QUE PARALIZA A IRAIA Y NAROA

La solidaridad entre compañeros también es la esencia del segundo proyecto, titulado “Paso a paso, siempre juntas” y personificado en Iraia y Naroa, dos hermanas de 4 años que son las sobrinas de Amaya Reyero, quien al igual que Txon, trabaja en Cinfa, en Almacén. El año pasado, las niñas fueron diagnosticadas de una distrofia muscular congénita, registrada dentro de las conocidas como “enfermedades raras”.

Javier, padre de las mellizas, explica que “todo fue bien –aparentemente- hasta los 2 años, cuando empezamos a notar comportamientos tardíos y dificultades a la hora de dar sus primeros pasos, mantener el equilibrio, intentar incorporarse o realizar cualquier actividad de este tipo que otros niños de su edad desarrollaban sin problemas".

A partir de ahí, los médicos les realizaron varias pruebas que concluyeron con el jarro de agua fría del diagnóstico. "Aunque a nivel cognitivo no tienen problemas, su aparato motor no funciona bien y la única forma de ralentizar o evitar que esta enfermedad sin cura siga mermando sus capacidades es recibir terapia intensiva de hidroterapia y fisioterapia”, resume el padre de las gemelas.

Las dos niñas acuden varios días a la semana al fisioterapeuta, a la piscina, a sesiones en una clínica privada donde se ejercitan a través de diversas técnicas y han probado con varias soluciones de ortopedia como prótesis, plantillas... “Nosotros tenemos la mente abierta a cualquier posible solución que pueda mejorar la calidad de vida de Iraia y Nerea”, asegura su padre.

“Nos ayudaría mucho saber qué podemos esperar tras este diagnóstico, pero los médicos no se atreven a decirnos sí podrán hacer esto o aquello o hasta dónde van a llegar. La investigación en este tipo de enfermedades raras debería ser prioritaria, aunque desgraciadamente no es así”, lamenta.

Por todo ello es tan importante contar con un respaldo económico como el que acaban de recibir de los trabajadores de Cinfa, para poder hacer frente a una situación que “cuando llega, te cambia la vida”, como expresa Javier.

En este sentido, Amaya, tía de las niñas, explica que “las presenté al ‘Teaming’ porque me parecía una forma bonita de que mis compañeros viesen que estos temas son más cercanos de lo que muchas veces creemos. Y con su respuesta se ha demostrado la solidaridad y el buen hacer de las personas en esta empresa”, asegura. “Con esta ayuda vamos a cubrir los tratamientos que ambas necesitan durante los próximos meses”, concreta Javier, quien también valora “el interés y esfuerzo de todas las personas que, sin conocernos personalmente, se han volcado con una familia”.

EDUCACIÓN PARA LOS MASAI EN KENIA

El tercer proyecto del ‘Teaming’ en Cinfa cruza fronteras y llega hasta el corazón de la comunidad masai mara en Kenia (África). Allí, la ONG Amigos de Ositeti desarrolla un proyecto educativo con los niños de esta minoría étnica y, con ellos, la solidaridad de los trabajadores de Cinfa se ha convertido en una beca de estudios para Daisy, una joven de 19 años que va a comenzar la carrera de Magisterio de Ciencias.

Victoria Olivares, presidenta de esta asociación, cuenta que “nuestro proyecto educativo en Ositeti empezó con una escuelita de primaria con 40 alumnos en la que ahora albergamos a más de 500. Recientemente, pusimos en marcha este programa de becas ante la imposibilidad económica que presentan las familias de los alumnos de asumir el coste que conllevan los estudios superiores. Todos ellos son muy buenos estudiantes y se merecen una oportunidad, por lo que cuando recibimos una ayuda como esta, nuestros corazones saltan de alegría”, añade.

Concretamente, esta beca financiada por el ‘Teaming’ “abarca todo lo que Daisy va a necesitar en los próximos tres años: uniforme, calzado, el internado, el transporte para poder visitar a su familia de vez en cuando y, por supuesto, la matrícula de la universidad. Nuestra intención es que los chicos y chicas que reciben esta especie de “apadrinamiento” estén atendidos lo mejor que podamos”, puntualiza.

Y es que la importancia de la educación en esta zona del planeta es primordial para que los jóvenes masais puedan optar a un futuro más allá de cuidar del ganado o del hogar, “especialmente cuando existe el sesgo añadido de ser mujer y perteneciente a una tribu minoritaria”, apostilla Victoria. 

Esa posibilidad de “formar a grandes personas y ayudarles a cumplir sus sueños” es lo que motivó a Marta Portero, delegada de Visita Médica de Cinfa y voluntaria de la ONG desde su inicio, a presentar este proyecto a los ‘teamers’. “El objetivo de Amigos de Ositeti y, sobre todo de los voluntarios que la formamos, es preparar a los más pequeños mediante la educación, para que adquieran recursos con los que asegurarse un futuro sostenible, pero conservando sus raíces e identidad. El ‘Teaming’ supone un impulso enorme para el desarrollo de esa idea”, concluye.

UN PROGRAMA PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS CON PARÁLISIS CEREBRAL

También se centra en la educación el último proyecto apoyado por los ‘teamers’ de Cinfa: el programa “Aprendemos a estudiar estudiando” de Aspace Navarra, que busca enseñar recursos y técnicas de estudio a niños y niñas con parálisis cerebral.

Ana Abaurrea, directora del Servicio de Acogida, Orientación y Rehabilitación de esta entidad, comenta que “se trata de un servicio de asesoramiento a los padres y familias de niños afectados, en el que les explicamos cómo aprenden sus hijos y cómo pueden ayudarles una vez que salen fuera del entorno escolar y están en casa con ellos. Las familias forman parte fundamental del desarrollo personal e integración de los niños”, indica.

Este servicio se puso en marcha en enero y actualmente acuden a él unos 15 niños de diferentes edades. “Les proporcionamos atención individualizada para evaluar cada situación, mantenemos una coordinación directa con sus profesores en los colegios a los que acuden, hacemos grupos de estudio por edades y apoyamos a los padres para el trabajo en casa, todo ello bajo el modelo de educación inclusiva que trabajamos en Aspace”, aclara la directora.

Lo que la colaboración del ‘Teaming’ ha posibilitado ha sido la continuidad de este programa, “porque hemos visto que existe demanda y con esta dotación económica podemos asegurar el mantenimiento del servicio sin coste por parte de las familias”, comenta Ana satisfecha.

Precisamente “satisfacción y una gran alegría” es lo que siente David Erice, trabajador de Producción de Cinfa e impulsor y conocedor de este proyecto. “Vi que existía una necesidad porque mi hija Anne acude al centro diariamente y pensé que entre todos podíamos hacerlo realidad. Ahora estoy feliz por haberlo conseguido y por comprobar que existen empresas que, junto a la implicación de sus empleados, ponen de su parte para llevar a cabo proyectos tan necesarios para personas con dificultades”, concluye.

Los trabajadores de Cinfa continúan reuniendo donaciones para seguir abordando el resto de proyectos elegidos en esta sexta edición.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una silla para Noa y una beca para Daisy: los logros de la solidaridad de los trabajadores de Cinfa