EDUCACIÓN

Dimite José Luis Mendoza, consejero de Educación, después de dos años dando tumbos en el departamento

María Solana vuelve a sustituir a otro consejero del Gobierno Barkos, tras relevar a Ana Ollo en la portavocía del Gobierno.

El Consejero Mendoza, acompañado por María Solana. PABLO LASAOSA
El Consejero Mendoza, acompañado por María Solana. PABLO LASAOSA  

La situación inaguantable en el departamento de Educación ha llevado a José Luis Mendoza, consejero de Educación, a presentar su dimisión en la tarde de este martes en Pamplona. Mendoza ha llevado la Educación en Navarra a uno de sus peores momentos, con decisiones polémicas y enfrentado a la mayoría de los sectores. 

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno, ha aceptado la dimisión de Mendoza y ha decidido volver a utilizar a su habitual apagafuegos, María Solana, para el cambio. Solana ya sustituyó como portavoz a la consejera Ana Ollo, y entró en las sesiones de Gobierno sin cartera hasta este momento. 

La aceptación de esta dimisión se hará efectiva el miércoles con la firma del decreto Foral de la presidenta por la que cesa al consejero Mendoza, quien había accedido al cargo en julio de 2015.

Asimismo mañana miércoles firmará el decreto de nombramiento de María Solana como nueva consejera de Educación, quien continuará ejerciendo como portavoz del Ejecutivo foral.

La toma de posesión de María Solana como nueva consejera de Educación se producirá mañana miércoles a las 13 horas en el Salón del Trono.

La presidenta Barkos ha agradecido profundamente la labor desempeñada por José Luis Mendoza por, según ella, su "implicación y el esfuerzo dedicado durante el tiempo en que ha desempeñado el cargo".

UNA POLÉMICA GESTIÓN

La trayectoria de Mendoza al frente de la cartera de Educación ha estado marcada por la polémica y no son pocas las críticas que ha recibido, tanto dentro del arco parlamentario como de la propia ciudadanía.

Uno de los temas más controvertidos y que más malestar han generado fue precisamente la moratoria del Programa de Aprendizaje en Inglés (PAI), que se traduce en la paralización de este proyecto que ya estaba dando sus frutos en los colegios navarros.

En contrapartida, en la gestión del consejero, que siempre contó con el beneplácito de Barkos, ha primado, precisamente, el impulso de otra lengua: el euskera. No han sido pocas las ayudas que ha impulsado para extender la lengua por todo el territorio navarro.

Destaca, por ejemplo, el impulso del modelo D (educación totalmente en euskera), que fue el protagonista de una 'sonada' campaña de publicidad institucional, situándolo por encima del resto de modelos. 

Otra de las acciones más polémicas que ha llevado a cabo el titular de Educación fue la gestión de las becas universitarias, afectando directamente a los alumnos de la Universidad de Navarra, que no dejaron de manifestar los nefastos efectos que el nuevo plan tendría en la economía de sus familias y en el devenir de sus estudios.

Tampoco la educación de los más pequeños ha escapado del "efecto Mendoza" y en las escuelas infantiles en manos del Gobierno de Navarra se respira preocupación. En este caso, por la suspensión del proceso de admisión en estos centros, así como por la opacidad de sus criterios de admisión.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dimite José Luis Mendoza, consejero de Educación, después de dos años dando tumbos en el departamento