• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 15:51

 

 
 

SOCIEDAD

El desbordamiento de una regata desaloja a 24 familias en Bera: las riadas en Navarra

Pese a que no se han producido grandes afecciones, hay más de una decena de carreteras afectadas mientras el caudal baja hacia la Ribera.

Imagen de la fuerza del río Ulzama este lunes a su paso por el Batán de Villava tras las últimas lluvias caídas en la comunidad Foral, las cuales no ha provocado afecciones importantes y se espera a la evolución del caudal de los ríos en las próximas horas para poder desactivar las alertas. EFE/Vilar López
Imagen de la fuerza del río Ulzama este lunes a su paso por el Batán de Villava tras las últimas lluvias caídas en la comunidad Foral, las cuales no ha provocado afecciones importantes y se espera a la evolución del caudal de los ríos en las próximas horas para poder desactivar las alertas. EFE/Vilar López

Un total de 24 familias han sido desalojadas de los bloques de viviendas de Bera que se han visto afectados por el desbordamiento de una regata cuyo cauce ha quedado taponado. El agua ha arrastrado la tierra y ha podido alcanzar los cimientos del edificio, existiendo riesgo de posibles derrumbamientos.

Una llamada recibida a las 18.19 horas en el teléfono 112 de SOS Navarra informaba de que el taponamiento de la Kalbarioko Erreka había provocado el desvío de la corriente de agua hacia la plaza Zaharra. La fuerza del agua ha arrastrado la tierra en la que se asienta un grupo de viviendas, alcanzando los cimientos, lo que ha aconsejado el desalojo preventivo de las personas que en ese momento se encontraban en el edificio. La regata tiene un caudal muy superior al habitual como consecuencia de las fuertes lluvias registradas en las últimas horas, según ha informado el Gobierno de Navarra.

Bomberos del parque de Oronoz y bomberos voluntarios de Bera, junto con agentes de Policía Foral, han dirigido el desalojo de los inquilinos, para los que el Servicio de Protección Civil busca alojamiento en casas de familiares o amigos, y también se ha preparado el albergue de Santesteban para acoger a quienes lo precisen. La directora general de Interior, Amparo López Antelo, sigue desde la sede de Protección Civil con el responsable el servicio, José Javier Boulandier, el desarrollo de los acontecimientos.

Un arquitecto va a inspeccionar el estado de los inmuebles para determinar si existe riesgo de derrumbamientos y tomar las medidas oportunas. En el lugar se encuentra el alcalde de Bera, Aitor Elexpuru, junto a otros miembros del Ayuntamiento de la localidad.

Se encuentran cortadas por inundación las carreteras NA-30, accesos a Landaben, al formarse una balsa de agua en el paso subterráneo; la NA-601 (Campanas-Lerín) de los kilómetros 23 al 30; la NA-6140 (Tafalla - Miranda de Arga) entre los kilómetros 10+900 y 13+200 por desbordamiento del río Arga; en el kilómetro 3 la NA-1300 (Irurzun - Guipúzcoa) por el desbordamiento del río Larraun; la NA-6120 (Lerín - Berbinzana) cortada entre los kilómetros 7+250 y 9+400;  NA-7065 (acceso a Urritzola); NA-1210 (Ventas de Arraitz-Endarlatsa) entre los pk. 40 y 41,5; NA-7010, (Astrain-Irurzun) desde el 17,5 al 20,9 y en el pk. 11; y NA-2410 (Barranca), entre los pk 12,5 y 13,5 y desde el 15,3 al 16,9.

Además, en la NA-137 (Burgui-Isaba-Francia), en la Venta de Juan Pito, es obligatorio el uso de cadenas a partir del kilómetro 47.

LAS CRECIDAS BAJAN A LA RIBERA

Aunque los ríos experimentan una crecida ordinaria como consecuencia del episodio de lluvias que viene registrándose en las últimas horas, sin producir daños de importancia, el Gobierno de Navarra mantiene activado el nivel de preemergencia del Plan Especial de Emergencia por Inundaciones porque el episodio no ha finalizado y para facilitar el seguimiento del mismo a lo largo del territorio foral ante la posibilidad de que la avenida afecte a las infraestructuras hidráulicas dañadas por las riadas de diciembre.

En la reunión celebrada esta mañana por el comité técnico asesor del Plan, en la que han participado la directora general de Interior, Amparo López Antelo, y el director del Servicio de Protección Civil, José Javier Boulandier, se ha constatado que la avenida se puede considerar ordinaria y queda lejos de los niveles registrados en la de diciembre. En el caso del Arga a su paso por Pamplona el caudal máximo no ha superado los 300 m3/s, cuando hace un mes llegó prácticamente al doble, 504 m3/s. Finalmente tampoco se ha desbordado en Etxauri a pesar de las aportaciones del Arakil y del Ultzama.

No obstante, se mantiene el nivel de preemergencia a la espera de ver el comportamiento del Arga en su curso bajo, a su paso por Falces y Funes, donde las motas e infraestructuras hidráulicas resultaron dañadas en la anterior riada. Se espera que el río alcance su máximo nivel en esta zona hacia las 19.30 horas de hoy. No se esperan problemas en el Ebro, que alcanzará un caudal de unos 1.650 m3/s, muy por debajo de los 2.800 registrados en diciembre, sobre las 5.30 de la próxima madrugada.

En Tudela, se ha activado el nivel de emergencia 0 de riesgos de inundaciones. Las predicciones siguen manteniéndose en 1.557 m3/s por lo que se estima que el pico del caudal de Ebro llegué mañana martes a las 12:45 horas

También se mantiene el seguimiento de la evolución del Salazar y el Esca, porque a las abundantes precipitaciones de lluvia registradas hay que sumar la nieve fundida en los Pirineos, lo que hace que en ambos ríos se están midiendo niveles que superan a los del anterior episodio. Así mismo se vigila la evolución de los cursos de la vertiente cantábrica.

La Dirección General de Interior y el Servicio de Protección Civil se mantiene en contacto con los ayuntamientos que pudieran verse afectados por inundaciones, aunque se descarta que haya viviendas en situación de riesgo.

Más de una docena de tramos de carretera, todos ellos en la red secundaria, se encuentran cerrados al tráfico como consecuencia del desbordamiento de los ríos y la formación de balsas de agua causados por el temporal de lluvia que afecta a la mitad norte de Navarra. Las principales afecciones se producen en la Barranca por la crecida del río Arakil y en el corredor del Bidasoa, que también se ha desbordado.

[CONOZCA AQUÍ EL ESTADO DE TODOS LOS RÍOS NAVARROS]

Aemet activó el aviso de color amarillo por precipitaciones que, en la vertiente cantábrica, pueden alcanzar los 60 litros en 12 horas, con acumulaciones locales de hasta 100 litros en todo el episodio de lluvias, que está previsto que finalice a las 24 horas de hoy, lunes. El aviso de color amarillo se extiende al Pirineo Navarro por la posibilidad de que se produzcan nevadas con acumulación de hasta 5 cm. a partir de los 1.300 metros. Por debajo de esa cota las precipitaciones serán de lluvia y podrían recogerse 50 litros hasta la próxima medianoche, con registros locales de hasta 100 litros.

A la vista de las predicciones meteorológicas, la persistencia de las lluvias y la necesidad de realizar el seguimiento de la situación pluviohidrológica, el director del Servicio de Protección Civil y Emergencias, José Javier Boulandier, activó este domingo, a las 14 horas, el nivel de preemergencia del Plan Especial de Emergencia por Inundaciones de la Comunidad Foral de Navarra.

Aemet también tiene avisos amarillos por el riesgo de aludes en el Pirineo y de rachas de viento del noroeste de hasta 80 km/h en la vertiente cantábrica y de 70 km/h en la parte occidental de la zona centro de Navarra.

El Gobierno de Navarra ruega precaución a los conductores ante la posibilidad de que se formen balsas de agua en las carreteras y aconseja consultar la red viaria antes de iniciar un desplazamiento en la web o en el teléfono 848423500. Así mismo recomienda no aparcar vehículos en las zonas habitualmente inundables y retirar los que se encuentren estacionados en ellas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El desbordamiento de una regata desaloja a 24 familias en Bera: las riadas en Navarra