EDUCACIÓN

Devastados y sin explicación: los opositores navarros de Educación exigen soluciones al Gobierno

Solo en la especialidad de inglés, el 89% de los aspirantes de castellano y el 84% de euskera han suspendido la primera fase y casi la mitad de ellos con menos de un 2'5.

Imagen de los exámenes de oposiciones de Secundaria celebrados en el IES Iturrama. PABLO LASAOSA
Imagen de los exámenes de oposiciones de Secundaria celebrados en el IES Iturrama. PABLO LASAOSA  

Unas notas "desconcertantes y demoledoras". Así califican los opositores de Educación Secundaria en Navarra los datos de los exámenes organizados por el Gobierno foral, con 8 de cada 10 aspirantes suspendidos en la primera fase.

A través de un comunicado, los candidatos a la OPE de Educación en Secundaria y Formación Profesional en la especialidad de inglés han manifestado su indignación y desconcierto por la "falta de transparencia en la preparación y el desarrollo de las pruebas", tanto en el modelo de castellano como en euskera.

"Sentimos una indefensión absoluta tras las pruebas al no poder acceder a las correcciones y exigimos que nos argumenten las notas recibidas por cada uno de los miembros de los diferentes tribunales, compuestos por profesores compañeros de la misma especialidad", reclaman los afectados. 

Según los propios opositores, los resultados de la OPE en inglés, como en el resto de especialidades, son "devastadores". Sólo en la especialidad de inglés, entre el 84 y el 89% de los aspirantes ha suspendido el examen, y la mitad de ellos con notas inferiores a un 2'5 después de años preparando este examen.

En Inglés Modelo D (euskera), un 84% de los opositores ha suspendido la primera fase eliminatoria, de los que un 38.6% ha recibido notas por debajo del 2.5, la nota mínima para promediar las dos pruebas de la OPE. Por lo tanto, de 12 aprobados iniciales, sólo 8 han pasado la segunda fase y quedan 13 plazas desiertas de las 21 ofertadas.

Por su parte, en el modelo castellano, se repite el esquema: un 89% de los aspirantes ha sido eliminado en la primera fase, incluso con 4.99 de media, y casi la mitad de los opositores (un 46.41%) ha tenido notas entre 0 y 2'5. A falta de que concluyan las pruebas de la segunda fase, donde puede haber más suspensos, ya hay 5 plazas que se quedarán sin cubrir.

Los candidatos de la especialidad en inglés sostienen que su indignación no es una "rabieta por recibir valoraciones sospechosa y humillantemente" sino un enfado por la falta de transparencia y la imposibilidad de entender qué han hecho mal.

Ahondando en su denuncia, aseguran que los criterios de evaluación y corrección finalmente aplicados "no se corresponden con los publicados en la convocatoria". Aseguran que esos criterios públicos esgrimidos son "vagos, ambiguos y genéricos, y no hay constancia de que se fueran a aplicar penalizaciones".

Sobre una de las reclamaciones a un miembro del tribunal, en su comunicado los afectados por las oposiciones aseguran que respondió que "unos criterios son públicos y otros no", lo que califican como una gran falta de concreción.

INSTRUCCIONES CONTRADICTORIAS DURANTE EL EXAMEN

También denuncian haber recibido "instrucciones contradictorias" entre miembros del tribunal durante los propios exámenes. "Unos miembros admitían subrayar el texto, otros no; otros se pusieron muy estrictos con las marcas en el examen que hasta dudamos de qué signos ortográficos como comillas o gráficos ilustrativos anularían nuestro examen", ejemplifican.  

Una vez conocidos los resultados, advierten que el proceso de reclamaciones ha seguido un "oscurantismo total": "No hay posibilidad de ver los exámenes, ni de grabar la defensa de los pocos que han pasado a la programación y han suspendido".  

Ante el aluvión de reclamaciones, los candidatos a la OPE en inglés aseguran que las respuestas han sido "generalizadas, vagas e imprecisas y no responden a peticiones individuales". Además, añaden que hay reclamaciones certificadas de algunos afectados que no han sido contestadas y            tampoco figuran en las actas.

Los opositores esperan explicaciones por parte del departamento de Educación del Gobierno foral y aseguran que si no se responden sus dudas, solicitarán amparo al Defensor del Pueblo.

Por ello insisten en que se está vulnerando "un derecho tan básico como que se hagan públicos los criterios de evaluación seguidos, enseñen el examen y obtengamos una explicación de la calificación puesta por cada miembro del tribunal".

UGT INICIARÁ UNA RECOGIDA DE FIRMAS

De la misma opinión que han mostrado los opositores se muestra el sindicato UGT, que ha considerad como "completamente insuficiente" la atención que se está realizando a las reclamaciones de los candidatos.

Además de las reclamaciones en curso, UGT ha adelantado una serie de acciones que emprenderá con el arranque del próximo curso escolar y que consistirán en una recogida de firmas por la transparencia en los criterios de evaluación de futuras OPEs, la posibilidad de revisión de examen, no solo de la suma, así como en volver a poner sobre la mesa el sistema de acceso transitorio a la función pública.

La primera acción busca dar respuesta a la gran cantidad de solicitudes de los opositores en este sentido y que consideran "absolutamente necesaria" visto el resultado "tan decepcionante que está teniendo la oposición de Secundaria y F.P." en Navarra.

La revisión del examen se planteará en la mesa como un elemento necesario para la defensa del derecho de los aspirantes, ya que aseguran que no son de conocimiento general los criterios de evaluación.

BARKOS: "ESAS PLAZAS HAN DE SER CUBIERTAS"

Tras las críticas al proceso de oposiciones, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha considerado este jueves "absolutamente necesario un momento para la reflexión y el análisis de lo ocurrido" en las oposiciones de Secundaria y ha remarcado que "evidentemente" las plazas "han de ser cubiertas".

Preguntada sobre este tema por los periodistas en la rueda de prensa en la que ha hecho balance de la gestión del Gobierno, Barkos ha incidido en que "habrá de hacerse un análisis para solventar una situación que habrá de valorarse y que no sólo hemos vivido en Navarra, sino en el conjunto del Estado".

"Por lo tanto, deberemos hacer en Mesa Sectorial algún tipo de reflexión en este sentido", ha planteado para abordar la realización de estos exámenes y la reclamación sindical para cambiar su modelo a través de una reunión a nivel nacional.

Según ha indicado, "ahora lo que más nos preocupa es poder garantizar y se va a trabajar desde el primer minuto" en que "esas plazas han de ser cubiertas". "Ese es el trabajo más urgente", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Devastados y sin explicación: los opositores navarros de Educación exigen soluciones al Gobierno