SOCIEDAD

El Gobierno foral mira a otro lado tras conocer los datos negativos del paro y afirma que son "contradictorios"

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, prefiere quedarse con los datos de la Seguridad Social.

La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, presenta los datos del paro correspondientes al mes de agosto. IÑIGO ALZUGARAY
La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, presenta los datos del paro correspondientes al mes de agosto. IÑIGO ALZUGARAY  

La consejera de Derechos Sociales del Gobierno foral, Carmen Maeztu, ha señalado este viernes, tras conocer los datos del paro, que "el balance del empleo en Navarra resulta contradictorio" ya que el paro ha incrementado el 1,08% en términos interanuales y al mismo tiempo se cierra el año 2019 con 7.200 personas más trabajando.

En rueda de prensa para valorar los datos del paro conocidos este viernes, la consejera ha indicado que 2019 ha sido "el primer año en que se incrementa el paro desde el inicio de la recuperación en el año 2013" pero a la vez ha destacado que "nunca había habido tanta gente trabajando en Navarra".

"Somos la tercerca Comunidad que crece en afiliados a la Seguridad Social tras Madrid y Murcia", ha añadido.

Ha expuesto la consejera que "estos datos contradictorios parecen apuntar a un incremento de la población activa" aunque ha expuesto que "hay que analizar la situación con mayor profundidad".

Carmen Maeztu ha indicado que "dentro de los datos positivos, cerramos el año con otra cifra máxima como el número de contratos" y ha destacado también como "positiva" la bajada del paro de larga duración.

Según la consejera, "además del incremento del desempleo, es preciso señalar otros problemas como la importante brecha de género, y un incremento del desempleo entre los más jóvenes y los más mayores".

"Es también preocupante el estancamiento en cuanto al número de contratos indefinidos y el incremento de la contratación temporal más precaria y de jornadas parciales no deseadas", ha dicho.

Maeztu ha manifestado así que "con estos datos, nuestra prioridad es la aprobación lo antes posible del Plan de Empleo con el máximo consenso posible de los agentes económicos y sociales y que incida en la necesidad de generar empleo y de calidad".

Ha expuesto que la próxima semana se reunirá la comisión permanente y que la última semana de enero lo hará el pleno del Consejo de Diálogo Social, "avanzando con los agentes en la definición del esquema de trabajo que tendrá el nuevo Plan de Empleo". Ha esperado que se pueda disponer de dicho Plan para el mes de junio.

EN DATOS

El Gobierno foral ha destacado que 2019 cerró en Navarra con un récord histórico de afiliaciones a la Seguridad Social, 289.851 personas se contabilizaban a 31 de diciembre, 7.210 más (2,55%) que el ejercicio anterior y también crecieron los contratos en un 6,5% (1.715), pero "pese a estos datos positivos" el desempleo ascendió en un 1,08% (356 personas) hasta contabilizar 33.198 desempleados, "rompiéndose así la tendencia descendente de los últimos años".

En lo que se refiere a los datos mensuales, en diciembre, el paro aumentó en 782 personas (un 2,4%), mientras que las afiliaciones también descendieron en 1.374 personas (-0,47%). Según ha recordado la consejera, diciembre suele ser "un mes adverso" para el empleo en Navarra.

Entre las razones de ello, ha citado el menor peso del sector servicios, en comparación con el conjunto del Estado, "que hace que la campaña navideña tenga una menor repercusión".

También la menor demanda en la industria de alimentación y el menor dinamismo de las actividades relacionadas con el empleo entre las que se incluyen las Empresas de Trabajo Temporal, ligado al posible efecto de la ligera desaceleración económica.

"Sea como fuere, lo cierto es que todo aumento del desempleo resulta negativo y así se debe valorar", ha señalado.

Por su parte, en España el desempleo ha descendido mensualmente debido principalmente a la mayor incidencia de la campaña de fin de año aunque también hay que señalar que a un ritmo significativamente inferior al de otros años.

Ese descenso ha sido exactamente del -1,1%. En términos interanuales, el desempleo desciende un -1,2%.

AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL Y CONTRATACIÓN

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, los datos mensuales del mes de diciembre confirman el descenso de la afiliación.

En este caso, el número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de diciembre en las 289.851, por tanto, 1.374 menos que el mes anterior, un 0,47% mensual.

Sin embargo, ha detallado el Ejecutivo, el balance en términos anuales es "positivo". En un año se ha dado un aumento de 7.210 afiliaciones (2,55%). Se trata de un crecimiento del empleo superior al del Estado (2,02%).

"De hecho, en este pasado 2019, concretamente en octubre, se alcanzó la cota histórica de empleo en Navarra (291.465 afiliaciones)", ha indicado.

En cuanto a la contratación, el Servicio Navarro de Empleo registró durante el pasado mes han sido 27.975 contratos, esta cifra supone un descenso de 3.307 contratos respecto al mes anterior (un -10,6%). Sin embargo, respecto al mismo mes de 2019 se produce un aumento de la contratación del 6,5%, lo que supone 1.715 contratos más.

En términos anuales acumulados (enero-diciembre), se ha producido un crecimiento de la contratación del 3,6% respecto a 2018. Así, en 2019 el número de contratos registrados en Navarra ha sido de 398.817, una cifra histórica de contratación.

Respecto a su tipología, el peso de la contratación indefinida se ha situado en 2019 (media anual) en el 6,4% y por tanto el restante 93,6% han sido contratos temporales.

ALERTAN SOBRE EL ESTANCAMIENTO DEL EMPLEO

UGT considera que los datos de paro registrado durante el año pasado en Navarra "nos sitúan en una situación de alerta ante el estancamiento en la creación de puestos de trabajo y el aumento de la temporalidad y la desigualdad en nuestro mercado laboral".

El aumento del paro en 782 personas en diciembre y en 356 en el conjunto del año 2019, "en sentido contrario que el conjunto del país, que registró una ligera reducción", evidencian para la UGT "un frenazo en la recuperación del empleo que se ha producido en los últimos años, especialmente preocupante, dado que Navarra sigue creciendo económicamente por encima de la media nacional".

Junto a ello, señala la UGT en un comunicado, "la abrumadora temporalidad que caracteriza a las nuevas contrataciones, que llega casi al 94 % del total de los contratos suscritos en diciembre, indica que la precarización del empleo continúa imparable pese a la evolución positiva de la economía y al aumento de los beneficios empresariales".

Además, destaca, los datos "apuntan a otro de los graves problemas que lastran el empleo en nuestra Comunidad: la desigualdad". Así lo constata, indica la UGT, el hecho de que las mujeres representen un 57 % de las personas desempleadas y que los trabajadores extranjeros aglutinen un 20 % del total del paro registrado.

Para la UGT, "estos datos deben llevar a materializar de manera urgente los compromisos anunciados tanto por el Gobierno de Navarra, de impulsar un Plan de Empleo que sirva para impulsar la creación de puestos de trabajo de calidad, como por las fuerzas políticas que van a conformar el nuevo Gobierno de España, de derogar una reforma laboral como la de 2012, que ha disparado la precariedad y la rotación en el mercado de trabajo".

NO VEN UNA EVOLUCIÓN POSITIVA

El responsable de Estudios de ELA, Mikel Noval, ha asegurado en una nota que no hay razones para apreciar una evolución positiva del empleo en Euskadi y Navarra.

Mikel Noval ha destacado que el desempleo creció en diciembre y que el descenso durante el año 2019 es de "poco más de 5.000" personas entre el País Vasco y Navarra pese a que la economía creció en torno al 2 por ciento.

Además, ha destacado que más de 150.000 personas con un empleo buscan un nuevo puesto de trabajo ya que el paro registrado es de unos 150.000 y hay más de 315.000 demandantes de empleo.

Para el responsable de ELA, el problema es la precariedad y la "fuerte rotación" en los puestos de trabajo, como evidencia que en 2019 se haya firmado más contratos (1.406.992) que el número total de trabajadores que hay en Euskadi y Navarra.

Por su parte, la secretaria general de LSB-USO, MariBel Muñoz, ha considerado en otra nota que la "buena noticia" del descenso del paro en 2019 contrasta con el "preocupante" aumento de la contratación temporal.

"MÁS PARO Y MÁS PRECARIEDAD"

CCOO de Navarra ha considerado un "mal dato" que la Comunidad foral haya cerrado el año con 33.198 personas desempleadas porque supone "cerrar 2019 con más paro que en diciembre del 2018, concretamente con 253 personas más".

"Navarra encadena además tres meses seguidos de subida del paro", ha expuesto.

En un comunicado, el sindicato ha indicado que "el paro sigue siendo mayoritariamente femenino y afecta ya a 19.003 mujeres en nuestra comunidad: 6 de cada 10 personas en desempleo son mujeres, por lo que urge poner en marcha estrategias que garanticen la igualdad real en el empleo de las mujeres".

CCOO ha reclamado a los empresarios y a las administraciones "un cambio de actitud y mayor implicación para que faciliten la negociación de planes de igualdad con la representación de sus trabajadores y trabajadoras y cumplan con las obligaciones que establece la nueva normativa".

El sindicato ha alertado además de la precariedad laboral en las contrataciones. "En diciembre se firmaron 27.975 contratos, de los cuales 26.208 (un 93%) fueron temporales y 9.077 (un 33%) a tiempo parcial. Las mujeres firmaron 7 de cada 10 contratos a tiempo parcial", ha expuesto, para agregar que "la mala calidad de la contratación incrementa el número de personas asalariadas con relaciones laborales precarias".

El sindicato ha alertado de que "pese a alcanzar cifras históricas en afiliación a la Seguridad Social la precariedad laboral en forma de temporalidad y jornadas parciales sigue creciendo".

"Con datos de la Seguridad Social de noviembre, se observa cómo crece el número de personas asalariadas con jornadas parciales y/o con un contrato temporal. Resulta especialmente grave el aumento que experimenta las personas asalariadas con el tipo de contratación más precaria, temporal y a jornada parcial al mismo tiempo, ya que este colectivo de trabajadores y trabajadoras está mucho más expuesto a situaciones de vulnerabilidad y de exclusión. Si en enero de 2019 había 23.391 personas en esta situación, en noviembre son 25.054", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral mira a otro lado tras conocer los datos negativos del paro y afirma que son "contradictorios"