• sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:48

 

 
 

CABALGATA 2020

Una Cabalgata para la historia: Pamplona acoge con ilusión la 'accidentada' llegada de los Reyes Magos

Una caída y una avería han 'deslucido' la visita de Sus Majestades de Oriente bajo la atenta mirada de cientos de niños y niñas.

Cabalgata de los Reyes Magos en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Cabalgata de los Reyes Magos en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

De nuevo un día 5 vuelve a detener Pamplona. Los nervios y la emoción han recorrido un año más las calles de la capital navarra reflejados en las caras de los más pequeños, pero los accidentes y las averías han marcado esta jornada mágica.

A la caída del Rey Melchor en la Plaza del Ayuntamiento, también ha habido que sumar la avería de la carroza que trasportaba a Gaspar a la altura de la Plaza del Vínculo y que ha provocado la alteración del recorrido de la tradicional Cabalgata.

A pocos metros de encarar el Paseo de Sarasate, la 'nave' del Sabio pelirrojo, encarnada por un imponente cisne, se ha detenido y ha obstruido el paso al resto de la comitiva real.

A pesar de los incidentes, Melchor Gaspar y Baltasar han vuelto a centrar la atención y bajo una temperatura de unos 5-6 ºC, los de Oriente han transportado la ilusión y la emoción en una noche única para Pamplona.

Precisamente, entre gritos de emoción y alegría, las carrozas de la comitiva real han empezado su desfile pasadas las 19 horas, con un leve retraso que se ha visto agravado por los incidentes con los vehículos

Desde el Colegio Santa Catalina, en la calle Abejeras, la Cabalgata ha viajado hasta el Colegio de los Padres Escolapios, donde Sus Majestades han llegado con las dificultades anteriores sobre las 22 horas de la noche.

Además, entre las anécdotas de la jornada y según ha informado la Policía Municipal, los agentes pamploneses han encontrado a un perro perdido que vagaba solo a través del recorrido de la Cabalgata para también acompañar a los Reyes Magos en su 'paseo' por la ciudad.

Pero los grandes aclamados entre una comitiva que ha repartido más de dos toneladas de caramelos han sido, como siempre, Melchor, Gaspar y Baltasar. Entre los pamploneses que han acudido a ver a los de Oriente, se podían escuchar voces sobre los parecidos de los Reyes Magos de Oriente a algunos vecinos de la ciudad.

De hecho, algún padre comentaba cómo las barbas blancas de Melchor eran muy similares a las del empresario pamplonés Pello Juanicotena; el rostro de Gaspar se asemejaba al del director del pabellón Navarra Arena, Moncho Urdiáin; y cómo Baltasar tenía un tono de voz semejante al de Jean German Latús.

Los tres han saludado a todos los niños que han buscado su mirada en la calle Abejeras, plaza de los Fueros, avenida de Zaragoza y plaza Príncipe de Viana.

Como en la edición anterior, la comitiva real ha continuado por la calle Sancho el Mayor, Plaza del Vínculo, Paseo de Sarasate, Plaza del Castillo, avenida Carlos III y las calles Cortes de Navarra, Amaya y Arrieta.

En esta ocasión, y como la mayoría de las veces, la Cabalgata de Pamplona no ha conseguido incorporar a todas las personas que solicitaron en octubre su participación, incluso a quienes quedaron inicialmente en la lista de espera.

Sin contar los servicios de policía o emergencias, 556 personas han estado en la calle para acompañar a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Como novedad, en este 2020, los triciclos de carga han sido sustituidos por un pequeño tren en el que han viajado una treintena de personas, que se han encargado de repartir lo más de 2.000 kilos de caramelos y 20.000 bolsas con gominolas.

También han regresado a las calles de Pamplona las 150 ocas que han abierto paso a la carroza con el portal de Belén.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una Cabalgata para la historia: Pamplona acoge con ilusión la 'accidentada' llegada de los Reyes Magos