PREMIUM  SOCIEDAD

Critican que la subida salarial del 0,3% en el sector público está condicionada a que Navarra tenga superávit

"Para que ese 0,30% se reparta, Navarra debe acabar cada ejercicio presupuestario con más ingresos que gastos, sin importar todas las necesidades sociales que queden sin cubrir", ha reprochado ELA.

Manifestación del sindicato ELA por el primero de Mayo. PABLO LASAOSA
Manifestación del sindicato ELA por el primero de Mayo. PABLO LASAOSA  

ELA ha criticado que el acuerdo, firmado entre el Gobierno de Navarra y los sindicatos LAB, CCOO y UGT, para equiparar el puesto de trabajo de auxiliar administrativo (nivel D) con el de administrativo (nivel C), y que contempla un incremento del 0,3% de la masa salarial, está condicionado a que la Comunidad foral "acabe con superávit presupuestario" en el periodo 2018-2021.

Un acuerdo que "supone un reparto de 3,4 millones sobre un superávit público de 241 millones".

"Para que ese 0,30% se reparta, Navarra debe acabar cada ejercicio presupuestario con más ingresos que gastos, sin importar todas las necesidades sociales que queden sin cubrir", ha reprochado el sindicato en un comunicado en el que ha añadido que este requisito "resulta todavía más grave teniendo en cuenta que en Navarra tenemos una presión fiscal injustamente repartida y que se encuentra a la cola de la Unión Europea".

Representantes de ELA han comparecido este miércoles en la Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Parlamento de Navarra para valorar el acuerdo del 0,3% del sector público. En representación del sindicato han tomado la palabra Sonia Ontoria, responsable de la Federación de Servicios Públicos, Miren Goñi trabajadora del Servicio Navarro de Salud, y Pilar Rubio, trabajadora de Administración Núcleo.

Las representantes de este sindicato han destacado que "la obligación de acabar los ejercicios con superávit es la base de la política neoliberal". Han indicado que el acuerdo firmado en Navarra "obedece a los límites que el PP, CCOO y UGT acordaron en Madrid en marzo de 2018" donde "se fijó un incremento salarial para los años 2018-2020 que, además de no recuperar la reducción salarial que se aplicó en 2010, ni tan siquiera garantiza subidas salariales del IPC".

ELA ha considerado que "esta forma de negociación en la que los acuerdos se negocian en Madrid sin respetar las mayorías sindicales de Navarra" supone "la negación misma del autogobierno". Si bien al sindicato no le extraña la firma de este acuerdo por parte de UGT y CCOO, considera que "resulta difícil de comprender".

El apoyo de LAB al "avalar un acuerdo que tiene como base el cumplimiento del objetivo del déficit y aceptar que la negociación se decida en Madrid, limitando el papel de la Mesa General de Navarra a ser una simple sucursal donde administrar los acuerdos firmados por mayorías sindicales distintas a las elegidas aquí".

El sindicato ha censurado la "injerencia de Madrid" después de que el Gobierno de España haya "amenazado con anular el acuerdo". Con todo ello, ELA ha mostrado su compromiso con "el fortalecimiento del sector público y la mejora de la condiciones laborales".

Para ello, ha abogado por "finalizar las políticas económicas basadas en las políticas de austeridad" y realizar "una política fiscal que tenga como objetivo prioritario el reparto de la riqueza". Asimismo, ha apostado por "una negociación colectiva propia en Navarra sin que el ámbito de decisión resida en Madrid".

Finalmente, ha reivindicado que el Gobierno de Navarra elimine "las discriminaciones que sufren diferentes colectivos de la Administración para lo que resulta indispensable elaborar un estudio de todos los puestos y necesidades de trabajo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Critican que la subida salarial del 0,3% en el sector público está condicionada a que Navarra tenga superávit