• lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:22

 

 
 

SOCIEDAD

Voluntarios en Ribaforada contra la Covid-19: agradecen la labor de vecinos en los cribados masivos

El Ayuntamiento realizó un llamamiento para encontrar a 20 personas que ayudasen al servicio de Salud y la respuesta del pueblo supero todas las expectativas.

Jóvenes de Ribaforada participan como voluntarios durante el cribado masivo. GOBIERNO DE NAVARRA
Jóvenes de Ribaforada participan como voluntarios durante el cribado masivo. GOBIERNO DE NAVARRA

La participación ciudadana y de las asociaciones de las diferentes localidades en las que se están llevando a cabo cribados masivos son vitales, reconoce el Gobierno de Navarra, que valora la respuesta de entidades, asociaciones y vecinos en ese sentido.

Como ejemplo cita lo sucedido en el cribado masivo de Ribaforada, donde cada 10 minutos 24 personas estaban llamadas al cribado masivo organizado por el departamento de Salud en el frontón, donde al llegar lo primero que encontraban eran cinco chalecos amarillos de voluntarios que se turnaban por turnos durante dos días.

Eran el primer filtro, los encargados de proveer de gel hidroalcohólico a las personas visitantes, resolver dudas y distribuir en las distintas filas a sus vecinos y vecinas.

Al igual que en otras localidades, la participación ciudadana y de las asociaciones fue vital, señala el Ejecutivo que recoge opiniones como la de Mari Carmen Barón, de 32 años y trabajadora en el sector de la hostelería en ese municipio, que califica la experiencia como "muy buena; de primeras había incertidumbre y miedo por el cómo saldrá, pero en todo momento intentamos reírnos y tomárnoslo de forma positiva".

La respuesta al llamamiento por washapp del ayuntamiento pidiendo voluntarios para colaborar en el cribado superó las previsiones, se necesitaban 20 personas y se ofrecieron más de 50. "Fue sobre todo gente joven, pero hubo de todo: tuvimos que descartar a personas que entraban dentro de la población de riesgo”, indica el alcalde, Tirso Calvo.

Los voluntarias controlaron el acceso al testeo, preguntaban si habían tenido contacto con algún positivo en los últimos 10 días y, si era así, los dirigían a hacerse una PCR y si no, los reconducían a alguna de las cuatro colas en las que se realizaban los test de antígenos.

Vigilaban asimismo el cumplimiento de la distancia interpersonal de seguridad y la idoneidad de sus mascarillas. “La experiencia fue muy positiva y la gente estuvo colaborativa en todo momento”, recalca una de esas voluntarias, Lorena Churrero, peluquera de 38 años.

De los 2.178 citados para el cribado masivo, 2.071 acudieron al mismo, el 95 %, una respuesta considerada también "ejemplar". Sólo quedaron fuera del llamamiento las y los menores de 14 años, aquellas personas a quienes se hubiera realizado una PCR en los días previos y las que tuvieran un resultado positivo en los últimos tres meses.

El balance definitivo fue de 21 nuevos casos, el 1,01 % de los participantes. “La asistencia fue un éxito y la gente se ha quedado muy contenta”, indica el alcalde.

“Todo el mundo –apunta Churrero- estuvo muy participativo; fue una vivencia diferente y todo salió bien, como se esperaba”. Lo mismo opina Barón, quien pone en valor el trabajo “a destajo” del operativo desarrollado por los profesionales del Área de Salud de Tudela con el refuerzo del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias del SNS.

Subrayan la actitud de la juventud. “Están mentalizados y se muestran cada vez más receptivos a participar en este tipo de acciones, hay concienciación y debemos mantenerla”, destaca.

Respuestas similares se ha obtenido en otros casos, apunta el Ejecutivo que recuerda que en el barrio pamplonés de Mendillorri el compromiso de alguno de los casos positivos permitió identificar a posibles nuevos infectados al crear una lista de whasapp donde apuntaron el nombre de quien diera positivo, de manera que se pudiera controlar quién había estado en contacto directo y tomar las medidas necesarias.

A su vez, la Asociación de Vecinos y Vecinas de Mendillorri, junto a la plataforma juvenil Bideberri, se reunieron con colectivos de jóvenes del barrio para incidir en la importancia de ser cuidadosos con sus mensajes.

Leiza es otro caso de cooperación a todos los niveles, resalta, ya que el ayuntamiento contribuyó al dispositivo para el cribado con personal administrativo y de trabajo social, un contingente al que se sumaron personas voluntarias y miembros de Protección Civil y Bomberos del parque del municipio, que colaboraron en la organización del circuito.

Barrios de Pamplona como San Jorge y la Milagrosa y las localidades de Tudela, Carcastillo o Zizur, entre otras, son también referentes en la participación municipal en la elaboración de las distintas pruebas y en la colaboración de las redes ciudadanas, añade. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Voluntarios en Ribaforada contra la Covid-19: agradecen la labor de vecinos en los cribados masivos