SOCIEDAD

¿Solicitas presupuesto de reparación? Consejos clave para evitar 'sustos' al llevar el coche al taller

Se han visto facturas por un mismo trabajo que, según el taller, varían entre ellas en más de 700 euros, según Irache.

Varios mecánicos reparan un coche. ARCHIVO
Varios mecánicos reparan un coche. ARCHIVO  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advierte que es fundamental solicitar el presupuesto previo al llevar el coche al taller para realizar cualquier reparación. Este documento debe indicar los trabajos a realizar y su coste, que deberá reflejar la factura final.

Sin embargo, el 23% de los establecimientos no ofrece presupuesto por escrito cuando acuden los clientes, según indican los consumidores en una encuesta encargada a Cíes.

Respecto al año pasado, aumentan tres puntos los que afirman que no les han ofrecido presupuesto por escrito. La Asociación recuerda que el taller sólo puede comenzar a trabajar cuando el propietario del vehículo firma el presupuesto de la reparación o su renuncia a él.

PRECIOS EXAGERADOS

Unas de las quejas más habituales que tienen que ver con vehículos es la de aquellos consumidores que consideran que el taller les ha cobrado un precio exagerado. En Irache se han visto facturas por un mismo trabajo que, según el taller, varían entre ellas más de setecientos euros.

En muchos casos, el consumidor ha firmado una renuncia expresa al presupuesto en el resguardo de depósito que le entregó el mecánico y que no leyó. Si es así, reclamar el importe de la factura es más difícil ya que no hay un precio previo acordado. El presupuesto de un taller tiene una validez de doce días y en él deben constar los datos del taller y del vehículo, las reparaciones a efectuar y piezas a sustituir, la fecha prevista de entrega y el precio total desglosado.

EL PRESUPUESTO SÓLO SE COBRA SI NO SE ENCARGA LA REPARACIÓN

El taller sólo podrá cobrar al cliente la elaboración del presupuesto cuando éste no encargue finalmente el trabajo y el coste se debe ajustar al tiempo de trabajo que hayan necesitado para hacer el diagnóstico.

Por su parte, los gastos diarios por estancia del vehículo sólo se podrán facturar cuando, una vez hecho el presupuesto o reparado el coche, el consumidor no lo recoja o acepte el presupuesto a partir de tres días hábiles. Se ha visto algún caso en el que el taller ha incluido en la factura final estos gastos pese a que el cliente lo fue a recoger el mismo día en que le avisaron.

Los talleres deben exhibir un cartel con los precios por hora de trabajo y por servicios concretos. La factura por un trabajo debe adecuarse a estos precios.

EL PRECIO FINAL SOLO PUEDE VARIAR SI EL CLIENTE LO ACEPTA

A partir de la firma del presupuesto, cualquier avería descubierta durante la reparación, y su correspondientes coste, deberá comunicarse al cliente fehacientemente y sólo podrá repararse si éste lo acepta expresamente. De hecho, periódicamente llega algún caso a Irache porque al consumidor le prometieron un precio y, al recoger el vehículo, le explican que había averías no detectadas, y el coste se eleva, en ocasiones más de novecientos euros.

Conviene saber que todas las reparaciones de vehículos particulares tienen una garantía de tres meses o dos mil kilómetros recorridos. Esta garantía incluye todos los costes que conlleve la nueva reparación, ya sean de mano de obra, piezas o gastos fiscales. A un asociado de Irache el taller quería cobrarle 80 euros del traslado en grúa cuando el coche se quedó parado en la carretera a los dos días de haber sido supuestamente reparado.

Por otra parte, las piezas usadas para cualquier reparación deben ser nuevas, a no ser que el cliente acepte expresamente la utilización de piezas usadas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Solicitas presupuesto de reparación? Consejos clave para evitar 'sustos' al llevar el coche al taller