PREMIUM  ELECCIONES 26-M

A destajo en Correos: las oficinas de Navarra cambian sus horarios para agilizar los votos postales

Hasta el martes, la empresa postal debe entregar 221.000 documentos electorales para que los ciudadanos puedan emitir su voto antes del viernes.

Oficina de Correos en el Paseo Sarasate de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Oficina de Correos en el Paseo Sarasate de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

Correos amplía el horario hasta las 21 horas en la red de oficinas en Navarra con horario continuo y con mayor afluencia hasta el jueves, 23 de mayo, para agilizar el proceso de voto por correo para las elecciones europeas, autonómicas y locales del próximo domingo, 26 de mayo.

Las oficinas con horario partido -de mañana y tarde- abren de 8 a 15 horas y de 16 a 20.30 horas, dos horas más cada día. Las oficinas con horario de mañana abren de 8 a 15 horas, una hora más cada día.

Correos ha recibido durante el fin de semana 221.000 documentos electorales de las Delegaciones Provinciales de la Oficina del Censo Electoral, que procederá a entregar a los ciudadanos entre este lunes y martes.

Distribuye dicha documentación y se responsabiliza de realizar al menos dos intentos de entrega en mano al propio destinatario, dejando el aviso para que vaya a recogerla a su oficina en caso de no haber sido posible realizar la entrega en persona, ha informado la compañía.

El solicitante tiene de plazo hasta el viernes, 24 de mayo, a las 14 horas, para depositar el sobre con su voto en cualquiera de los cerca de 8.600 puntos de admisión con que cuenta Correos en toda España.

Desde Correos se recomienda a los ciudadanos que deseen ejercer su derecho al voto por correo que procuren no esperar hasta el último día y que aprovechen la amplitud horaria de las oficinas postales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A destajo en Correos: las oficinas de Navarra cambian sus horarios para agilizar los votos postales