SOCIEDAD

La nefasta gestión de Chivite lleva a Navarra a liderar los peores indicadores contra la Covid de toda España

Navarra es la segunda comunidad con la mayor incidencia de coronavirus en los últimos 14 días y lidera también el ránking de hospitalizados y fallecidos. 

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante una comparecencia sobre consecuencias de la crisis del coronavirus. Junto a ella, varios gráficos que señalan la terrible situación de la Comunidad foral. EFE/ Villar López
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante una comparecencia sobre consecuencias de la crisis del coronavirus. Junto a ella, varios gráficos que señalan la terrible situación de la Comunidad foral. EFE/ Villar López  

Hace sólo unos días, una parlamentaria socialista, médica para más inri, se mofaba de los datos de coronavirus de la Comunidad de Madrid para poner en valor la gestión de María Chivite en Navarra. Para ridiculizar la incidencia de la Covid-19 en la comunidad de Díaz Ayuso, esta atrevida parlamentaria llegó a citar, incluso, canciones de Joaquín Sabina. Todo eran risas y chanzas en la bancada socialista. Sin complejos.

Unos días después, los datos de la gestión de la pandemia señalan a la Comunidad foral de Navarra como la peor de toda España y una de las peores regiones del mundo en el control del virus en las últimas semanas, todo un fracaso en una comunidad con una pequeñísima densidad de población, sin transporte público masificado y una movilidad internacional y nacional bajísima si la comparamos con otros puntos del país, como la capital de España. 

En Navarra viven 62 personas por Km2, mientras que en Madrid viven hasta 5.418 personas por Km2. 

Navarra, ahora mismo, es un auténtico desastre según todos los indicadores de coronavirus, aunque María Chivite y sus socios nacionalistas traten de parapetarse en excusas de todo tipo, después de haber introducido las mayores restricciones de España a los ciudadanos y contra la hostelería con una batería de sanciones más propias de un estado de excepción mientras la economía se hunde. Junto a todo eso, el Ejecutivo navarro se resiste, por sus prejuicios, a pedir ayuda a los rastreadores del Ejército o a la sanidad privada para mejorar la situación en Navarra. 

Los gráficos que presentamos junto a esta noticia dejan, de forma nítida, una desastrosa fotografía actual de la Comunidad foral, con un Gobierno de Navarra sobrepasado que improvisa cada semana nuevas medidas y cuyos protocolos no funcionan en ningún ámbito, ni sanitario ni educativo. Actualmente, más de 2.500 familias (dato sin actualizar en más de 48 horas por el Gobierno) están con sus hijos confinados en sus domicilios sin saber si tienen coronavirus, porque Chivite ordenó no hacer la PCR a los niños, a pesar de obligarles a estar en todo momento en el colegio con mascarilla.

Según los datos facilitados por el Gobierno de España, a través de la información que las comunidades proporcionan, la Comunidad foral lidera junto con Madrid la incidencia de casos acumulados en los últimos 14 días, con unas cifras que apabullan. En Navarra, en las últimas dos semanas esa tasa se encuentra en los 558,69 casos por 100.000 habitantes, mientras que en regiones similares a Navarra, como Asturias, se encuentra en 81,93. 

No es el único dato estadístico dramático en la Navarra que dirige Chivite con las directrices del PNV y Bildu. En los casos diagnosticados en los últimos 7 días, la Comunidad foral también colidera el ránking negativo junto a la Madrid de Díaz Ayuso: 300 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Andalucía, por ejemplo, esa estadística está en los 64 casos.

En cuanto a casos diagnosticados, Navarra es la segunda Comunidad con más personas con coronavirus en los últimos 14 días, con una cifra de 261,99 por cada 100.000 habitantes, mientras que en los últimos 7 días también es la que más personas enfermas se han detectado, con 79,33. 

María Chivite presumió en junio de ser una de las primeras comunidades en la desescalada, e incluso llegó a plantear utilizar a la población navarra como conejillo de indias para probar en la Comunidad foral la salida del estado de alarma, algo que al final no se atrevió a llevar a la práctica. De aquellas prisas por salir de una situación donde también la Comunidad foral lideró las peores estadísticas, llegan ahora unas cifras que auguran un otoño más que complicado. 

En el caso de los rebrotes de verano, Navarra fue también una de las primeras en aplicar restricciones, como ocurrió en Mendillorri en julio o en barrios de Tudela concretos. Medidas que Díaz Ayuso toma ahora en Madrid y que Chivite ya implementó hace semanas en Navarra ante la pérdida absoluta del control de la enfermedad en la Comunidad foral. 

A pesar de que la consejera de Salud, Santos Induráin, se esfuerza en destacar la importancia del número de test PCR en Navarra (es una de las comunidades donde más se hacen) lo cierto es que las cifras de hospitalizados y fallecidos demuestran que la situación de Navarra que no es una cuestión de asintomáticos o de "buscar más que en otros sitios", como también ha sugerido Chivite. La presidenta ha llegado a decir que las altas cifras de Navarra son por hacer más pruebas que en otras comunidades. 

Esta explicación tendría sentido si en la tasa de hospitalizados y fallecidos, la Comunidad foral estuviera en cifras similares a otras comunidades o en la media española, pero desgraciadamente el panorama de Navarra es también, es este caso, desolador. 

En los ratios de ingresos por coronavirus por millón de habitantes de los últimos 7 días, según la información facilitada por el Ministerio de Salud, Navarra encabeza la estadística, muy por delante de Madrid. Aquí no hay interpretación posible, porque esta tasa refleja cuántas personas tienen que ser hospitalizadas en proporción al número de habitantes. Navarra llega a las 181 personas, mientras que Madrid está en las 55 y, el País Vasco, en 6. 

Terrible es también el dato de fallecidos, con Navarra en una de las primeras posiciones. Sin contar todavía con las 4 personas muertas en las dos últimas jornadas, la tasa en la Comunidad foral es de 16,8 en los 7 días controlados por el Gobierno central hasta el 18 de septiembre. La Rioja, Ceuta, Aragón y Madrid superan a Navarra, que de nuevo vuelve a quedar en peor lugar que la media española y que otras comunidades de tamaño y estilo de vida similar. 

En estos momentos de la pandemia, en Navarra hay ingresas 206 personas ingresadas con Covid-19, 27 de los hospitalizados se encuentran en camas de UCI y otras 30 en hospitalización domiciliaria. Los 149 restantes están en planta. 

Navarra, por supuesto, también lidera el indicador de personas ingresadas en la UCI en los últimos 7, bastante por encima de la media española.

Desde la última semana, la media de nuevos casos en Navarra ha rondado las 300 personas, con pequeñas subidas y bajadas. Hay que tener en cuenta que en marzo y abril, cuando fue necesario un confinamiento absoluto, el día con más casos diagnosticados fue de 230.

Sí hay que tener en cuenta la diferencia de pruebas actuales con respecto a los meses de primavera. Desde que se detectó el coronavirus se han certificado 14.745 casos positivos en Navarra y el número total de fallecimientos es de 557 personas en la Comunidad foral, aunque las cifras reales de los partes de defunción elevan estas cifras que reconoce el Gobierno de Navarra. 

Unas cifras actuales que preocupaban mucho en el departamento de Salud y desde donde se pidió a los ciudadanos que rebajaran sus relaciones sociales y familiares, de nuevo señalando a la ciudadanía como culpables y responsables de la situación, mientras comunidades similares tienen cifras mucho más bajas y sin cerrar bares, prohibir encuentros en la calle o limitar el movimiento de personas. 

Los datos de Navarra son también realmente escandalosos si comparamos la incidencia del coronavirus con otros países del mundo, donde la Comunidad foral supera las tasas de países con más incidencia del mundo, como Argentina, Perú, Colombia, Brasil, Francia, Estados Unidos, Portugal, Chile, Iraq, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Japón o Corea del Sur, por poner algunos ejemplos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La nefasta gestión de Chivite lleva a Navarra a liderar los peores indicadores contra la Covid de toda España