PREMIUM  CANAL DE NAVARRA

Comptos: "El 87 por ciento de la zona regable del Canal de Navarra ha realizado la instalación"

Su objetivo, con una longitud prevista de 170 kilómetros, es que lleve el agua desde Itoiz hasta Ablitas y poder regar 59.000 hectáreas.

Punto de adhesión al Canal de Navarra y su Zona Regable. AGUACANAL
Punto de adhesión al Canal de Navarra y su Zona Regable. AGUACANAL  

La Cámara de Comptos ha remitido al Parlamento un informe sobre la zona regable del Canal de Navarra. Se trata de un trabajo solicitado por el legislativo en abril del año pasado a instancias de Geroa Bai. La petición planteaba calcular los costes de las infraestructuras para poner los cultivos en riego y los beneficios conseguidos y previstos en cuanto a producción, empleo...

Además del embalse de Itoiz, construido por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que abastece de agua, y el propio canal por la que discurre, hay otras dos infraestructuras necesarias para poder regar las tierras de su área de influencia: los sistemas de riego y otras infraestructuras generales de la zona y la instalación de riego de cada parcela.

De la construcción y explotación del Canal de Navarra se encarga la sociedad del mismo nombre, en cuyo capital participan el Estado y Navarra a través una sociedad pública, con un 60 y un 40 por ciento del capital respectivamente.

El objetivo es que el Canal de Navarra, con una longitud prevista de 170 kilómetros, lleve el agua desde Itoiz hasta Ablitas y poder regar 59.000 hectáreas. Hasta ahora se ha realizado la primera fase, hasta el río Aragón, que permite el riego de 22.500 hectáreas y el suministro de agua a las mancomunidades de Pamplona y Mairaga. Antes de acometer la segunda fase se ha proyectado la ampliación de la primera, dirigida a la zona de los ríos Arga y Ega, que permitirá regar 15.000 hectáreas.

Respecto a la zona regable, la primera fase la ejecuta el Gobierno de Navarra mediante una concesión para un plazo de 30 años, subdividida en tramos que desde 2006 van entrando en funcionamiento. Para ello se ha hecho la concentración parcelaria y las obras hidráulicas necesarias. Los propietarios de las parcelas pagan el 15 por ciento del gasto y el resto el Gobierno a través de un canon. El contrato con la empresa concesionaria incluye también el mantenimiento de las instalaciones, cuyo pago va a cuenta de los propietarios de las parcelas.

La Cámara de Comptos subraya la limitación que supone pronunciarse ahora sobre los resultados de una infraestructura de este tipo, cuyo balance exige un plazo mucho mayor.

No obstante, comienza señalando que el agua es actualmente, y lo será más en el futuro, un bien estratégico, por lo que disponer de reservas es algo positivo.

Entrando en el coste de las infraestructuras, y teniendo en cuenta el pantano de Itoiz, la primera fase del Canal y los gastos de la zona regable, suman hasta ahora 1.050 millones de los que el Navarra sufraga 390, el Estado 356 y los usuarios 304. Respecto a la aportación del Estado, el informe señala que el 70 por ciento de aportación se repercute a los usuarios en un periodo de cincuenta años.

En cuanto a los cultivos, el informe señala que se ha pasado de producir básicamente tres cultivos a cultivar 48 especies, siendo la más cultivada el maíz, anteriormente inexistente. Le siguen las hortalizas (19 variedades), la cebada y la viña. En cuanto al resto de los nuevos cultivos, se están trabajando en pequeñas extensiones.

Los estudios realizados por la empresa pública INTIA señalan que los resultados empresariales de 2013 mejoran en 15 millones los que se hubieran obtenido antes de la transformación. Sin embargo, en 2014 estudios facilitados por la Comunidad de Regantes presentan rentabilidad negativa en varios productos. En este sentido, hay que tener en cuenta también la importante incidencia de los precios agrarios, con variaciones anuales muy significativas.

Por otra parte, el informe destaca que hay una considerable diferencia en los resultados de los diferentes sectores de la zona regable.

El informe indica que los plazos de amortización de las inversiones son menores que su vida útil, sobre todo en el caso del Canal de Navarra. "Esto provoca que la generación actual esté soportando un sobrecoste, al que se une el coste derivado de las inversiones privadas precisas para el cambio de cultivo".

En este sentido, el informe señala que el coste del riego en 2013 para una hectárea que utilice 4.500 metros cúbicos se distribuye de la siguiente manera: Canasa (68%), CHE (12%), Aguacanal (8%), Comunidad de Regantes (4%), impuestos (4%).

La Cámara de Comptos también ha analizado la repercusión en el empleo. Se trata, en todo caso, de un análisis limitado y parcial efectuado sobre datos de afiliados a la Seguridad Social Agraria. Así, mientras que en el conjunto de Navarra la afiliación ha descendido un 14 por ciento en los últimos diez años, en la zona regable lo ha hecho un 6 por ciento.

Finalmente, la Cámara de Comptos destaca que el 87 por ciento de las parcelas tiene realizada la instalación del riego, lo que demuestra que la implantación del proceso se ha realizado con eficacia.

El informe incluye una serie de recomendaciones entre las que figuran la de analizar la política pública de financiación de este tipo de infraestructuras, tan costosas y de larga duración, buscando la equidad intergeneracional y facilitando la rentabilidad de las explotaciones, sobre todo en los primeros años.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comptos: "El 87 por ciento de la zona regable del Canal de Navarra ha realizado la instalación"