PREMIUM  SOLIDARIDAD

Los gigantes más especiales de Navarra: así es la comparsa que baila por las personas con discapacidad

Javier Bozal creó esta comparsa en Artica hace dos años y busca ahora patrocinadores para seguir llevando el carácter solidario por sus salidas en Navarra y el resto de España.

Imagen de los gigantes de la comparsa creada por Javier Bozal en Artika y que trabaja por la inclusión de las personas con discapacidad. COMPARSA JAVIER BOZAL
Imagen de los gigantes de la comparsa creada por Javier Bozal en Artika y que trabaja por la inclusión de las personas con discapacidad. COMPARSA JAVIER BOZAL  

Los bailes de los gigantes tienen una propiedad asombrosa: la capacidad de divertir y hacer disfrutar a los más pequeños y a los más grandes que les acompañan en sus salidas.

El carácter inclusivo de las comparsas de gigantes ha dado un paso más allá con la creación de una nueva comitiva que surgió en Artica de la mano de Javier Bozal y que ahora trabaja por la inclusión social de personas con discapacidad.

Javier Bozal, que lleva 22 años bailando gigantes en varias agrupaciones, se decidió hace dos años a crear en Artica su propia comparsa con la que poder trascender de los compromisos municipales y abrir su espacio más allá de una localidad o una zona concreta.

Como relata el propio artífice de la idea, el carácter solidario de la comparsa fue naciendo a la par que creaba los gigantes y llegaban los primeros miembros. En su puesta de largo ante la sociedad, en un acto organizado en Artica, los personajes compartieron sus primeros bailes con un acto de difusión de ANA, la Asociación Navarra de Autismo.

Muchas personas que adoran el mundo de los gigantes pero que nunca han tenido cabida en una comparsa se acercaron entonces para conocer esta nueva agrupación.

Desde ese momento, la comparsa y las iniciativas solidarias se hicieron una e iniciaron un camino indisoluble por el que siguen transitando. La comparsa Javier Bozal está compuesta actualmente por 18 miembros y un buen número de colaboradores. Muchos de ellos provienen de ANFAS (Asociación Navarra en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual) o de los centros ocupaciones de Tasubinsa.

En dos años de vida, la comparsa en la que los chicos y chicas con discapacidad pueden contribuir ayudando a bailar los cabezudos y colaborando con los gigantes ha recorrido ya varios puntos de Navarra y especialmente de toda España.

Los gigantes Cantinflas, Lilí, Charlot, Oona y los dos romanos Pompeyo y Mucia han recorrido localidades de Guipúzcoa, Burgos, La Rioja, Aragón y Cataluña. "Mucha gente se nos acerca y nos dice que les avisemos de los lugares donde vamos, que ellos quieren bailar con esta comparsa", explica Javier Bozal sobre la aceptación que el carácter inclusivo de la asociación está logrando entre la gente.

Los seis personajes y los cabezudos Drácula, Groucho, el enanito, un zaldiko y un casero que danzan con ellos viajan hasta todos estos puntos de forma prácticamente amateur, en un pequeño remolque de dos 2 metros por 1,20 de ancho.

Como si de una caja de magia se tratase, al llegar a cada destino y tras las labores de montaje, los gigantes y cabezudos toman vida para poder ser bailados por los chicos y los voluntarios de la comparsa.

"Se quedan alucinados cuando nos ven llegar con el remolque y luego ven las figuras ya montadas, extrañados de que puedan caber en un sitio así", explica Bozal, que ha sido quien ha creado los primeros cuatro gigantes en su propio taller.

EN BUSCA DE PATROCINADORES

Tras dos años de funcionamiento, Javier Bozal ha promovido una acción para buscar patrocinadores con los que poder sufragar los gastos de la gestión de los gigantes y cabezudos.

"Tenemos que pagar los seguros para llevar a todos los chicos, los desplazamientos, la ropa que llevamos a modo de uniforme con pantalones, camisetas y sudaderas...", explica Bozal, el creador de esta iniciativa.

Por eso, desde la comparsa han lanzado una campaña para encontrar patrocinadores que puedan colaborar con la asociación poniendo su nombre en pañuelos o prendas del uniforme, como ocurre con otras agrupaciones como las charangas o bandas de música.

"Todos queremos que subsista, pero llevamos ya un tiempo esperando a ver si suena la campana y alguien se anima a echarnos una mano", ha explicado Javier Bozal sobre la campaña que han empezado a difundir a través de un vídeo en las redes sociales.

De momento la comparsa ya trabaja en nuevos actos, como el que planean llevar próximamente a cabo en Ermitagaña, aunando sus bailes inclusivos con otras iniciativas solidarias y acudiendo a los lugares donde les invitan para llevar su alegría a grandes y pequeños.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los gigantes más especiales de Navarra: así es la comparsa que baila por las personas con discapacidad