• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:40
 
 

SOCIEDAD

Comienzan las obras para la rehabilitación de un punto negro en las carreteras de Navarra

Las obras han sido consideradas por el Gobierno de Navarra como la segunda inversión de mayor relevancia en materia pública.

El director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, en una visita reciente a la carretera NA-128 Caparroso-Mélida. - GOBIERNO DE NAVARRA - Archivo
El director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, en una visita reciente a la carretera NA-128 Caparroso-Mélida. - GOBIERNO DE NAVARRA - Archivo

El departamento de Cohesión Territorial iniciará en agosto la transformación de la carretera que une Caparroso, Mélida y Rada con una inversión de más de 12 millones de euros y supondrá la segunda inversión más relevante en materia de obra pública en Navarra en los últimos años.

El Gobierno de Navarra informa en una nota de que la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras ha adjudicado los trabajos para la transformación integral de la carretera NA-128 a la unión temporal de empresas conformada por Acciona Construcción S.A. y Excavaciones Fermín Osés S.L.

Se prevé que las obras tengan un plazo de construcción de un año y abarcarán un tramo total de 8,3 kilómetros, desde la salida de Caparroso en el kilómetro 14 hasta la intersección con el polígono de Mélida, en torno al kilómetro 21,300.

La zona de actuación se corresponde con un tramo de trazado peligroso con cambios de rasante que generan puntos de escasa visibilidad, algunos coincidiendo con intersecciones con caminos agrícolas, varias curvas con radios pequeños que suponen giros bruscos y tramos de curvas y contracurvas sin transiciones adecuadas.

Contempla reducir el 25 % de las curvas del tramo, pasando de 24 a 18, y ampliar la plataforma hasta los 10 metros, con dos carriles de 3,5 metros, arcenes de 1,50 metros y bermas de 0,5 metros a ambos lados.

Se trata de una vía que actualmente carece de arcenes y dispone únicamente de una calzada de 6 metros con puntos de escasa visibilidad por los cambios de rasante. Por esta carretera transitan al día más de 2.000 vehículos, de los que un 7% se corresponde con tráfico pesado.

Las obras conllevan además la renovación de las intersecciones de acceso al polígono industrial de Mélida y la conexión con la carretera NA-5510 que da acceso a Rada que ambos cruces se resolverán con intersecciones en formado de “T” con dos carriles centrales de espera para realizar los giros a la izquierda y carriles de aceleración, desaceleración y uno de incorporación.

La transformación de la carretera NA-128 permitirá mejorar las comunicaciones de las localidades del Valle del río Aragón, como Rada, Carcastillo, Murillo el Fruto, Santacara, Figarol o el Monasterio de la Oliva, que contarán con una mejor conexión con la N-121, que vertebra la circulación de norte a sur de la Comunidad Foral.

La mejora de esta vía contribuirá asimismo al desarrollo económico y social del Valle del Río Aragón, facilitando los desplazamientos entre localidades y entre las zonas industriales de Caparroso y Mélida, y mejorando también la circulación de los vehículos agrícolas que operan en la zona.

Hasta 2009, el tramo entre Caparroso y Mélida se correspondía con la carretera NA-5500; por lo que mediante orden foral se estableció que esta vía pasaba a integrarse en la NA-128, que comunica Peralta, Carcastillo y finaliza en el límite con la provincia de Zaragoza, con categoría de carretera de interés de la Comunidad Foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comienzan las obras para la rehabilitación de un punto negro en las carreteras de Navarra