PREMIUM  SOCIEDAD

La estudiante Rocío Lozano gana el certamen organizado por el Colegio de Médicos y la Facultad de Medicina

El Comité de Deontología del Colegio de Médicos de Navarra ha sido el encargado de valorar y seleccionar los casos premiados. 

Elisa Martínez (accésit), Dr. Secundino Fernández (decano de la Facultad de Medicina), Rocio Martín Lozano (primer premio), Natalia Cánovas y Marina Agustín (accésit), y Dr. Rafael Teijeira (presidente del Colegio de Médicos de Navarra). CEDIDA.
Elisa Martínez (accésit), Dr. Secundino Fernández (decano de la Facultad de Medicina), Rocio Martín Lozano (primer premio), Natalia Cánovas y Marina Agustín (accésit), y Dr. Rafael Teijeira (presidente del Colegio de Médicos de Navarra). CEDIDA.  

Rocío Martín Lozano, estudiante de sexto curso de Medicina de la Universidad de Navarra, ha obtenido el primer premio del I Certamen de Casos Clínicos Ético-Deontológicos, organizado por el Colegio de Médicos y la Facultad de Medicina, y que está dotado con 600 euros, por su trabajo titulado 'Cuando no se puede hacer nada', en el que aborda la adecuación del esfuerzo terapéutico y las últimas voluntades en un paciente con un paro cardíaco no reanimable.

Se han entregado, además, dos accésit: a Elisa Martínez Campos por su caso titulado 'Rechazo al tratamiento en un paciente pediátrico. El principio de autonomía en los menores de edad' y a Natalia Cánovas García y Marina Agustín Alcaín, autoras del caso 'Antes de sacar el mazo' en el que exponen alternativas previas a la vía judicial en la atención a menores.

El presidente del Colegio de Médicos, Dr. Rafael Teijeria, y el decano de la Facultad, Dr. Secundino Fernández entregaron los premios, el pasado 18 de octubre, en el marco de la recepción a los estudiantes de Segundo Ciclo de Medicina de la Universidad de Navarra que este año, como novedad, ha incluido la presentación de nueve casos sobre temas éticos y deontológicos realizados por estudiantes de sexto de Medicina.

El Comité de Deontología del Colegio de Médicos de Navarra ha sido el encargado de valorar y seleccionar los casos premiados.

Su presidenta, la Dra. Juana María Caballín, presentó un decálogo de deliberación ética-deontológica en el que subrayó, ente otras cuestiones, que el problema no radica en el “caso” sino en cada paciente; la dimensión humana y técnica en el profesional es inseparable; el principio de no maleficiencia es inexcusable en la práctica médica; en Medicina, la percepción no es certeza y la duda debe ser siempre verbalizada y compartida; y deliberar es dialogar con respeto, no es discutir ni juzgar.

Según la Dra. Caballín, siempre debe contemplarse en la toma de decisiones éticas y deontológicas, “el conocimiento actualizado y la responsabilidad profesional del médico como deberes; la calidad asistencial, jerarquía de valores y preferencias del paciente como derechos; y la legalidad vigente como normativa social de convivencia”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La estudiante Rocío Lozano gana el certamen organizado por el Colegio de Médicos y la Facultad de Medicina