PREMIUM  SOCIEDAD

Ciegos durante dos horas: empresarios y periodistas navarros se vuelven 'invidentes' en un evento de la ONCE

Los participantes se han puesto un antifaz y han hecho un recorrido a pie, reconocido unas maquetas y tomado un desayuno. 

 

Representantes del sector empresarial y de los medios de comunicación participan en varias 'experiencias a ciegas', organizadas por la ONCE. IÑIGO ALZUGARAY
Representantes del sector empresarial y de los medios de comunicación participan en varias 'experiencias a ciegas', organizadas por la ONCE. IÑIGO ALZUGARAY  

Este martes Navarra.com ha participado en un evento organizado por la ONCE e Inserta (Entidad de recursos humanos de la ONCE) que tenía como objetivo que los asistentes tomásemos conciencia de cómo viven y se sienten los invidentes. En el evento, en el que hemos participado representantes de medios de comunicación y de empresas, hemos podido vivir experiencias a ciegas en el Hotel Catedral de Pamplona. 

El delegado territorial de la ONCE en Navarra, Jesús Buitrago, ha estado presente en el evento y ha señalado que "todo es accesible siempre y cuando pongamos todos los elementos que lo hagan posible" de manera que la "accesibilidad universal" se lleve a término. Por tanto, ha recalcado la importancia de que el sector público facilite la vida a las personas invidentes. 

Las experiencias han estado dirigidas por un grupo de voluntarios liderados por María Jesús Echeverría, que se ha encargado de ayudarnos a coger el brazo del guía adecuadamente y, en definitiva, de ponernos en la piel de los invidentes con el objetivo de "perder información visual y aprender pautas de las personas ciegas", tal y como ha argumentado al inicio del evento. 

Además, Montse Terrón y María José Merino, de Inserta, han explicado "el afán de superación de estas personas y cómo son capaces de conseguir lo que se proponen". Por su parte, Santiago Casado, de Irunion Lavanderías, ha asegurado que en su empresa lo que hacen es "contratar a personas con y sin discapacidad". 

Después de las palabras de bienvenida, los invitados hemos comenzado a recorrer el hotel y sus proximidades acompañados por guías, con los que posteriormente nos hemos cambiado los papeles. Nos hemos puesto antifaces y hemos tenido que caminar unos metros, descender y ascender cuestas y subir y bajar escaleras, siendo esto último lo más complicado. 

Esta experiencia nos ha permitido darnos cuenta de los peligros que entraña no poder ver el camino por el que andamos. También nos ha sido muy útil para empezar a ser conscientes de la importancia que tiene tener otras personas que estén pendientes de nosotros para ayudarnos ya que hacía falta confiar en el guía y potenciar el resto de sentidos.

Con el antifaz, todas las distancias parecían mayores, y en algún momento teníamos la sensación de que íbamos a caer por un precipicio, pero, al mismo tiempo nos esforzábamos en ser muy conscientes (por necesidad) de las cosas que pasaban a nuestro alrededor. 

Una vez que todo el mundo había desempeñado ambos papeles, nos hemos dirigido a una sala en la que teníamos que descifrar con el tacto qué representaban dos maquetas: una de ellas era el Palacio de Olite y otra la Puerta de Alcalá. 

Finalmente, hemos disfrutado de un desayuno a ciegas que ha constado de repostería, fruta, un bocadillo de jamón, café y agua en el comedor del hotel. Los participantes hemos podido disfrutar de la comida con tranquilidad, con cuidado de no ensuciarnos mucho y prestando atención para no tirar nada al suelo. 

Según ha explicado Iñaki Redín, de Lacturale, lo que más le ha impactado de estas experiencias a ciegas han sido "la inseguridad y dependencia en otra persona" y lo que le ha resultado más complicado ha sido descifrar las maquetas". Además, ha señalado que lo que más ha disfrutado ha sido la comida "porque ha comido despacio, tranquilamente". 

Por su parte, Alfredo Ondarra, coordinador de Seguridad del Gobierno de Navarra, ha comentado que ha asistido al evento para "tomar conciencia de lo que pasa con las personas con más discapacidad". En el recorrido a pie "todo se le hacía más largo" y, por último, "a la hora del desayuno se hacía un esquema mental" del comedor.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ciegos durante dos horas: empresarios y periodistas navarros se vuelven 'invidentes' en un evento de la ONCE