PREMIUM  SOCIEDAD

Comptos sostiene que la cesión de edificios a ikastolas municipales en varias localidades navarras es legal

Asimismo, el órgano fiscalizador navarra ha añadido en un informe que las ayudas analizadas respetan la normativa vigente.

La presidenta de la Cámara de Comptos comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA 01
La presidenta de la Cámara de Comptos comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA 01  

La Cámara de Comptos concluye que las cesiones de edificios o suelo público de los Ayuntamientos de Bera, Viana, Alsasua y Baztan a las ikastolas de sus respectivas localidades cumplen la legalidad y las ayudas analizadas respetan la normativa, a excepción de los gastos de Labiaga Ikastola, en Bera.

En el informe, realizado a instancias de UPN y PSN, se recoge que en Bera el centro Labiaga Ikastola desarrolla su actividad en dos edificios, uno cedido por el Ayuntamiento y el otro lo construyó la ikastola en una parcela cedida por el consistorio para 50 años.

En el periodo 2012-2017, el consistorio ha asumido unos 300.000 euros de gasto de Labiaga Ikastola, principalmente del capítulo de limpieza.

Al respecto el órgano fiscalizador apunta que los gastos de este centro deberían ser asumidos por el centro y no por el ayuntamiento o, en su caso, formalizar el correspondiente convenio.

En el mismo periodo el Ayuntamiento de Viana ha subvencionado con 106.000 euros a Erentzun Ikastola para el mantenimiento y funcionamiento del centro, actividades culturales y amortización de la deuda. La ikastola tiene una fundación que realiza actividades culturales y ha recibido 29.000 euros entre 2012 y 2017.

En cuanto a Alsasua, su ikastola imparte enseñanza en dos edificios construidos sobre suelo municipal y el ayuntamiento otorga una subvención anual aprobada a comienzos de los años noventa y entre 2012 y 2017 esa subvención ha sumado 240.000 euros.

En este caso, a instancias de la Cámara de Comptos, el Ayuntamiento formalizó un convenio en 2012 para fijar los gastos objeto de subvención. En 2017 se suprimió la subvención nominativa, sustituyéndola por una convocatoria abierta a todos los centros de enseñanza de Alsasua.

Respecto a Baztan, la ikastola de la localidad es la única pública municipal, se trata de un organismo autónomo aunque algunas de sus facturas relacionadas con limpieza, calefacción y luz las paga el ayuntamiento. En el periodo 2012-2017, ese gasto ha sumado 225.000 euros.

La Cámara de Comptos, en un informe sobre las cuentas municipales, recomendó que el titular de las facturas fuera la ikastola aunque luego las financiara el ayuntamiento.

El informe concluye que la cesión de edificios o suelo público de los ayuntamientos, de las que han sido beneficiarios también otros centros educativos que no son ikastolas, es conforme a derecho desde el momento que los beneficiarios los destinan para una actividad de interés general.

También las ayudas públicas aportadas son legales, puesto que las entidades locales pueden apoyar a los centros de enseñanza según la Ley de Bases de Régimen Local.

Por lo tanto, las ayudas analizadas respetan la normativa a excepción de los gastos de Labiaga Ikastola, que deberían ser asumidos por el centro y no por el ayuntamiento o, en su caso, formalizar el correspondiente convenio.

El informe concluye con varias recomendaciones, entre ellas la de coordinar las ayudas municipales con el régimen de conciertos educativos y enmarcar las ayudas municipales en el régimen general de subvenciones. También se sugiere la conveniencia de que Baztan Ikastola se integre en la red de centros concertados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comptos sostiene que la cesión de edificios a ikastolas municipales en varias localidades navarras es legal