PREMIUM  SOCIEDAD

Castigados con actividades sociales: así modifica un centro de Pamplona las expulsiones de sus alumnos

A través de este programa se propondrá al alumnado que muestre conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia en los centros escolares que realice actividades sociales. 

Imagen de una joven empujando la silla de una persona mayor. ARCHIVO
Imagen de una joven empujando la silla de una persona mayor. ARCHIVO  

El IES Julio Caro Baroja de Pamplona y la residencia de personas ancianas Amavir Oblatas han firmado el convenio “Tiempo Fuera”, un programa que sustituye las expulsiones del aula del alumnado por acciones en beneficio de la comunidad.

A través de este programa se propondrá al alumnado que muestre conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia en los centros escolares que realice actividades sociales, informa el Gobierno de Navarra en un comunicado. 

De este modo, se ofrecerá al alumnado la posibilidad de convivir en otros ambientes, además de mostrarles otras realidades sociales en la que puedan colaborar.

Este centro en concreto y Amavir Oblatas se coordinarán y establecerán la actividad que desarrollará el alumno en cuestión. El centro educativo será el que defina el tiempo y el perfil de las actividades que ha de realizar cada estudiante.

El alumnado, por su parte, tras realizar dichas acciones, tendrá que presentar una memoria explicativa sobre la actividad realizada. 

Al finalizar cada curso, el programa será evaluado por la Comisión de Convivencia de Centro y se informará sobre su desarrollo al Negociado de la Asesoría de Convivencia del Departamento.

Además del IES Julio Caro Baroja, ya son 13 los centros que sustituyen las expulsiones por acciones sociales en colaboración con asociaciones o fundaciones de su entorno. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Castigados con actividades sociales: así modifica un centro de Pamplona las expulsiones de sus alumnos