SALUD

Navarra, "preparada" para asumir la atención sanitaria en la cárcel: estas son las enfermedades más comunes

La consejera Santos Indurain ha corroborado que pese a que las competencias siguen en manos del Estado, "es una realidad que el SNS colabora hace años en la atención".

Carcel de Pamplona. PABLO LASAOSA
Carcel de Pamplona. PABLO LASAOSA  

En el Departamento de Salud están "preparados y dispuestos" para asumir las competencias de salud penitenciaria en Navarra "en cuanto sea posible, cuanto antes mejor", ha dicho la consejera Santos Induráin, que se ha comprometido a "garantizar" a los presos una atención "de la máxima calidad posible", como la del resto de la ciudadanía.

Así lo ha señalado Induráin en una comparecencia en la que, junto al consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha expuesto la situación, en la que destaca la espera de avances en el traspaso de competencias, a la que están dispuestos tanto Navarra como el Estado, aunque se ha retrasado por la provisionalidad del Gobierno en Madrid hasta hace poco.

Una vez constituido un nuevo Gobierno, Eduardo Santos ha asegurado que se han "retomado" las conversaciones y en Navarra hay un grupo de trabajo interdepartamental para "elaborar un documento técnico, que no parte de cero", ha dicho optimista.

Así, ha lamentado que Navarra Suma "pretende que saltemos con pértiga por encima de quien tiene la competencia para ello", al tiempo que, en cuanto a la demora, ha asegurado que dado que se ha constituido un nuevo Gobierno en Madrid, pese a que "todo estaba muy avanzado, es verdad que son ojos nuevos los que lo miran".

Sin embargo, el consejero se ha dicho "preocupado porque, con independencia de la competencia general siempre ha habido una voluntad de autogobierno que afecta a la salud de quienes viven en Navarra, estén o no privados de libertad".

Es el caso de los 295 reclusos que se encuentran en la prisión de Pamplona, el 0,5 % de la población penitenciaria, y que cuentan con 3 médicos y 3 enfermeras, ha dicho para indicar que las principales patologías están relacionadas con enfermedad mental por adicciones, VIH y hepatitis C.

La consejera de Salud, Santos Indurain ha corroborado que pese a que las competencias siguen en manos del Estado, "es una realidad que el Servicio Navarro de Salud colabora hace años en la atención, sobre todo a personas con problemas de salud mental, dentro del centro penitenciario", donde en 2017 hubo 352 consultas a 105 pacientes y en 2018 hubo 319 consultas a 93 pacientes.

No obstante, la consejera ha reconocido "dificultades" por el "déficit de profesionales" pero en todo el Estado, a lo que se unen bajas médicas de los sanitarios, también en Navarra.

En el turno de los grupos, por Navarra Suma Jorge Esparza ha considerado "francamente decepcionante" la comparecencia por la falta de avances y por entender que "hoy no se está prestando una atención sanitaria digna" a los reclusos en Pamplona y "debería preocuparles".

Por el contrario, la socialista Patricia Fanlo ha defendido "el compromiso" con los reclusos, que en el caso de que sea necesario son transferidos al Complejo Hospitalario de Navarra, al tiempo que ha abogado por la transferencia de la competencia porque "solo puede revertir en la mejora de atención de estos pacientes".

La portavoz de Geroa Bai, Ana Ansa, también ha defendido que "un sistema de salud es mucho mejor si es público y universal. Cuando lo empezamos a trocear empezamos a quitarle capacidad", ha dicho para defender "encantados" la asunción de esta competencia.

Más crítica, Bakartxo Ruiz (EH Bildu) ha considerado "corta la explicación" de los consejeros, dado que la cárcel de Pamplona ha estado sin atención medica varias semanas y que la "sensación es que se ha intentado restar importancia a esta situación", en la que además ve un "retroceso" en cuanto a las negociaciones respecto a hace cuatro meses.

Además, ha subrayado: "No voy a incendiar el debate con el coronavirus, pero al parecer entre los reclusos ha cundido cierta alarma porque no han tenido la información que tenemos los no privados de libertad. Las cárceles son recintos cerrados y más susceptibles de que determinadas infecciones y virus se puedan transmitir", ha advertido.

En su réplica, la consejera de Salud ha agradecido" este apunte por entenderlo como una aportación, aunque ha asegurado que si hubiera habido un caso sospechoso de coronavirus en la cárcel, "la tramitación es igual para todos los centros públicos y privados en toda Navarra". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, "preparada" para asumir la atención sanitaria en la cárcel: estas son las enfermedades más comunes