SOCIEDAD

 CaixaBank colabora con Tudela para habilitar el albergue juvenil y poder acoger a personas sin hogar

Se trata de un refuerzo del centro de atención de personas sin hogar para acoger a aquellas personas en situación de alta exclusión que pernoctan en la calle, cajeros o casetas de campo.

El albergue juvenil de Tudela. GOOGLE MAPS
El albergue juvenil de Tudela. GOOGLE MAPS

CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación La Caixa, colabora con el Ayuntamiento de Tudela en la puesta en marcha de un nuevo servicio para personas sin hogar que acoge a todas las personas que carecen de recursos para afrontar la actual situación generada por la pandemia de Covid-19.

Para ello, el Consistorio ha habilitado el albergue juvenil como refuerzo del centro de atención de personas sin hogar para acoger, en tanto persistan las medidas de alarma y consiguiente confinamiento, a todas aquellas personas en situación de alta exclusión que pernoctan en la calle, cajeros o casetas de campo.

Este nuevo recurso tiene una capacidad de 22 personas y el acceso al mismo es por derivación del propio centro de atención de personas sin hogar que es el encargado de hacer un primer cribado y recogida de datos.

La mayor parte de las personas han sido remitidas por la Policía Municipal, Policía Foral o por los demás Cuerpos de Seguridad y otros Servicios Sociales de localidades cercanas.

Además, desde el pasado 3 de abril, se ha instalado una carpa en el jardín del albergue que cuenta con ocho habitaciones y una capacidad que podría llegar, si fuera necesario, a 16 personas, lo que hace un total de 38 plazas las que se han destinado a cubrir las necesidades de personas en riesgo de exclusión, ha explicado CaixaBank en un comunicado.

La entidad, a través de su acción social y en colaboración con la Fundación La Caixa, ha aportado al proyecto 12.000 euros que "garantizan, además de plazas de alojamiento adecuadas y suficientes para evitar su mantenimiento en situación de calle, la existencia de espacios de aislamiento para los casos probables o confirmados; servicios de limpieza y desinfección; y servicios de ducha y aseo personal".

Por otro lado, la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y la resolución del estado de alarma, provocó que el servicio de alimentación que habitualmente presta la Fundación Tudela Comparte a través del comedor social Villa Javier, se viera en la obligación de distribuir los alimentos en tápers y bolsas desechables unificando las entregas con el objetivo de minimizar los riesgos de contagio.

La nueva situación ha generado un grave déficit presupuestario para la Fundación por lo que CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación La Caixa ha proporcionado una ayuda de 12.000 euros para comprar alimentos, hacer frente al aumento de unos doce usuarios diarios y adquirir envases y material de protección individual para las personas que atienden a las personas en riesgo de exclusión y situación de vulnerabilidad.

La colaboración de CaixaBank en todos estos proyectos se lleva a cabo mediante la acción social que llevan a cabo las 140 oficinas de CaixaBank distribuidas por toda Navarra y que comprende una partida de 1,6 millones de euros anuales de la Fundación La Caixa con la que se apoyan un total de 500 programas de diferentes entidades sociales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
 CaixaBank colabora con Tudela para habilitar el albergue juvenil y poder acoger a personas sin hogar