EDUCACIÓN

La biblioteca de Lesaka continua sin equipar dos años después de su inauguración

La Comisión de Cultura, Deporte y Juventud del Parlamento de Navarra ha visitado las instalaciones.

El Parlamento visita la Biblioteca de Lesaka.
El Parlamento visita la Biblioteca de Lesaka.  

La Comisión de Cultura, Deporte y Juventud del Parlamento de Navarra ha visitado, a petición del G.P. Geroa Bai, la nueva Biblioteca de Lesaka, una dotación comprendida en el complejo cultural Harrionda que, casi dos años después de su inauguración, continúa sin equipar.

Los miembros de la Comisión que han asistido han sido Cristina Altuna, Luis Casado, Luis Zarraluqui (G.P. UPN), Consuelo Satrustegi (G.P. Geroa Bai), Asun Fernández de Garaialde, Miren Aranoa (G.P. Bildu), Carlos Couso, Mikel Buil (G.P. Podemos-Ahal Dugu) y Carlos Gimeno (G.P. Socialistas de Navarra).

La delegación del Parlamento ha sido recibida por José Luis Etxegaray, alcalde de Lesaka,Belén Mutuberria, técnica de Cultura y Turismo, Iván de Prado, Seve Txoperena, concejales, y Asun Maestro, directora del Servicio de Bibliotecas de Navarra. 

El objeto de la visita, según ha explicado Consuelo Satrustegi, ha sido “comprobar in situ el estado de la actual biblioteca, ubicada en el último piso del Consistorio, así como las posibilidades del nuevo espacio habilitado en la Casa de Cultura de Lesaka, pendiente de equipar desde su inauguración, en diciembre de 2013”.

Seguidamente, los Parlamentarios han realizado un recorrido guiado por las distintas dependencias del complejo cultural Harrionda, una dotación diferenciada en dos bloques, el templo del antiguo convento y un segundo edificio anexo de reciente construcción. Las dotaciones destinadas a la promoción cultural incluyen un auditorio, bautizado con el epígrafeTxokobiko, y varias aulas, todavía vacías, destinadas a Biblioteca.

A continuación, después de inspeccionar las instalaciones de la actual Biblioteca, sita en la planta alta del edificio del Ayuntamiento, se ha celebrado una reunión en la que los portavoces de UPN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu y PSN han coincidido en afirmar que las instalaciones son muy acogedoras, pero no cumplen unos requisitos mínimos de accesibilidad ni de seguridad”. 

Consuelo Satrustegi (Geroa Bai) ha asegurado que la “vieja” biblioteca, todavía en activo, “tiene mucho encanto, pero no reúne ninguna condición. Desde nuestro grupo vamos a trabajar por intentar hacer realidad el traslado a las nuevas dependencias”.

En esa misma línea, Cristina Altuna (UPN) ha manifestado que estudiarán cuantas “medidas e iniciativas sean necesarias para ayudar a solventar el traslado” de la Biblioteca al complejo de Harrionda.


Miren Aranoa (EH Bildu) ha recordado la resolución que, tras la visita cursada también a iniciativa de Bildu, aprobó el Parlamento en marzo de 2014 y, a ese respecto, ha denunciado la “falta de voluntad política” que subyace tras la “negativa del Ejecutivo Foral a financiar el mobiliario necesario para la puesta en marcha de la Biblioteca, tal y como estipulaba el mandato de la Cámara. No puede ser que se construya una biblioteca de lujo y luego no haya dinero para estanterías. Esa falta de previsión es inadmisible”.

Carlos Couso (Podemos-ahal Dugu) ha reivindicado la “importancia de los espacios públicos de cultura en cuanto garantes de la igualdad de acceso, también en el caso de la gente con menos recursos. En este supuesto hay un edificio viejo que ya no resulta operativo y otro nuevo en desuso. Nos adherimos a lo dicho. Haremos lo posible porque se faculte cuanto antes el equipamiento y el traslado” a Harrionda.

Carlos Gimeno (PSN) ha brindado su “máximo apoyo a la apuesta programática de la Consejería de Cultura en lo tocante a la Red de Bibliotecas” y ha apuntado que, “más que de falta de previsión, cabe hablar de competencia normativa, pues este, el del equipamiento, es un tema que incumbe al Gobierno. Compartimos, apoyamos e instamos a que se cumpla con lo consignado. Eso sí, valorando el esfuerzo de cada Hacienda Local para evitar caer en desigualdades”.

Al hilo de lo dicho, el alcalde, José Luis Etxegaray, ha advertido que a diferencia de otras localidades, que han recibido “suculentas subvenciones”, la nueva Biblioteca de Lesaka, “financiada desde los Presupuestos Generales del Estado a partir de una enmienda pactada entre PNV y PSOE, no le costado ni un duro al Gobierno de Navarra. No hemos recibido nada, tuvimos que acudir a Madrid. Habéis podido comprobar que el traslado a Harrionda, cifrado en 75.000 euros, es una absoluta necesidad, tanto por seguridad como por modernidad”.

Luis Zarraluqui (UPN), por su parte, ha abogado por un “Convenio tipo que regule este tipo de situaciones de un modo uniforme. Sería garantía de un trato equivalente, algo importante en cuestiones de esta índole. La partida para equipar esta Biblioteca existe desde 2012, lo que pasa es que los Presupuestos están prorrogados y la línea sin dotar”.

Finalmente, Asun Maestro, directora del servicio de Bibliotecas de Navarra, ha llamado a “preservar” la Red de Bibliotecas de Navarra y ha urgido a poner en marcha la nueva dotación de Lesaka, actualmente con 814 usuarios (13.000 visitas en 2014), porque se ganaría en accesibilidad. Cabe recordar que los equipamientos corrían a cargo del Gobierno hasta que dejaron de proporcionarse. Llevamos muchos años sin revisar y actualizar los convenios”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La biblioteca de Lesaka continua sin equipar dos años después de su inauguración