SOCIEDAD

Salud reconoce por fin que existe "preocupación" entre los ciudadanos por la mala atención en centros de salud

La consejera Indurán ha asegurado que se busca un equilibrio entre la atención presencial y no presencial que permita seguir compatibilizando las asistencias Covid con las que no lo son.

La consejera Santos Induráin durante una de sus intervenciones en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
La consejera Santos Induráin durante una de sus intervenciones en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha reconocido por fin este jueves que existe una importante "inquietud" en la población por la implantación de la atención no presencial a raíz de la crisis provocada por el Covid-19 y ha afirmado que el departamento va a trabajar para alcanzar un "equilibrio razonable" entre la atención presencial y la no presencial.

Este reconocimiento de la consejera ha venido después de que la parlamentaria de Navarra Suma Cristina Ibarrola hubiera afirmado que la consejera "ha elegido un camino equivocado, ha aprovechado la crisis sanitaria para imponer un cambio abrupto, con falta de visión y a todas luces erróneo". "Navarra fue pionera en actividad no presencial, pero por primera vez ahora se ha limitado la libertad que tienen los ciudadanos de elegir una atención presencial. ¿Donde queda el modelo centrado en la persona? El triaje administrativo generalizado que han impuesto supone una barrera con inseguridad para ciudadanos, profesionales y personal administrativo. Esperar varios día a que un médico o enfermera, no necesariamente el tuyo, te devuelva una llamada se ha convertido en habitual", ha lamentado Ibarrola. 

Induráin, por su parte, ha asegurado que la atención no presencial se implementó desde el inicio de la pandemia porque "tuvimos que reorganizar la asistencia en todos los ámbitos del sistema sanitario por razones de seguridad para pacientes y profesionales, lo que ha supuesto un incremento importante de consultas no presenciales para dar una respuesta segura y eficiente".

De hecho, ha señalado que "las sociedades científicas y el Ministerio de Sanidad propusieron que la actividad no presencial fuera dentro de lo posible la principal forma de atención por razones de seguridad".

Induráin ha considerado que "se ha dado una respuesta razonablemente satisfactoria a la mayor parte de necesidades mediante consulta telefónicas de alta resolución técnica y mediante triaje seguido de atención presencial".

La consejera ha señalado que en ese primer periodo la población fue "comprensiva y entendió y aceptó" esa situación, pero ha señalado que posteriormente se generó "inquietud en la población al detectarse dificultades en la accesibilidad". "Para dar una mejor respuesta se están desarrollando medidas organizativas para lograr una mayor capacidad de citación presencial", ha explicado

Así, ha asegurado que "se busca un equilibrio razonable entre la atención presencial y no presencial que nos permita seguir compatibilizando las asistencias Covid con las que no son Covid, con la mayor seguridad posible". En todo caso, la consejera ha señalado que "en general se ha asegurado a todos los pacientes una consulta presencial con garantías de prevención".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud reconoce por fin que existe "preocupación" entre los ciudadanos por la mala atención en centros de salud