• jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 04:08

 

 
 

SOCIEDAD

Aluvión de reventa de entradas de discotecas en Pamplona: "No queremos contagiarnos"

Centenares de jóvenes tratan de revender sus entradas en Instagram al no querer acudir a discotecas por el aumento de los contagios por Covid-19.

Una noche de fiesta en una discoteca. ARCHIVO
Una noche de fiesta en una discoteca. ARCHIVO

Estaba previsto que fuese una semana grande. Los estudiantes universitarios acababan sus exámenes, los restaurantes se colapsaban por comidas y cenas de empresa y miles de pamploneses volvían a sus casas para celebrar la Navidad. Se podía respirar el ambiente festivo, que llevaba a las discotecas a planificar una programación especial con hasta seis días de apertura en una semana: lunes, martes, miércoles, jueves, viernes y sábado.

Pero, como un antiguo fantasma del pasado, el Covid regresó más agresivo que nunca en cuanto a contagios para desatar las dudas entre los jóvenes y, aunque muchos han seguido adelante con sus planes de fiesta y discoteca, generar incertidumbre y recelo ante el aumento de positivos antes de Navidad.

Una situación que ha llevado a centenares de jóvenes a revender por Instagram las entradas que ya ha habían adquirido y de las que ahora intentan desprenderse, principalmente por miedo al contagio.

"Está habiendo muchísimo casos en los últimos días y yo me voy a Irlanda a principios de enero y no quiero perderme las Navidades o incluso tener que cancelar el viaje. De momento intento vender la del día 24 ", responde una de las afectadas.

De hecho, todo su grupo de amigas ha optado por la misma decisión y además tratarán de vender en los próximos días las entradas para Nochevieja.

La estampa se repite con asiduidad en las historias de Instagram y con tan solo deslizar un par de veces hacia la derecha uno vuelve a toparse con mensajes similares. Ya sea para Indara, Canalla o Zentral, con hora de llegada o sin ella, los 'vendo entrada de...' inundan la red social de una forma nunca antes vista.

"Tengo una entrada para Indara el jueves 23 y la vendo porque no quiero jugármela a contagiarme. Casi todas mis amigas estamos igual", explica una joven acerca del motivo de su reventa. "Por nuestros abuelo y padres, y por no confinarnos también", cuenta otra involucrada.

Entre el aluvión de ofertas, tan solo un patrón se repite en la mayoría de los casos. Casi siempre son ellas quienes venden entradas y cuesta encontrar a hombres que lo hagan.

"Me marcho a Cataluña a pasar las navidades con familiares que tengo allí y prefiero no tomar riesgos con ellos", justifica su decisión uno de los pocos chicos que sí revenden.

Tal es el volumen de venta que quienes desean adquirir entradas a última hora consiguen hacerlo a precios irrisorios. "Es tal la locura que he podido comprar una a 4 euros", cuenta un adolescente que, ante las cancelaciones de planes y el miedo a quedarse sin salir en Navidad, acaba de adquirir una entrada de Canalla para este martes.

No obstante, algunas personas sí consiguen su propósito y logran revender su entrada al precio de compra, ya que las ganas de fiestas de miles de jóvenes navarros permanecen todavía intactas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aluvión de reventa de entradas de discotecas en Pamplona: "No queremos contagiarnos"