• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 23:30

 

 
 

SOCIEDAD

A punto de estallar: la crónica de una tensa mañana entre partidarios y detractores del acto de Alsasua

Visita de Albert Rivera a Alsasua. MIGUEL OSÉS_18
Dispositivo de la policía en el acto de Alsasua. MIGUEL OSÉS

Se esperaba una jornada tensa en Alsasua y así ha sido. Los vecinos de la localidad navarra han recibido entre pitos e insultos a los convocados por España Ciudadana, quienes han mostrado su agradecimiento a la Guardia Civil.

La mañana ha comenzado tranquila, con los vecinos de Alsasua manifestándose en las calles contiguas, entre cánticos, a la espera de que llegaran Albert Rivera, Santiago Abascal o Ana Beltrán, entre los demás asistentes. Conforme pasaban los minutos, la tensión ha ido creciendo, hasta tal punto que el periodista Cake Minuesa ha tenido que ser protegido, en primera instancia, por agentes de la Policía Foral.

El gran cordón policial, formado por Policía Foral y Guardia Civil, ha impedido el paso a la plaza de los Fueros a todos aquellos que no fueran parte de la movilización ciudadana asistente al acto. Conforme han ido apareciendo manifestantes con banderas de España, la tensión se ha incrementado, ya que en ese instante se han iniciado las primeras increpaciones entre ambos bandos.

En primer lugar ha llegado Santiago Abascal a la plaza de los Fueros, aunque en ese momento el ambiente no estaba tan crispado. Minutos más tarde lo ha hecho Albert Rivera, que ha entrado al lugar entre insultos y silbidos. De hecho, el coche en el que viajaba ha recibido el golpe de alguna moneda o mechero. Incluso ha recibido el lanzamiento de piedras. Ha sido entonces, cuando estaban ya todos los asistentes en la plaza, cuando han continuado las increpaciones por parte de los vecinos.

Al inicio del acto programado por España Ciudadana se han podido escuchar las campanas de la iglesia, música y demás sonidos que trataban, desde fuera de la plaza, incomodar el acto. Durante el evento no ha habido ningún tipo de enfrentamiento, pero se respiraba una calma tensa, a la espera de que todos los asistentes salieran.

Ahí ha sido cuando sí se ha producido más tensión, aunque en ningún momento ha llegado a mayores, gracias a los cuerpos de policía, que han mantenido una distancia considerable entre ambos bandos. Conforme los asistentes al acto de España Ciudadana han salido de la plaza, se han vuelto a vivir escenas de gritos, insultos y demás provocaciones. Incluso se han llegado a lanzar objetos, que no han golpeado a nadie.

Ya con los asistentes fuera de Alsasua, los últimos momentos de tensión se han vivido hasta que la Guardia Civil y la Policía Foral han han salido del municipio. De nuevo se han vuelto a escuchar cánticos contra la Guardia Civil y, tras su salida, se ha terminado una jornada en la que, por suerte, no se ha tenido que lamentar ninguna tragedia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A punto de estallar: la crónica de una tensa mañana entre partidarios y detractores del acto de Alsasua