PREMIUM  SOCIEDAD

El niño Aimar Irisarri reinará Navarra por un día tras recibir la faba de la suerte de manos de Enrique Maya

Pamplonés de 12 años, ha sido el elegido durante la celebración del sorteo del Rey de la Faba, en un acto que cumplirá en enero cien años.

Acto de elección y proclamación del Rey de la Faba 2020, con el niño Aimar Irisarri como el elegido. PABLO LASAOSA
Acto de elección y proclamación del Rey de la Faba 2020, con el niño Aimar Irisarri como el elegido. PABLO LASAOSA  

El niño Aimar Irisarri Cía, pamplonés de 12 años, ha vivido este sábado como futuro rey de Navarra después de resultar elegido entre otros diez niños como Rey de la Faba, una antigua tradición navarra que se remonta al año 1920.

Debido al centenario de este acto, los organizadores, la Peña Muthiko Alaiak, han devuelto el lugar de la elección a Pamplona, la ciudad donde comenzó hace cien años este evento popular, ideado para recuperar el ritual de la coronación de un hijo del pueblo.

En esta ocasión, y para tener un detalle con los miembros de la peña que lleva a cabo este acto, los 11 niños son hijos de componentes de Muthiko Alaiak. Y de entre todos ellos, el honor le ha correspondido a Irisarri, que se ha mostrado muy alegre al recibir la faba.

Aunque fue en 1920 cuando el salón del Círculo Carlista de la plaza del Castillo fue testigo de la coronación del hijo de un socio necesitado, la citada peña lo lleva organizando desde 1932, si bien durante un breve período de años lo desarrolló la Real Cofradía del Gallico de San Cernin.

Según la historia, durante la festividad de los Reyes Magos, los reyes de Navarra celebraban un banquete al que eran invitados varios niños pobres de la localidad en la que se encontraran los monarcas ese día. Reunidos alrededor de una mesa, el cocinero real les servía una gran tarta, dentro de la cual se hallaba oculta la faba de la suerte.

Al pequeño que le tocara en su parte del pastel, se lo nombraba Rey de la Faba y se le concedían grandes honores y caridades por parte de la ciudadanía y de los reyes navarros. Desde 1920, esos regalos se sustituyeron por una ceremonia de coronación al estilo de las que vivieron los monarcas del reino de Navarra.

MAYA HA CORTADO LA TARTA

Este sábado, el encargado de cortar el pastel ha sido el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que ha acompañado a los miembros de la peña y a los niños que se iban a disputar por sorteo ser rey de Navarra por un día.

Desde la peña han revelado que ha habido mucho trabajo detrás para organizar el evento de este año en Pamplona, porque se ha celebrado también una reunión entre 30 antiguos reyes de la Faba, que ha tenido lugar a continuación de la ceremonia del sorteo con la tarta.

Fran Sagastibeltza, socio de Muthiko Alaiak, ha explicado que se han alegrado mucho al comprobar la alegría que había suscitado este encuentro entre los antiguos reyes. "Ha sido un acto muy emotivo, con la gente muy agradecida. De hecho, muchos nos han dicho que se han alegrado de poder juntarse y rememorar el día en el que fueron coronados, del que guardan un muy buen recuerdo", ha indicado.

Aimar Irisarri, con la figura que lo acredita como rey navarro por un día. PABLO LASAOSA

El acto se ha llevado a cabo en el palacio del Condestable, del que Aimar Irisarri Cía ha sido escoltado después, ya con su traje de época, hasta uno de los balcones del consistorio pamplonés, desde donde ha saludado al público asistente.

Allí, el Rey de Armas ha realizado la proclamación del niño, que será coronado en el próximo mes de enero, concretamente el día 18. En esa fecha, se reproducirá fielmente la ceremonia de coronación del rey navarro Carlos III el Noble, aunque será Irisarri el protagonista de la jornada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El niño Aimar Irisarri reinará Navarra por un día tras recibir la faba de la suerte de manos de Enrique Maya