SOCIEDAD

Un 25% menos de hospitalizaciones por ictus durante la pandemia: "Por miedo al contagio"

Adacen insta a la población a llamar al 112 en caso de sospecha de sufrir un ictus

El equipo de Adace, imagen enviada por el Día Mundial del Ictus. ADACEN
El equipo de Adacen. ADACEN

Durante el confinamiento iniciado a partir de la declaración del primer estado de alarma el pasado 16 de marzo, el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) recibió un 25% menos de pacientes con sospecha de ictus respecto a las cifras del año anterior. Estos datos son similares a los observados en otros centros nacionales.

Nuria Aymerich Soler, neuróloga de la Unidad de Ictus del CHN señala que “nuestra impresión es que ante los ictus que debutaban con mayor afectación o gravedad se siguió avisando al 112 y pudieron acceder al tratamiento adecuado. Sin embargo, ictus con síntomas más leves o transitorios (a veces potencialmente muy graves…) no accedían a los servicios de urgencias, probablemente por miedo al contagio”.

Esta situación, sobre la que quiere alertar Adacen, es muy preocupante puesto que en el caso del ictus es esencial la atención sanitaria urgente para la recuperación.

“Se pierde la oportunidad de que, si se cumplen unos determinados requisitos que se valoran a la llegada del paciente a urgencias, se puedan administrar los tratamientos adecuados demostrados como eficaces para disminuir las secuelas del ictus. Uno de los principales requisitos es la llegada a urgencias cuanto antes desde el inicio de los síntomas porque el tratamiento es más eficaz cuanto antes se administre”, alerta Nuria.

“Incluso si el paciente acude a urgencias pero no es candidato a estos tratamientos (no cumple los requisitos para que sean eficaces y seguros), también se beneficia por su ingreso en la Unidad de Ictus ya que los cuidados en esta Unidad se han demostrado muy eficaces para la evolución positiva de los pacientes. Además, estas personas se benefician del inicio temprano de tratamiento rehabilitador durante su estancia hospitalaria y posteriormente en Clínica Ubarmin o en el Hospital San Juan de Dios”, concluye.  

Por todo ello, desde Adacen quieren recordar a la ciudadanía que es esencial llamar al 112 con la mayor brevedad ante cualquier sospecha de ictus.

Los síntomas que indican que una persona podría estar sufriendo un ictus son:

  • Dolor de cabeza intenso, de inicio brusco y distinto del habitual.
  • Pérdida de fuerza, sensibilidad o disminución de la coordinación en la mitad del cuerpo.
  • Pérdida total o parcial de la visión o visión borrosa.
  • Pérdida de sensibilidad en la mitad de la cara
  • Dificultad para hablar o para entender cuando te hablan.

 

REHABILITACIÓN EN LA PANDEMIA

Los efectos de la pandemia se han visto reflejados también en la Rehabilitación de las personas con Daño Cerebral Adquirido, más evidentes en los más afectados tanto física como cognitivamente.

Según el Dr. Santiago Martinez Gorostiaga, responsable del área de neurorrehabilitación de la Clínica de Ubarmin “inicialmente se resintió sobre todo la atención presencial de pacientes ambulatorios , tanto en consultas como en las áreas de terapia , aunque se mantuvieron algunas consultas presenciales y se aumentó la asistencia no presencial para asesorar, informar e indicar pautas, tareas y ejercicios que se podían hacer en domicilio, con el objetivo de empoderar a los pacientes y familiares en el proceso de rehabilitación para lograr la máxima recuperación posible con los medios y posibilidades disponibles"

Por otro lado, las personas afectadas por daño cerebral adquirido, como es el caso de los usuarios y usuarias de Adacen, debido al cierre de los centros han sufrido la interrupción de los tratamientos rehabilitadores presenciales. Aunque la asociación ofreció rehabilitación a distancia mediante diferentes recursos on-line, se ha observado, en algunos casos, un empeoramiento de las facultades ligado también a un peor estado emocional y anímico.

De todo esto se hablará en el webinar que se celebrará hoy a las 16:00 h en Navarrabiomed con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Ictus. Además, se detallará cómo se han adaptado los recursos sanitarios y de Adacen a la situación actual para continuar atendiendo a pacientes, incluyendo todas las fases (desde la Atención Primaria y medidas de prevención hasta la atención hospitalaria, neurorrehabilitación y recursos sociosanitarios). Las inscripciones ser recogen en la web de NavarraBiomed.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un 25% menos de hospitalizaciones por ictus durante la pandemia: "Por miedo al contagio"