• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 14:17

 

 
 

SOCIEDAD

¿Acoso laboral en Navarra? Denuncian falta de datos y protocolos para actuar en las empresas

Ley Orgánica de Igualdad de marzo de 2007 obliga a todas las empresas a "promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo".

Según el estudio, Navarra es la única comunidad autónoma que no registra víctimas de ciberacoso.
Una trabajadora se lleva las manos a la cabeza tras ser acosada en el trabajo. ARCHIVO

Podemos ha solicitado la celebración de una sesión de trabajo ante la Comisión de Salud del Parlamento foral con una representación de profesionales y supervivientes de acoso sexual en el trabajo.

Pretende así conocer al objeto de la realidad desde el punto de vista de las repercusiones en la salud de las personas y propuesta de recursos y acciones relacionadas con la ley de violencia contra las mujeres de 2015 y otras modificaciones en la legislación vigente en navarra.

En una nota Podemos indica que el acoso sexual y por razón de sexo en el entorno laboral representa una forma de discriminación y de violencia contra las mujeres, puesto que atenta contra su dignidad e integridad física y mental y tienen efectos sobre su dignidad, salud e integridad física y mental.

No hay datos sobre casos de acoso, ya que no se denuncian si no hay protocolos, pero "no sólo es un problema penal sino también un problema de salud laboral", de forma que "en la mayoría de las empresas se producen casos de acoso sexual y por razón de sexo y que existe un gran desconocimiento sobre cómo actuar en esas situaciones".

Ley Orgánica de Igualdad de marzo de 2007 obliga a todas las empresas a "promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo y arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo".

Pero aun así, indica Podemos, la mayoría incumplen este mandato, muchas veces porque desconocen su carácter obligatorio. De hecho se ha demostrado que los protocolos o medidas previstas "no resultan suficientes para tratar adecuadamente esta problemática, aun cuando se aplican, porque la mayor parte de las mujeres que han enfrentado el acoso acaban abandonando su puesto de trabajo".

Las mujeres que denuncian este tipo de situaciones se encuentran "desprotegidas" y no se contempla la reparación del daño ni se garantiza la no repetición contempladas en la Ley Foral contra la violencia hacia a las mujeres de abril de 2015 que sostiene en su artículo 74 la necesidad de la formación profesional permanente.

Sin embargo, según la parlamentaria Tere Saez "a día de hoy falta formación en equipos directivos, plantilla, representaciones sindicales, inspección de trabajo y salud laboral. Es necesario incidir en la prevención y también en la situación post-denuncia, cuando por haber denunciado acoso puede aparecer mobbing". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Acoso laboral en Navarra? Denuncian falta de datos y protocolos para actuar en las empresas