SAN FERMÍN

Los estragos de la fiesta: se supera el millón de kilos de basura recogidos en San Fermín

La cantidad recogida ha aumentado un 6,64% respecto a 2015 y en el servicio de limpieza especial para las fiestas han trabajado 240 personas.

Dos jóvenes atraviesan el mar de basuras de la Plaza del Castillo en Sanfermines. EFE
Dos jóvenes atraviesan el mar de basuras de la Plaza del Castillo en Sanfermines. EFE  

En cuanto a la limpieza, el total de kilos de vidrio y basura recogidos en el entorno festivo ha aumentado un 6,64%. En 2016 se han recogido 1.051.612 kilos, por los 986.100 kilos del año anterior. Desglosado por conceptos, la recogida de vidrio ha aumentado un 6,04% y supuso 414.100 kilos en estas pasadas fiestas (390.500 en 2015).

También ha aumentado la basura y el barrido. Este último ha crecido un 9,02%, recogiéndose 394.820 kilos este año, frente a los 362.820 de 2015. Por último, ha subido un 3,96% la recogida de basura: en 2016 se han retirado 242.692 kilos, mientras que en 2015 se recogieron 233.440.

El servicio de limpieza municipal se refuerza con la llegada de los Sanfermines y pasa de las 110 personas habitualmente contratadas durante el año para realizar esas labores de lunes a viernes a las 240 del dispositivo establecido para las fiestas. Se cuenta, además, con 50 vehículos o máquinas para realizar esas labores de limpieza. Todos esos medios han provocado que se finalizase antes la labor de limpieza en el Casco Antiguo y se pudieran trasladar los equipos a otras zonas periféricas de la fiesta, como los Ensanches, Rochapea o San Juan, igualmente necesitadas de atención reformazas de limpieza.

El marcador del aspecto de limpieza en la ciudad es el dato recogido como ‘barrido en el entorno festivo’, que incluye la gran recogida de basura en la madrugada de cada día en el Casco Antiguo de la ciudad, así como el barrido manual y de máquinas y el baldeo de las calles. El Servicio Municipal de Limpieza analizará estos datos, si bien inicialmente apuntan a que este año ha habido más gente en el entorno festivo. Asimismo, se apunta a que es necesaria una mayor implicación del sector hostelero y la del ciudadano.

Asimismo, este año se ha aplicado un repelente de orines en distintas zonas del Casco Antiguo. Según la información disponible en el área, es difícil valorar el efecto disuasorio del producto, pero sí que se ha comprobado que al formar una película sobre la superficie aplicada se reduce el olor y además es más fácil de limpiar y eliminar los restos. También ha servido para poner de manifiesto el problema de los orines en San Fermín y concienciar a la ciudadanía, informa el Ayuntamiento en una nota.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los estragos de la fiesta: se supera el millón de kilos de basura recogidos en San Fermín