PREMIUM  QUINTA CORRIDA 2019

El Juli sigue sumando en Pamplona y corta la única de la tarde: "He tenido mucha fe desde la salida"

El diestro madrileño ha cortado la única oreja que se han dejado los Victoriano, mientras que Ferrera ha deslumbrado pero el hierro le ha privado de premio.

El Juli durante la vuelta al ruedo en la corrida de los Victoriano del Río, en la que ha cortado una oreja y se ha erigido como triunfador de la tarde. ALEJANDRO VELASCO
El Juli durante la vuelta al ruedo en la corrida de los Victoriano del Río, en la que ha cortado una oreja y se ha erigido como triunfador de la tarde. ALEJANDRO VELASCO  

Julián López, mundialmente conocido como 'El Juli', ha sido el único torero que ha podido recoger triunfo en la corrida de los Victoriano del Río de este jueves 11 de julio.

El Juli, que ha abierto la puerta del encierro hasta en 11 ocasiones, ha regresado a Pamplona contento por reencontrarse con la afición sanferminera que le idolatra como uno de los grandes maestros de su coso.

"Es una gran plaza con sus dificultades", ha explicado el matador madrileño en declaraciones al canal Toros de Movistar, "una plaza que me ha recibido con calor muchas veces y esperemos que hoy nos bañemos de gloria".

Aunque no ha podido abrir de nuevo la puerta grande, El Juli ha sido el único que ha tocado pelo en la tarde que compartía con Antonio Ferrera y Pablo Aguado.

El Juli, como uno de los maestros más aclamado de los Sanfermines, ha destacado la personalidad de la plaza de Pamplona: "Tiene mucha personalidad.  No es ajena a la tauromaquia buena cuando rompe un toro y hay que estar centrado".

En su primer toro ha errado en la suerte natural al entrar a matar y no ha logrado levantar la ovación del público. El diestro ha reprochado que el primero de su lote no tuviera fondo: "Se ha afligido mucho, estaba muy paradito y sin fuerza".

Pletórico ha terminado tras el segundo toro, al que ha matado bien aunque su resistencia a rodar sobre la arena le ha privado de dos orejas y la presidencia le ha concedido la única que se ha paseado.

"He estado a gusto. Una pena que no haya caído el toro", ha lamentado El Juli, "me hubiera gustado que se hubiera echado y cortarle las dos orejas, pero me voy contento".

El matador ha valorado que su segundo astado tuviera mucho fondo. "He tenido mucha fe desde la salida. He podido medirle muy bien los tiempos, el celo que a veces le perdía, saber jugar con la intensidad... Ha respondido muy agradecido y se ha entregado", ha valorado el triunfador de la tarde, que se ha marchado de la plaza con el pañuelo impuesto por el alcalde de sol.

EL DEBUT DE PABLO AGUADO

El sevillano Pablo Aguado ha debutado este jueves en Pamplona después de llegar a San Fermín como una de las revelaciones de la temporada.

En el patio de caballos, antes de realizar su primer paseíllo en Pamplona, se le podía ver resoplar. Una reacción que ha explicado ante las cámaras de televisión: "Esos resoplidos son la forma de echar para fuera los miedos que tenemos en estos momentos".

"Cuanto mas miedo se pasa, es señal de mayor responsabilidad", ha valorado el andaluz sobre su debut en los Sanfermines, donde ha encontrado dos toros que aunque no le han permitido lucirse como quería sí le han dejado sacar su torería.

Dos horas más tarde de aquellos resoplidos, Pablo Aguado cambiaba el gesto por una media sonrisa. "Después de todos los miedos, creo que ha sido un balance positivo".

"En el primero he demostrado actitud y ganas", ha valorado sobre un toro que ha asegurado que "en los primeros tercios nadie lo veía". "Le han picado muy bien y el inicio de faena ha sido muy importante. Ha mejorado en la muleta más de lo que yo pensaba", ha sostenido Aguado.

"Y en el otro he demostrado que no tengo que esperar a que me salga el toro". Así se ha referido el sevillano a su ímpetu por tratar de sacar lo mejor al sexto de la tarde.

Aunque el lote no le ha acompañado, el debutante ha echado el resto para tratar de dejar buenas sensaciones ante la afición sanferminera.

FERRERA Y SU EXÓTICO

Por su parte, Antonio Ferrera ha tenido mejor fortuna y ha lidiado al mejor astado visto en toda la tarde y quizá en todo lo que se lleva de Feria del Toro.

El diestro afincado en Badajoz se ha enfrentado a Exótico, un toro que no cesó en sus embestidas y que fue aplaudido en el arrastre. Solo un extraño fallo en la espada le ha privado de premio.

El matador ha conseguido clavar el estoque a la perfección, pero al alejarse del morlaco no ha soltado la empuñadura y el acero ha vuelto a salir con la misma celeridad y precisión con la que había entrado.

El error ha privado a Ferrera, el último torero en cortar un rabo en Pamplona hace ya 13 años, de un triunfo rotundo que tenía prácticamente ganado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Juli sigue sumando en Pamplona y corta la única de la tarde: "He tenido mucha fe desde la salida"