FERIA DEL TORO

Roca Rey, ingresado en Pamplona tras su cornada: "Ésta es una plaza en la que vale la pena jugarte la vida"

"Era mi tercera puerta grande en Pamplona y hubiera sido muy bonito, pero tuve que cambiar salir a hombros por la enfermería", confiesa el peruano.

El diestro Roca Rey se recupera en el Complejo Hospitalario de Navarra de la cogida sufrida en la corrida del día 11 de julio. NAVARRA TV
El diestro Roca Rey se recupera en el Complejo Hospitalario de Navarra de la cogida sufrida en la corrida del día 11 de julio. NAVARRA TV  

El diestro peruano Andrés Roca Rey continúa ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra recuperándose de la cornada que sufrió al entrar a matar a su último toro de la corrida del martes 11 de julio ante los astados de Jandilla.

El joven matador fue prendido por el toro cuando el estoque se partió por la mitad en el momento mas álgido de la faena. Aunque el espadazo fue suficiente para matar al toro, Roca Rey tuvo que ser conducido de urgencia a la enfermería y no pudo ver el momento en el que la plaza le concedía una oreja, la segunda de su tarde, y le daba la llave de la puerta grande.

"La fuerza con que uno entra matar y la fuerza del toro se unen y provocan que se parta la espada", explicaba este jueves desde la cama del hospital de Pamplona el diestro Roca Rey ante los micrófonos de Navarra Televisión. Roca Rey ya sufrió un accidente similar en Badajoz y le tuvo apartado las últimas semanas de la arena.

"MI TERCERA PUERTA GRANDE EN PAMPLONA HUBIERA SIDO MUY BONITA"

El peruano no pudo salir a hombros por la puerta del encierro y fue intervenido de urgencia para curar la cornada sufrida en la cara interna del muslo izquierdo. "Era mi tercera puerta grande en Pamplona y hubiera sido muy bonito, pero tuve que cambiar el salir a hombros por la enfermería", confesaba a la televisión navarra.

Esta herida le ha impedido también volver a enfundarse el traje de luces y participar este jueves en la séptima corrida, en la que iba a compartir cartel con Antonio Ferrera y Alejandro Talavante. "Desde novillero me he sentido agusto toreando en esta plaza", lamenta el matador, que alaba sobre todo la afición taurina de Pamplona con mucha gente joven en los tendidos, tanto en el sol como también en la sombra.

"Ésta es una plaza diferente y al mismo tiempo muy bonita", se ha sincerado Roca Rey, "es una plaza en la que vale la pena jugarse la vida". Los médicos confían en que este viernes o sábado, el peruano pueda dejar el Complejo Hospitalario de Navarra. Por su parte, Roca Rey ya piensa en regresar a Sevilla y volver al campo a entrenarse para reaparecer los antes posible, confiando en que sea en este mismo mes de julio. Sus ganas pueden a cualquier adversidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Roca Rey, ingresado en Pamplona tras su cornada: "Ésta es una plaza en la que vale la pena jugarte la vida"