PREMIUM  FERIA DEL TORO

Javier Jiménez, debuta en Pamplona con Cebada Gago: "El toreo no es una guerra, el toreo es sentimiento"

Natural de Espartinas, afronta su primera cita en la capital navarra ante los temidos y reconocidos toros de Cebada Gago: "Lo veo como una oportunidad", dice el joven. 

El torero Javier Jiménez, que torea la corrida de Cebada Gago, durante un momento de la entrevista.
El torero Javier Jiménez, que torea la corrida de Cebada Gago, durante un momento de la entrevista.  

Javier Jiménez es uno de esos toreros llamados del cambio, jóvenes matadores que vienen pidiendo un sitio en las ferias para renovar el escalafón y devolver la ilusión a un aficionado que desea ver nuevas promesas en los carteles. Porque ha llegado un momento crucial, un momento en el que es necesaria la tan ansiada competencia.

Nacido en Espartinas hace 25 años, Javier disfruta de su tercera temporada como matador de toros, tras una sobresaliente etapa como novillero que concluyó  liderando el escalafón. Para él no es una novedad hacer el paseíllo en plazas importantes, ya que desde que tomó la alternativa ha toreado y cortado orejas, por ejemplo, en Sevilla o Madrid.

Es el único de los matadores de toros que debutará en Pamplona esta feria de San Fermín (Roca Rey ya estuvo el año pasado como novillero) y viene con unas ganas tremendas por torear en una plaza que le hace especial ilusión. La cita, el 8 de julio con astados de Cebada Gago. Sus compañeros de cartel, Eugenio de Mora y Pepe Moral.

Javier ¿qué supone para ti torear en Pamplona?

Es algo que me hace muchísima ilusión, por un lado por estar presente en una de las principales ferias de la temporada taurina y la importancia que tiene, y por otro porque es una plaza y una ciudad que siempre me ha llamado muchísimo la atención, desde que empecé a torear he tenido unas ganas tremendas de estar anunciado allí.

¿Tienes pensado correr el encierro alguno de los días?

No, no, no… (risas), me da mucho miedo, es peligroso, hay mucha gente… Es algo que me han preguntado ya varias veces y siempre he dicho que no, de momento al menos no. Quién sabe si luego tengo suerte y repito más años en Pamplona y ya me da por correr, pero este año seguro que no.

¿Crees que esta carrera es beneficiosa para los toros que se lidian por la tarde?

Yo pienso que sí, porque todos los años embisten muchos toros en Pamplona y sobre todo no se caen. Es muy complicado que devuelvan un toro al corral, ahora mismo no recuerdo ninguno. Además que son toros grandes, con volumen, y aun así embisten muchos allí. Por eso creo que el encierro es beneficioso. También influye el que esté todo tan bien organizado, que sea tan fluido, porque luego los toros no acusan querencia ninguna a chiqueros.

¿Has madrugado alguna vez para ver los encierros?

¡Claro! Muchísimas veces. Además que en julio ya hace mucho calor y tenemos que entrenar muy temprano, entonces ya aprovecho y los veo. Pero sí que me he levantado para verlos muchas veces. Todo lo que tenga que ver con la Fiesta del toro me gusta mucho vivirlo, además me da envidia sana ver como allí en Pamplona todo gira en torno al toro.

Has visto corridas de toros de San Fermín por la televisión, ¿qué esperas encontrarte allí?

Todo el mundo sabe cómo es Pamplona y el ambiente que se vive allí, que se respira en la plaza, por lo que espero encontrarme eso, lo que he visto por televisión. No creo que sea incómodo, hay  que ir mentalizado y adaptarse a los sitios. Tenemos que dar gracias de que existan estos sitios ¡ojalá hubieran muchas más ‘Pamplonas’!

¿Tienes pensado ir antes del día 8 a Pamplona para conocerla de primera mano?

Sí, iré el día anterior por la mañana. El día que se publicaron los carteles llamó Miguel Criado ‘El Potra’ a mi padre para darle la enhorabuena, y lo primero que le preguntó fue: “¿Javier ha estado alguna vez allí?” Y nos recomendó que fuéramos el día de antes para ver el ambiente de la plaza en primera persona. Aprovecho para agradecer a Miguel el interés que ha puesto para que pudiera torear allí.

Tu hermano Borja toreó en Pamplona como novillero hace dos años y cortó tres orejas. Aunque en la novillada y las corridas el ambiente no tiene nada que ver, ¿qué te ha contado Borja de esta plaza?

Me contó que le impresionó muchísimo ver esa plaza tan grande y con tanta gente en una novillada, y que además es muy cómoda para torear.

Espartaco, con quien tienes mucha relación, ha toreado en la capital navarra muchas veces y además cosechando triunfos. ¿Has hablado con él?

El mismo día que salieron los carteles le vi, coincidimos en un evento y hablamos pero fue todo muy rápido. Pero sí que los días antes de torear me llamará y hablaremos mucho sobre el tema. Es una suerte tremenda tener los consejos siempre de la familia Espartaco.

Te enfrentas a los toros de Cebada Gago, una ganadería con mucho interés en Pamplona y que el aficionado siempre desea ver. ¿Has toreado alguna vez estos toros?

Sí, de novillero maté una novillada de Cebada Gago en Algemesí, y además me fue muy bien porque gracias a ella pasé a la final y después gané el Certamen. Estoy muy contento de anunciarme con Cebada en Pamplona porque allí tiene muchísimo cartel e historia. Me hace mucha ilusión de verdad.

¿Qué hay que hacerles a estos toros para poder triunfar con ellos?

La clave al final es estar muy dispuesto, como con todos los toros. Hacerles las cosas por abajo, poderles y sobre todo confiar en los toros. Cuando te enfrentas a una ganadería en la que confías, bien porque te transmite tranquilidad o seguridad, las cosas van mejor y los toros embisten más. Hay que salir confiado a la plaza.

¿Has tenido la oportunidad de ver los toros en el campo?

Los vi hará dos o tres meses que fui a tentar allí, pero sin saber que luego iba a torear en Pamplona. Los toros estaban en un cercado por el que pasamos y dije ¡estos tienen que ser los toros de San Fermín! Tampoco me fijé excesivamente porque no sabía que iba a torearlos, pero sí vi toros buenos, bien hechos, una corrida no muy exagerada.

La cita en Pamplona ¿la ves más como un reto o como una oportunidad?

La veo como una oportunidad, como una ilusión. En la vida llegó un momento en que me planteé disfrutarlo todo mucho, y si es cierto que por la responsabilidad que conlleva hay plazas en las que puedes disfrutar más y otras menos. Pero me propuse disfrutar cada vez que piso una plaza, y que esté el tiempo que esté siendo torero, pueda decir después que he sido feliz. Es una oportunidad para disfrutar y seguir siendo feliz.

¿Qué opinión tienes, desde fuera y sin haber estado todavía, de una plaza como Pamplona, con su singularidad?

Como te he dicho antes, ojalá hubiera muchas más plazas como Pamplona, que vivieran 24 horas en torno al toro: el encierro, el Apartado la corrida… A mi Pamplona siempre me ha transmitido cosas muy buenas y he tenido muchas ganas de conocerla. Me parece una feria y un ambiente bueno.

-Si logras un triunfo importante, ¿crees que se te abrirán las puertas de más ferias, pese a lo complicada que está la situación?

Por supuesto, un triunfo en una plaza de primera siempre vale. Sí que es verdad que hoy en día quizá una oreja no te sirve para mucho, lo que hace falta es un triunfo rotundo. A Pamplona siempre se le ha dado mucha importancia porque se sabe que es una plaza donde sale el toro de verdad, en la que hay muy buenos aficionados sobre todo en la sombra.

-¿Qué se va a encontrar la gente que ese día vaya a los toros? ¿Cómo van  a ver a Javier Jiménez?

Voy a seguir la línea que empecé estos últimos años. Desde que estoy con mi apoderado, José Luis Peralta, buscamos torear cada vez mejor, más despacio, con más estética y muletazos más profundos. Al final te das cuenta que el toreo no es una guerra, el toreo es sentimiento. Uno cuando está empezando se cree que el toreo es ver quién tiene más valor. Pero el toreo esencialmente es un arte y hay que ponerle sentimiento. Van a ver a un torero que va a ir a disfrutar y a vivir la Fiesta como uno más de Pamplona.

¿Cómo se presenta el resto de la temporada?

Hay cosas habladas para agosto y septiembre, pero sí que es verdad que mucha gente te dice “vamos a esperar a ver lo que ocurre en Pamplona”. Por eso para mí es importantísimo que salgan las cosas bien el día 8.

Por ganas, ilusión y preparación el triunfo seguro que llegará. Ya sólo quedar decir… ¡Viva San Fermín!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Javier Jiménez, debuta en Pamplona con Cebada Gago: "El toreo no es una guerra, el toreo es sentimiento"