PREMIUM  SAN FERMÍN 2018

Los consejos de la Policía Foral para blindar tu casa ante una posible ola de robos durante San Fermín

En las pasadas fiestas hubo 9 robos en chalets y adosados ya que estas viviendas presentaban pocas medidas de seguridad.

Imágenes de varios robos cometidos en viviendas en los que la Policía Foral actuó para investigar.
Imágenes de varios robos cometidos en viviendas en los que la Policía Foral actuó para investigar.  

La Policía Foral ha alertado sobre un posible incremento de robos en viviendas unifamiliares en la comarca de Pamplona durante los Sanfermines, según la extrapolación de datos correspondientes a 2017, cuando se produjeron nueve robos en chalets y adosados de Gorraiz (4), Pamplona (2), Zizur, Artica y Badostáin.

Los accesos a las viviendas se produjeron mayoritariamente tras escalar por las vallas perimetrales o similares y posteriormente forzar ventanas o puertas aventanadas, que dan a los jardines o cocinas y que suelen presentar pocas medidas de seguridad. La mayoría de los hechos tuvieron lugar en horario nocturno (en varios casos coincidiendo con los fuegos artificiales) y con igual “modus” (escalada y forzamiento de ventanas de la planta baja).

La información procesada ha permitido aventurar a la Policía Foral que "se trata de al menos un grupo dedicado al robo con fuerza en el interior de viviendas unifamiliares, con carácter itinerante, que durante los Sanfermines de 2017 actuó en la comarca de Pamplona, en zonas residenciales, de viviendas unifamiliares, aprovechando la noche y el hecho de que, posiblemente, los moradores no se hallasen en las mismas al encontrarse disfrutando de las fiestas, en concreto de los fuegos artificiales".

Además del incremento de vigilancia, la Policía Foral ha aconsejado aumentar la seguridad tanto activa como pasiva.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD PASIVA

Procurar que las puertas de acceso tengan los máximos niveles de seguridad (si son blindadas mejor) y que, como mínimo, dispongan de dos puntos de cierre.

Revisar que no quede hueco entre la puerta y el suelo para evitar apalancamientos, así como reforzar la parte de las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos con el mismo fin.

Proteger con rejas las ventanas con fácil acceso desde el exterior. La separación de los barrotes no debe ser mayor de 12 cm, debiendo estar adecuadamente anclados a las paredes.

Instalar ventanas con los máximos elementos de seguridad, incluidas persianas con cerrojos interiores.

Tener bien iluminados los accesos a la vivienda y el perímetro.

Si la vivienda ha sido comprada a otro propietario o es de nueva construcción es aconsejable cambiar los bombines de las puertas.

Instalar un sistema de seguridad en la vivienda que pueda disuadir a los posibles ladrones de cometer el robo.

RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD ACTIVA

No dejar dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio.

Fotografiar las joyas y objetos valiosos y anotar cualquier número de referencia que pueda ayudar a identificarlas en el caso de sufrir un robo.

Cerrar siempre con llave y con doble vuelta todas las puertas del domicilio que dan al exterior, incluso las que dan a patios, sótanos o garajes.

No dejar ventanas abiertas, tampoco para dormir.

No esconder las llaves en las proximidades de la vivienda o en lugares como buzones, debajo de maceteros, etc.

No dejar las persianas completamente cerradas, es un signo evidente de ausencia.

Si se dispone de sistema de seguridad, conectarlo.

Si la ausencia va a ser de pocas horas mantener las luces de la vivienda encendidas, así como de electrodomésticos que denoten que está siendo habitada (Tv, radio).

En ausencias prolongadas pedir a una persona de confianza que realice lo necesario para que parezca que la vivienda sigue habitada (recoger el correo del buzón, encendido ocasional de luces, etc.). También podemos utilizar simuladores de presencia y temporizadores para programar el encendido de las luces de la vivienda. Se pueden programar electrodomésticos para que se enciendan y apaguen en distintas horas durante el día. No desconectar el timbre.

No comentar en redes sociales o con personas desconocidas que nos vamos a ausentar de la vivienda, ni los motivos que nos llevan a ello. Tampoco subir a las redes sociales fotografías o comentarios que denoten que no estamos en nuestro domicilio.

No concertar citas en la vivienda con desconocidos; tampoco abriles la puerta. Aceptar sólo servicios que se hayan solicitado previamente (agua, luz, teléfono, gas) y exigir acreditación a sus representantes. Mantener la puerta cerrada hasta que se pueda identificar plenamente a la persona que llama.

Ante la presencia de marcas en las puertas o ruidos no habituales en casas desocupadas, avisar a la Policía o en cualquier caso al 112. Recuerda tomar nota de cualquier persona, cosa o vehículo sospechoso.

Si lo anterior no ha permitido evitar el robo, el cuerpo recomienda mantener la calma, no acceder al interior de la vivienda y en ningún caso tocar o mover nada que hayan podido manipular los ladrones.

Avisar a la Policía o al 112 y realizar un inventario de los objetos robados y de los daños sufridos. Presentar denuncia y aportar la máxima información posible sobre los objetos sustraídos (fotografías, números de serie, facturas, etc.) e informar al banco para que bloqueen las cuentas o tarjetas en el caso de que hayan podido sustraer datos bancarios.

Si se dispone de seguro, realizar la correspondiente reclamación.

Finalmente, en el caso de sorprender a los ladrones en el interior de la vivienda, en ningún caso enfrentarse a ellos; recordar aquellos detalles que permitan identificarlos (estatura, color de piel y de pelo, tatuajes, idioma o acento, etc.) y si es posible, observar la dirección en la que huyen y, en su caso, la marca, modelo, color y matrícula del vehículo que utilicen.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los consejos de la Policía Foral para blindar tu casa ante una posible ola de robos durante San Fermín