SAN FERMÍN

La delegación de Gobierno lleva a la Fiscalía las chapas y camisetas con mensajes machistas como "chupa y calla"

Considera que estas proclamas vejatorias "podrían incitar a la violencia" y pide que se adopten medidas si se aprecia "indicios de conducta delictiva".

La Policía Municipal de Pamplona ha incautado más de 200 chapas con mensajes machistas en San Fermín.
La Policía Municipal de Pamplona ha incautado más de 200 chapas con mensajes machistas en San Fermín.  

La delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha llevado a la Fiscalía General del Estado la venta de camisetas y chapas en Sanfermines con mensajes vejatorios para las mujeres al considerar que "podrían incitar a ejercer la violencia" contra ellas.

En un escrito, al que ha tenido acceso Efe, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, María José Ordóñez, informa a la Fiscalía de este suceso por si "apreciara la existencia de indicios de conducta delictiva" y para que se adopten, en su caso, "las medidas que se consideren oportunas".

Según explica, la delegación ha conocido a través de las Unidades de Violencia sobre la Mujer y de distintas noticias aparecidas en los medios de comunicación, que le adjunta, la existencia de estos materiales "con mensajes y dibujos que podrían incitar a ejercer la violencia contra la mujer".

De hecho, la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres también puso en manos de la Fiscalía de Navarra el asunto para que se investigue un posible delito de odio por la distribución y exhibición de camisetas y chapas "de alto contenido vejatorio".

"CHUPA Y CALLA"

En su opinión, los materiales "atentan contra la libertad e indemnidad sexual de las mujeres", ya que se difunde el mensaje de que deben "estar disponibles sexualmente y hacer lo que ellos quieran, cuando quieran y por la fuerza".

Mensajes como el de "chupa y calla" en las chapas, o imágenes en camisetas de un hombre sentado y una mujer de rodillas en posición de hacer una felación, mientras éste le sujeta la mano, "tienen un alto contenido vejatorio y humillante para las mujeres, así como sexista", precisa.

Y añadía que estos hechos también pueden constituir un delito de odio al "dirigirse contra un grupo social, las mujeres, y alentar a otro grupo social a ejercer actuaciones de violencia sexual contra las mismas".

La Policía Municipal de Pamplona decomisó este miércoles a un vendedor callejero 219 chapas con mensajes ofensivos para las mujeres y ahora se investiga la procedencia del material y si existen otros puestos similares en la ciudad que pudieran vender este tipo de objetos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La delegación de Gobierno lleva a la Fiscalía las chapas y camisetas con mensajes machistas como "chupa y calla"