• jueves, 16 de septiembre de 2021
  • Actualizado 13:46

 

 
 

SAN FERMÍN

Los coches retenidos a la salida de Pamplona tras una noche de desfase: una mañana en un control de tráfico

En los ocho días de fiesta la Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería, desarrolla más de 35.000 pruebas de alcohol y drogas: un 1% da positivo.

La Guardia Civil organiza controles de alcoholemia y droga durante las fiestas de San Fermín 2017 PABLO LASAOSA
La Guardia Civil organiza controles de alcoholemia y droga durante las fiestas de San Fermín 2017. PABLO LASAOSA

Domingo por la mañana. Fin de semana de las fiestas de San Fermín. Peaje de la autopista AP-15 en Zuasti, la salida de Pamplona hacia el País Vasco y Francia. Miles de conductores dicen adiós a las fiestas atravesando este transitado paso. Y cientos de esos conductores también dirán adiós a sus puntos del carné después de ser sorprendidos al volante tras consumir alcohol o drogas.

Los controles que establece la Guardia Civil, en colaboración con la Gendarmería francesa, con motivo de los Sanfermines dejarán a lo largo de los ocho días de fiesta más de 35.000 pruebas efectuadas a conductores, de los que aproximadamente un 1% terminarán dando positivo en los test de drogas o alcohol.

Según informa la Guardia Civil de Navarra, una veintena de parejas de agentes y al menos otras dos patrullas de la policía francesa desarrollan estos días, del 6 al 14 de julio, unos 15 ó 20 controles diarios en Pamplona y su comarca.

En el control efectuado en Zuasti este domingo 9 de julio, lo que más llama la atención es la hilera de coches detenidos junto al arcén. No están esperando a ser revisados por los agentes, de hecho ya han desfilado ante los guardias, sus conductores han sido sometidos a los respectivos controles y deben quedar estacionados ante la imposibilidad de continuar su ruta: son los denominados "coches zombis".

Los conductores de esta ristra de vehículos han dado positivo por alcohol o droga, en este caso la mayoría por consumo de cocaína, y tienen prohibido continuar al volante en estas condiciones. En caso de que circulen acompañados, el resto de pasajeros tampoco puede hacerse cargo del coche porque no tienen el carné de conducir o tampoco se encuentran en condiciones de manejar el vehículo.

Todos estos coches quedarán detenidos en la autopista hasta que desaparezca la causa que ha motivado la retención. Puede ser que llegue al lugar otro conductor que sí pueda hacerse cargo de continuar el viaje o puede que tengan que esperar a que desaparezcan las consecuencias de la 'juerga' y el conductor dé negativo en las pruebas practicadas posteriormente.

Bajo el sol de la mañana, decenas de personas esperan a que la 'resaca' quede atrás mientras lo que tienen delante es la respectiva multa aplicada por los agentes por haber puesto en peligro su propia vida y la de quienes pueden encontrarse con estos conductores en su trayecto.

Los "coches zombis" siguen durmiendo mientras la Guardia Civil y la Gendarmería continúa revisando nuevos vehículos que llegan hasta las barreras del peaje. Algunos se lamentan de la multa, otros vuelven a la sempiterna excusa de la recaudación económica de las multas de tráfico y muchos otros caen en la cuenta de que se está evitando que la fiesta blanca y roja termine vestida de luto por una imprudencia al volante.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los coches retenidos a la salida de Pamplona tras una noche de desfase: una mañana en un control de tráfico