• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:10

 

 
 

REVISTA

¿Tienes el Gmail lleno? Te ayudamos a liberar espacio

No te engañes, marcar todos los correos como ‘leídos’ no significa que dejen de ocupar espacio en tu Gmail.

Consejos para no tener el Gmail lleno.
Consejos para no tener el Gmail lleno.

No te engañes, marcar todos los correos como ‘leídos’ no significa que dejen de ocupar espacio en tu Gmail. Muchas veces, por pereza o falta de tiempo, dejamos que se vayan apilando. Lo que conseguimos es llenar un lugar valiosísimo y alcanzar enseguida los 15GB que Google ofrece de forma gratuita. A partir de ahí, si queremos más espacio, tendremos que pagar.

Lo más recomendable es adquirir el hábito de borrar los emails ya leídos que no vayamos a necesitar en un futuro, o bien archivar aquellos sobre los que volvamos más adelante. Pero si ya es demasiado tarde y tu Gmail está a punto de explotar, aquí van unos consejos para no tener que recurrir a la tarjeta de crédito y liberar espacio.

CONOCE CÓMO SE REPARTEN TUS 15GB

Los 15GB se reparten entre Gmail, Google Fotos y Google Drive, de modo que, si eres de los que subes muchas imágenes, debes saber que le estás robando bastante capacidad a tu bandeja de entrada.

Para saber cuánto espacio has llenado y cuánto dedicas a cada uno de estos tres apartados lo primero que tienes que hacer es entrar en Drive. En la página principal, coloca el cursor sobre la esquina inferior izquierda, donde dice “adquirir más almacenamiento”. A continuación, aparecerá un desglose de cómo repartes tus 15GB.

Si ‘pinchas’ sobre esa pestaña te llevará a una página en la que se informa sobre el resto de planes disponibles, y que van desde los 100GB extras por 1,99 dólares al mes hasta los 30TB -una barbaridad- por 299,99 dólares mensuales. En total, cinco planes de pago (100GB, 1TB, 10TB, 20TB y 30TB)

Si tu almacenamiento está al límite y no quieres pagar por espacio adicional, no empieces a sudar, pero sí a borrar.

LOCALIZA LOS CORREOS QUE MÁS PESAN

Muchos correos pequeños hacen un gran montón, pero el primer paso para liberar espacio será localizar los grandes correos electrónicos, los que más pesan, y de los que no eres consciente.

Tarea fácil. Solo necesitarás ir a la barra de búsquedas y desplegarla con la flecha situada en la parte derecha. Aparecerá el siguiente menú.

En la pestaña “Tamaño”, podrás encontrar aquellos emails más pesados y decidir si te sigue interesando conservarlos o si puedes empezar a hacer hueco para otros nuevos.

REVISA DRIVE Y FOTOS

También debes hacer limpieza en Drive y Fotos y conocer, igualmente, el peso de los materiales que tienes allí archivados. En el caso de Google Drive, volverás a realizar el mismo paso que hiciste para conocer el desglose de tu almacenamiento - página principal de Drive>esquina inferior izquierda>desglose-. Al lado de Drive, encontrarás una ‘i’ azul de ‘información’. Pulsa sobre ella y aparecerán también los detalles del espacio utilizado por cada ítem. 

Si lo que utilizas mucho es Google Fotos, te gustará saber que la mejor opción es acudir a tu configuración y asegurarte de que el tamaño de subida seleccionado es el de “alta calidad” y no “original”. La primera alternativa no solo conservará tus imágenes en alta resolución, sino que además el almacenamiento es ilimitado y no se sumará a la cuota de los 15GB gratuitos.

NO PASES POR ALTO LAS ‘CATEGORÍAS’

Gmail separa, de forma automática, los mensajes de correo electrónico en categorías predeterminadas opcionales: principal, promociones, social, notificaciones y foros.

Revisa a conciencia los mensajes etiquetados en la pestaña de ‘promociones’, porque ahí se almacenan todas esas newsletters molestas a la que probablemente ni te has dado cuenta de que estás suscrito. Además, suelen venir cargadas con imágenes, que, sí, también pesan y cuentan. ¡Y no te olvides de eliminarlas después de la papelera! Hasta que no lo hagas, no desaparecerán.

CANCELA SUSCRIPCIONES INNECESARIAS Y MOLESTAS

Bien, ya te has deshecho de los correos promocionales. Pero, ya sabes lo que dicen, mejor prevenir que curar. Mejor que tener que eliminarlos es no recibirlos, por eso, deberás darte de baja. Aunque sepas muy poco inglés, grábate esta palabra a fuego: unsuscribe.

Si utilizas la aplicación de Gmail para Android podrás darte de baja de estas listas de correo desde el cuerpo del correo electrónico. En caso de que no lo seas, tendrás que hacerlo navegando a través de cada correo y de sus correspondientes páginas webs.

Aburrido y lento, ¿verdad? Pues Google también ha pensado lo mismo, por eso hay una solución más rápida. Puedes bloquear al remitente de los emails. ¿Cómo? Pues deberás ir a uno de los mails que te haya enviado y abrir el desplegable que se encuentra al lado de la flecha de ‘responder’. Aparecerá, entonces, un menú. Ahí encontrarás la opción de ‘bloquear a’ ese remitente.

Desde ese momento, sus mensajes irán directamente a la carpeta de spam, donde se eliminarán pasados 30 días, si no lo haces tú antes.

Aplica estos consejos y ¡voilà! Tu correo, ligero y como nuevo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Tienes el Gmail lleno? Te ayudamos a liberar espacio