• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 13:14

 

 
 

CULTURA

El arquitecto navarro Rafael Moneo recibe en Tokio el máximo galardón de las Artes de Japón

Moneo es el cuarto español en recibir este prestigioso reconocimiento, tras el tenor Plácido Domingo, el escultor Eduardo Chillida y el pintor Antonio Tàpies.

GRA508. PAMPLONA. 01/03/2016.- El arquitecto Rafael Moneo durante el encuentro-concierto que protagoniza junto al compositor Agustín González Acilu, dentro del ciclo "Cartografías de la música", hoy en el Museo Universidad de Navarra. EFE/Villar López
El arquitecto navarro Rafael Moneo. EFE/Villar López

El arquitecto navarro Rafael Moneo recibió este miércoles el máximo galardón nipón de las Artes, el Praemium Imperiale, en reconocimiento a su carrera, en una ceremonia celebrada en Tokio y presidida por el príncipe Hitachi, el hermano menor del emperador.

El arquitecto recogió el premio junto a la artista plástica y fotógrafa iraní Shirin Neshat, el escultor ghanés El Anatsui, el músico senegalés Youssou N'Dour y el bailarín y actor letón Mikhail Baryshnikov, en un acto al que acudieron distinguidas personalidades del mundo cultural y representantes diplomáticos.

Moneo (Tudela, 1937) y el resto de laureados recibieron la medalla de oro que distingue al premio de manos del príncipe, que en esta ocasión asistió en silla de ruedas al imponente Meiji Kinenkan, un edificio en el que se discutió la primera Constitución Imperial de Japón, y reconvertido hoy en salón de ceremonias.

"El premio de arquitectura ha sido finalmente para Rafael Moneo", dijo durante el acto el ex primer ministro italiano Lamberto Dini, uno de los asesores internacionales de la Asociación de las Artes nipona, otorgante del premio.

Dini elogió la "capacidad y sobresaliente mérito" de Moneo "para hacer que sus magníficos edificios se incorporen con fluidez en el paisaje urbano y su entorno mientras mantiene su visión creativa".

CUATRO ESPAÑOLES

Moneo es el cuarto español en recibir este prestigioso reconocimiento, tras el tenor Plácido Domingo (2013), el escultor Eduardo Chillida (1991) y el pintor Antonio Tàpies (1990).

Tras las intervenciones de la organización, Baryshnikov fue el encargado de ofrecer en representación de los galardonados un sentido discurso en el que agradeció el premio y destacó la importancia que las Artes cobran en momento turbulentos.

"Una canción es cultura, un edificio, una pintura, quizá una actuación. Pueden ayudar a articular lo no-dicho. Pueden impulsarnos a preguntar y responder preguntas difíciles", argumentó el artista letón.

El veterano bailarín expuso que el Praemium Imperiale reconoce que los artistas "trabajan, sueñan y a veces agonizan" para intentar comunicar lo mejor y peor del ser humano, y que pese a los diversos sentimientos que las obras despiertan en el espectador, "siempre nos ayudan a entender que estamos juntos en esto y nadie saldrá vivo".

El Praemium Imperiale está dotado con 113.600 euros y fue creado en 1987 para conmemorar el centenario de la Asociación de las Artes de Japón, y como reconocimiento a artistas de todo el mundo que hayan destacado por su contribución al desarrollo y promoción de la Cultura.

El galardón se entrega anualmente desde 1989 en cinco categorías, pintura, escultura, arquitectura, música y teatro/cine, y cumplirá en 2018 su trigésima edición.

Entre los artistas que han sido distinguidos anteriormente están la actriz italiana Sophia Loren (2010), el director de orquesta argentino-israelí Daniel Barenboim (2007), la pintora japonesa Yayoi Kusama (2006) y el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer (2004). 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El arquitecto navarro Rafael Moneo recibe en Tokio el máximo galardón de las Artes de Japón