CULTURA

Dos cantantes navarras de proyección internacional y la Orquesta Sinfónica llegan al Baluarte

Se trata de la novena cita de la temporada de abono de la Orquesta Sinfónica de Navarra.

La Orquesta Sinfónica de Navarra en el Baluarte BALUARTE
La Orquesta Sinfónica de Navarra en el Baluarte. BALUARTE

La Orquesta Sinfónica de Navarra (OSN) ofrece este jueves y el viernes, a las 20.00 h., el noveno concierto de su temporada en Baluarte, en el que la obra central será el Stabat Mater de Giovanni Battista Pergolesi (1710-1736).

Contará con dos de las cantantes navarras de mayor proyección internacional: la soprano Sabina Puértolas y la mezzosoprano Maite Beaumont.

Bajo la batuta de Manuel Hernández-Silva, director titular de la OSN desde esta temporada, el programa del concierto se completará en la segunda parte con la Sinfonía núm. 6 “Patética” de Piotr Illich Chaikovski (1840-1893).

Las entradas cuestan 15€, 24€ y 30€ y se pueden adquirir en www.baluarte.com, en las taquillas de Baluarte y en las oficinas de la OSN en Villava (c/ Mayor 48).

Además, las personas menores de 30 años pueden adquirir entradas por 5€, 7€ y 9€ (únicamente en las taquillas de Baluarte).

Stabat Mater, para soprano, contralto y cuerda, de G.B. Pergolesi, es uno de los más destacados Stabat Mater de la historia de la música clásica.

En esta partitura, que Pergolesi compuso unas semanas antes de su fallecimiento a los 26 años de edad, el compositor italiano describe con su música el dolor y el sufrimiento que siente María por la pérdida de su hijo, Jesús.

El carácter doloroso del poema quedó bellísimamente reflejado en la partitura, considerada a partir de ese momento la más sentida expresión sonora del dolor de una madre. Los románticos admiraron la obra; Vincenzo Bellini, por ejemplo, la describió como un “sublime poema del dolor”.

La tristeza inunda también la segunda obra que la Sinfónica de Navarra interpretará en esta nueva cita de la temporada: la Sinfonía nº 6 en Si menor, op. 74 de P.I. Chaikovski, considerara como una de las partituras sinfónicas más impresionantes de la Historia de la Música.

Conocida como “Patética”, surgió desde la frustración y la decepción de una incomprendida homosexualidad y pasó a la historia rodeada del misterio del fallecimiento, nueve días después de su estreno, del compositor.

La versión oficial fue el cólera; las hipótesis que se barajan actualmente aluden al suicidio.

Dedicada a su sobrino Vladimir “Bob” Davydov, fue compuesta en un muy breve plazo de tiempo a lo largo de 1893, y estrenada en San Petersburgo el 16 de octubre del mismo año.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos cantantes navarras de proyección internacional y la Orquesta Sinfónica llegan al Baluarte