• domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 18:37

 

 
 

CULTURA

La industria del espectáculo en Navarra, "contra las cuerdas": piden medidas y ayudas fiscales

Este cierre, que afecta no solo a los gestores sino a trabajadores de las salas y de los espectáculos, así como a los artistas, "nos deja en unas condiciones en las que resulta imposible subsistir".

Sesión de Trabajo para que una representación de Alerta Roja, Movimiento de unificación sectorial de la industria del Espectáculo y los Eventos, analice la situación de su sector. MIGUEL OSÉS
Sesión de Trabajo para que una representación de Alerta Roja, Movimiento de unificación sectorial de la industria del Espectáculo y los Eventos, analice la situación de su sector. MIGUEL OSÉS

El movimiento "Alerta roja", que reúne a trabajadores de la industria del espectáculo y los eventos en toda España, ha pedido al Parlamento foral que defienda ante el Gobierno tanto medidas fiscales como ayudas directas que, junto a otras como ampliación de horarios, ayude a un sector que en Navarra está "contra las cuerdas".

Ha sido en una comisión en la sede del Legislativo, donde el delegado en Navarra de "Alerta Roja", Octavio Galán, representante de ACCES (Asociación Cultural Coordinadora Estatal de Salas privadas de música en directo) en Navarra para los Café-Espectáculo de Navarra ha expuesto la situación del sector y sus necesidades, derivadas de la pandemia.

Son salas que generan actividad cultural con actuaciones en directo de grupos musicales y otros formatos, como monólogos, y que combinan con la actividad de bar, aunque es la cultura su razón de ser, ha señalado su representante en Navarra, que ha constatado que desde que se inició la pandemia hace 11 meses "fuimos los primeros en cerrar y seremos los últimos en abrir al 100 %".

Este cierre, que afecta no solo a los gestores sino a trabajadores de las salas y de los espectáculos, así como a los artistas, "nos deja contra las cuerdas, en unas condiciones en las que resulta imposible subsistir", sin ingresos por el cierre y con gastos de mantenimiento de las salas.

Por ello, "necesitamos una ayuda urgente para paliar los gravísimos estragos", ha dicho para plantear una lista de medidas necesarias, la primera de ellas un plan de flexibilización fiscal hasta la reactivación de la actividad con el 100 % de los aforos.

Un plan de actualización de los aforos, un plan de ayudas económicas directas, la creación de un circuito navarro de salas de conciertos para iniciar actividades cuando se permita, son algunas de las peticiones trasladadas a la Cámara.

En su apoyo, una de las portavoces del movimiento estatal "Alerta Roja", Ana Alonso, ha explicado que el origen de esta colectivo es "dar visibilidad a esta situación dramática y unir a los profesionales afectados", al tiempo que ha considerado que "si las Administraciones públicas son las que han restringido nuestra actividad, son también las que tienen que dar respuesta" a la grave situación de los trabajadores.

El representante estatal de ACCES, Armando Ruah, ha expuesto que desde algunas Comunidades Autónomas como Cataluña, Galicia y Murcia se han establecido ayudas económicas y medidas ejecutivas para facilitar actividad, ha dicho para pedir en el Estado un plan de rescate directo y otro de reactivación del sector cuando se pueda comenzar a trabajar.

En el turno de los grupos, todos han mostrado preocupación y empatía con el sector por su situación, de forma que por Navarra Suma Alberto Bonilla ha puntualizado que la cultura "no es simple ocio o entretenimiento. La cultura es un trabajo, es un modo de vida para muchísima gente y que además tienen un componente social vertebrador para muchos".

También Carlos Mena (PSN) ha lamentado la situación, que de "positivo" ha conllevado la unión del sector, ha salvado para mostrar la apuesta socialista "por la cultura y sector cultural, y por proteger a sus profesionales y el tejido asociativo".

Ana Ansa (Geroa Bai) ha reconocido que al sector cultural "le estamos pidiendo un esfuerzo tremendo" en esta situación y ha prometido estudiar sus propuestas, aunque ha señalado que son competencia de varios departamentos y no solo de Cultura, ha dicho para pedir además que no es transmita la categórica afirmación de que "la cultura es segura", porque "los espacios son seguros, lo que es inseguro es lo que hacemos en esos espacios".

Por EH Bildu, Maiorga Ramirez ha reconocido que el padecimiento que está sufriendo el sector cultural lo es "por decisión sanitaria" y ha pedido a las instituciones una "reflexión profunda" y ser capaces de "impulsar medidas en el corto, de choque, para paliar la situación" y "consolidar una estructuración del ámbito cultural donde se den pasos para desprecarizar" este sector.

Ainhoa Aznarez (Podemos Ahal Dugu), por su parte, se ha mostrado agradecida a la labor que precisamente aún más en tiempos de pandemia y confinamiento realiza el sector cultural como "revulsivo y píldora" que mejoran la salud mental. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La industria del espectáculo en Navarra, "contra las cuerdas": piden medidas y ayudas fiscales