• sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:57
 
 

MÚSICA

Calamaro, bohemio y taurino, enciende Pamplona con sus grandes canciones

El músico argentino, acompañado de piano, contrabajo y percusión, brindó este viernes en Baluarte un íntimo concierto de casi dos horas.

Andrés Calamaro junto al pianista Germán Wiedemer en el auditorio Baluarte de Pamplona. IÑAKI ZALDUA
Andrés Calamaro junto al pianista Germán Wiedemer en el auditorio Baluarte de Pamplona. IÑAKI ZALDUA

Sin sus clásicas gafas de sol y vestido con riguroso traje negro, camisa blanca y playeras negras. Así se presentó Andrés Calamaro este viernes, pasadas las ocho y media de la tarde, en el escenario de Baluarte, en Pamplona. Le acompañaron Germán Wiedemer, al piano, Antonio Miguel, al contrabajo, y Martín Bhrum, con percusiones, y comenzaron con La libertad. Toda una declaración de intenciones. Un concierto más libre e íntimo que conectó desde el inicio con el público.

Presentaban el nuevo disco del argentino, Romaphonic Sessions, diez temas interpretados por solista y piano que no podía sino tener una gira como Licencia para cantar: conciertos emocionantes, con una proximidad distinta a la de los recitales eléctricos. Música y voz más puras, una conexión diferente y grata. La magia del unplugged.

La experiencia a buen seguro sorprendió a muchas de las personas que acudieron al recital y aclamaron al bonaerense: "¡Oeoeoeoe, Andrés, Andrés! ¡Artista! ¡Torero!". Los asientos estaban numerados y llenos en la parte central de la sala y parte de los laterales y el palco, aunque no se vendieron todas las entradas.

"PAMPLONA, MEJOR DEFENSA DE LOS TOROS"

"Pamplona, Iruña, muy buenas noches", saludó el músico, ya con las gafas de sol puestas, para dar paso a un repertorio perlado de sus temas más celebrados, incluidos algunos de Los Rodríguez, y versiones de otros grandes compositores.

No faltaron Estadio Azteca - sorpresa por ser la segunda canción del concierto -, Paloma, Tuyo siempre, Crímenes perfectos, Carnaval de Brasil, Flaca, Mi enfermedad, Ansia en Plaza Francia..., así como Para no olvidar y Copa rota, de la etapa Rodríguez. De su anterior trabajo de estudio solo interpretó Bohemio, que bautiza el sencillo.

Calamaro no dudó en reivindicar su sentimiento taurino en hasta tres ocasiones y destacó que Pamplona es "barricada de la tradición. La mejor defensa que tienen los toros en el mundo, que nadie se atreve a cuestionar".

También tuvo palabras para el torero mexicano Rodolfo Rodríguez, El Pana, víctima de una grave cogida. "A la salud y honor de El Pana", dedicó el cantante.

"NOSTALGIA DEL TERRUÑO"

El sabor nostálgico, unido al tributo a grandes nombres de la música argentina, al tango y a los ritmos rioplatenses brindaron algunos de los momentos más emocionantes de la noche. Versionaron El día que me quieras (Gardel), Nueva zamba para mi tierra (Nebbia) y Milonga del Trovador (Piazzola), "sobre la distancia y la nostalgia del terruño". Soberbia la interpretación del tango Garúa.

El toque más navarro lo puso la aparición en el escenario de un músico, ataviado con la camiseta de Maradora de la selección argentina, que tocó Flaca con su txistu. Calamaro también acompañó con la armónica una batería de temas.

El músico agradeció al respetable su complicidad, "ese aplauso sincero y profundo del norte" y presentó a sus compañeros de escenario, que también recibieron merecidos aplausos y elogios. Se despidieron con El tercio de los sueños y el auditorio en pie. Que no pierda esta licencia para cantar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Calamaro, bohemio y taurino, enciende Pamplona con sus grandes canciones