PREMIUM  VITICULTURA

Cuatro bodegas navarras 'recolectan premios' en plena vendimia en la II edición del certamen Viñápolis

Bodegas Aroa, Otazu, Alzania y Pago de Larrainzar se han alzado con los galardones que impulsan y consolidan este sector navarro.

Fallo de los II Premios Viñápolis a la Industria del Vino y la Viña en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.
Fallo de los II Premios Viñápolis a la Industria del Vino y la Viña en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.  

El sector del vino se ha convertido en uno de los más importantes para Navarra. Con el objetivo de impulsar y consolidarlo se crearon el pasado año los premios Viñápolis. Un certamen que en esta edición se ha consolidado con la presencia de 15 bodegas que han optado a ganar en cada una de las tres candidaturas.

En el apartado de Producción y Sostenibilidad, la elegida ha sido Bodegas Aroa por “ser pionera en la recuperación de prácticas de agricultura ecológica y biodinámica, ejemplo de integración y respeto al medio ambiente incluso en el diseño de sus instalaciones, de mayor eficiencia energética y menor impacto sobre el medio ambiente”.

Bodega Otazu también ha sido galardonada en la categoría de Comunicación y Comercialización por “el éxito de sus estrategias de comunicación durante 2015 y su presencia continua y creciente en los medios de comunicación durante el 2016”.

Por igual en esta categoría y por “cumplir con los requisitos de la misma manera que la anterior”, también se ha querido distinguir a Bodegas y Viñedos Alzania. En este caso se ha premiado por “situar sus vinos y por lo tanto, a la DO Vinos Navarra, en los más exigentes mercados internacionales gracias a su comunicación directa y eficaz en el sector de la alta gastronomía”.

Por último, en la categoría de Innovación se otorga el premio a Bodegas Pago de Larrainzar, por “su afán innovador al aplicar la tecnología para aislar, identificar y caracterizar sus mejores levaduras autóctonas con el fin de resaltar las mejores características de su “terroir” y por lo tanto, la personalidad de sus vinos”.

David Palacios, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Navarra, ha alentado a “seguir con estos premios porque para el sector es un aliciente”.

Además, ha incidido en la importancia de que pese a que Navarra es una de las Denominaciones más antiguas, “nos hemos mantenido modernos porque sabemos adaptarnos a las nuevas exigencias del mercado y a los paladares”.

Respecto al certamen, Palacios ha destacado que las cuatro bodegas ganadoras se encuentran en la zona norte de la Denominación de Origen. Un rasgo diferenciador que permite, ha dicho, “obtener tintos de calidad con los viñedos más altos de España”.

Los premios se entregarán el próximo 25 de octubre en la Estación de Viticultura y Enología de Navarra, en Olite, y contará con la conferencia del Premio Nacional de Innovación 2016, Carlos Moro.

EL JURADO 

El jurado que ha decidido este fallo ha estado formado por empresarios “con una trayectoria profesional contrasta” en Navarra como Luis Navarrete, director Agro de Aragón, Navarra y La Rioja de Banco Santander; Desire Gahiguiro, general manager de USCAL; Héctor Barbarin, en representación del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria; José Ignacio Calleja, secretario general de la Asociación de Industrias Agroalimentarias del Valle del Ebro; María José Ballarín, consejera delegada de Obenasa; David Palacios, presidente de la DO. Navarra y; Ana Laguna, presidente de la Academia de Gastronomía de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuatro bodegas navarras 'recolectan premios' en plena vendimia en la II edición del certamen Viñápolis