• sábado, 08 de mayo de 2021
  • Actualizado 10:24

 

 
 

SALUD

El Gobierno foral reconoce que tira vacunas por la "seguridad del paciente" y señala que "es mejorable"

Remírez ha confirmado que en algunos casos puntuales se produce "una disfunción entre las vacunas previstas y las que se realizan".

Los residentes de El Vergel en Pamplona reciben la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid. GOBIERNO DE NAVARRA (4)
Los residentes de El Vergel en Pamplona reciben la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid. GOBIERNO DE NAVARRA (4)

El portavoz del Ejecutivo, Javier Remírez, ha señalado, sobre si se han desechado vacunas, que "tenemos una planificación de la estrategia de vacunación que se guía por la prudencia, por la propia planificación y por la seguridad del paciente".

"Se actúa en los centros sociosanitarios con una previsión de vacunación de una serie de personas concretas pero ese número de personas, tanto pacientes como profesionales, se puede ver alterado por que por ejemplo un paciente está tomando una medicación en ese momento y no se le puede administrar la vacuna o un trabajador no está en el puesto de trabajo por una baja laboral o un positivo en Covid", ha dicho.

Según ha añadido, "a partir de ahí se administran las vacunas de forma responsable siguiendo estrictamente los protocolos de seguridad del paciente y lo que son las fichas técnicas". "Cuando sucede esa disfunción entre las vacunas previstas y las que se realizan, que es algo residual, se produce ese desfase y la propia gestión de la vacuna hace difícil que en este caso se pueda utilizar esa vacuna", ha dicho, para añadir que "son criterios en los que prima la seguridad del paciente".

Remírez ha señalado que "todo es mejorable de cara a buscar la máxima eficacia y eficiencia en las vacunas, pero estamos viendo en el resto del Estado algunos ejemplos poco edificantes". "Por parte del Gobierno estamos siendo rigurosos y no estamos viendo esa rigurosidad en algunas expresiones de algunos representantes de Navarra Suma", ha dicho.

A este respecto, esas expresiones "han encontrado un fuerte malestar en el colectivo sanitario porque se pone en duda su profesionalidad". "En todo lo que es la gestión de la pandemia estamos encontrando en Navarra Suma una posición bastante irresponsable, demagógica y populista", ha opinado, para afirmar que en el día en que Trump deja la Presidencia de EEUU, "el 'trumpismo' se escucha por algunos portavoces de Navarra Suma".

Remírez ha indicado que se puede producir que alguna vacuna haya sido desechada pero ha añadido que "prima la seguridad del paciente a la hora de la gestión de la vacunación". "El protocolo está claro, prima en este caso la planificación, la prudencia y la seguridad del paciente; que puede ser mejorable, por supuesto, pero a día de hoy primamos la seguridad del paciente, que tenga la garantía de que la vacuna que se le administra va a tener efecto y que se la administrará la segunda dosis cuando corresponda", ha expuesto.

Ha incidido en que "esto no es una carrera, es una cosa muy seria, hablamos de personas, vidas humanas y de que la vacuna tenga eficacia en el paciente, pero todo es mejorable y siempre analizamos los protocolos para ganar más eficiencia". "No tenemos problema en revisarlos, pero de ahí a decir que hay una irresponsabilidad o una dejación por Salud va un trecho; no estamos para declaraciones irresponsables", ha aseverado.

Sobre la restricción de visitas en el CHN, ha señalado que se produce porque "hay un incremento en la incidencia y de los ingresos hospitalarios". "Se trata de preservar A los colectivos más vulnerables y entre ellos están los ingresados en los hospitales", ha dicho, para indicar que se restringen así las visitas "garantizando que tenga la cobertura adecuada de familiares". "Son cuestiones que se practicaron en otro momento de la pandemia y que ahora se recuperan en función de la situación", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral reconoce que tira vacunas por la "seguridad del paciente" y señala que "es mejorable"