POLÍTICA

Afean la gestión de Derechos Sociales en Navarra: "El subsidio no consigue una sociedad más inclusiva"

Desde la oposición han asegurado que la política social del Gobierno del cuatripartito ha sido "uno de los mayores fracasos del cambio".

Comparecencia de Miguel Laparra, vicepresidente y consejero de Derechos Sociales, en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY
Comparecencia de Miguel Laparra, vicepresidente y consejero de Derechos Sociales, en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY  

UPN, PSN y PPN han lamentado la pérdida de oportunidad del vicepresidente del Gobierno foral y responsable del departamento de Derechos Sociales, Miguel Laparra, para realizar una lectura autocrítica del balance de legislatura hasta la fecha y apostar por los puntos de mejora que reviertan en beneficio para la sociedad.

La portavoz de UPN en la Comisión de Derechos Sociales, Maribel García Malo, ha criticado la "autocomplacencia" del vicepresidente Miguel Laparra en el balance que ha hecho de su gestión en lo que llevamos de legislatura.

“Cuando llegaron, vendieron que era necesario un rescate ciudadano porque nos hallábamos en una situación de emergencia social. Tres años más tarde, y aun habiendo cogido la ola de la recuperación económica que se ha dado en todos los lugares, su política social ha sido uno de los mayores fracasos del cambio”, ha afirmado la regionalista.

Para García Malo, lo más grave es que el Gobierno del cuatripartito haya "fracasado en el corazón de la acción social", al tratar de "dar una oportunidad de vida a las personas que atraviesan una situación de exclusión social".

Para la parlamentaria, “apostar por el subsidio y por las ayudas no es la manera de conseguir una sociedad más inclusiva”. La regionalista ha recordado que Navarra tiene los mismos ratios y las mismas personas en situación de desempleo que en 2009 (10,54%, 32.500 personas desempleadas en 2018 y 10,53%, 32.200 personas desempleadas en 2009), y, sin embargo, las personas en situación de exclusión social que actualmente cobran la renta garantizada se han multiplicado por tres.

Desde UPN han señalado que el incumplimiento de promesas y compromisos "ha sido una de las constantes de la vicepresidencia de Derechos Sociales". Así, entre otros, Maribel García Malo se ha referido a “ayuda a la cooperación al desarrollo; tenían un compromiso del 0,5% y están muy lejos de cumplirlo”.

Asimismo, García Malo recuerda que desde el Ejecutivo dijeron que iban a cumplir con el 6% de la reserva de contratos para las entidades del tercer sector y que iban a dar financiación estable a las entidades sociales por medio de convenios o convocatorias plurianuales y "tampoco lo han cumplido".

En cuanto la promesa de la modificación de la Cartera de Derechos Sociales, "aún está sin aprobar y en el proyecto que han presentado prácticamente lo único que han incluido son las prestaciones que el Estado ha definido como obligatorias para las personas con dependencia moderada".

En materia de dependencia, García Malo afirma que “se han limitado a cumplir la ley atendiendo a las personas moderadas. Todas esas nuevas atenciones de las que saca pecho el consejero Laparra se corresponden con la entrada de los moderados al sistema, algo que no decide él ni este Gobierno, sino que viene impuesto a nivel nacional por el calendario de la Ley de Dependencia”.

Además, “las listas de espera siguen siendo intolerables especialmente en el acceso a plazas concertadas de residencia, centros de día o pisos tutelados". Así, el porcentaje de personas que según el Observatorio de la Dependencia están esperando una prestación es del 27,5%.

Y añade que “según el último índice DEC (Directores y Gerentes de Servicios Sociales) Navarra ha pasado de ser una de las comunidades más eficientes en Servicios Sociales a mostrar síntomas de ineficiencia". "Al crecimiento del presupuesto del que alardea Laparra no le ha seguido crecimiento de cobertura", ha lamentado la regionalista.

García Malo también ha criticado “que las viudas navarras se hayan quedado sin la equiparación de su pensión al SMI, derecho que venían disfrutando desde enero de 2007; ha tenido que llegar un Gobierno que se autoproclama social, progresista y de izquierdas a recortarles sus derechos”.

En materia de políticas activas de empleo, la parlamentaria de UPN ha subrayado que el actual Ejecutivo “se ha dedicado a desarticular un sistema con el que Navarra ha sido líder en orientación, formación y cualificaciones, elementos estratégicos para reforzar la empleabilidad de los trabajadores". Por eso ha recordado que se desmanteló el sistema de orientación y ha terminado con el cierre de entidades "de referencia" como IFES, Centro Guía de UGT, FOREM Y ANAFE. "En el caso de las Escuelas Taller, las han abocado a su práctica desaparición", ha criticado García Malo.

Para UPN, Laparra también suspende en diálogo y negociación con los colectivos, muchos de los cuales han mostrado su descontento y decepción con el Departamento, así como en transparencia y en gestión. En este punto ha señalado "casos muy graves como el escándalo de la aparición del nombre de una empresa en unos pliegos de contratación".

Para este último año de legislatura, la portavoz regionalista ha pedido al vicepresidente de Derechos Sociales “menos venta y más acción social”.

PSN LAMENTA LA "FALTA DE AUTOCRÍTICA"

Por su parte, desde el PSN también han denunciado la falta de autocrítica del vicepresidente Miguel Laparra en el balance de su gestión que, según la portavoz socialista Nuria Medina, “está siendo absolutamente decepcionante, y se basa en el marketing y en la utilización interesada de los datos”.

Medina se ha referido a la atención a las personas dependientes: "Laparra habla de un aumento en el número de atendidos sin reconocer que esa tendencia se ha registrado en todas comunidades, ya que se deriva de la obligación que establecía la Ley de Dependencia de incorporar a las personas con dependencia moderada a partir de junio de 2015".

La socialista denuncia que esa atención se ha basado, casi en su totalidad, en las prestaciones económicas, cuando lo que el PSN defiende es una apuesta por los servicios de proximidad, “que son los que dan calidad a la atención y tienen un enorme nicho de generación de empleo”.

En cuanto a los Servicios Sociales, Medina considera que el vicepresidente "miente" cuando habla de un cambio de modelo, "cuando en realidad ha dado continuidad a las políticas de UPN y está demostrando poca ambición en cuestiones como los planes de infancia o de inclusión aprobados en los últimos meses". “No solo llegan tarde”, apunta Medina, “sino que habrá que ver si realmente llegan a materializarse”.

En lo relativo a los servicios sociales de base, recuerda que han pasado tres años de Gobierno de Barkos y “seguimos con el mismo modelo de gestión y financiación, donde a menudo se trabaja de manera reactiva debido a la escasez de personal y a una prevención casi inexistente”.

Otra de las sombras de su gestión, tal y como ha explicado la socialista, es la falta de un Plan de Empleo "consensuado con los agentes económicos y sociales que beneficiaría a las personas con mayores dificultades de inserción laboral". La socialista ha criticado, además, la falta de compromiso en materia de cooperación, "que está en el 0,2%, lejos del 0,5 que fijaba el acuerdo programático y, más aún, del 0,7% que defienden los socialistas". “Es muy preocupante el conformismo del cuatripartito en esta materia”, apunta.

En definitiva, señala Nuria Medina, "la gestión de Laparra se ha caracterizado por el cortoplacismo, buscando el rédito de los datos estadísticos sin preocuparle las personas”. Por ello critica la “nula empatía” que ha demostrado en cuestiones como inclusión o dependencia, y su falta de apuesta por un modelo de futuro, que aborde la prevención y ponga el acento en los servicios públicos de proximidad.

PPN: "LA ETIQUETA SOCIAL QUE QUIERE VENDER LAPARRA ES FALACIA"

La presidenta del Partido Popular de Navarra (PPN), Ana Beltrán, ha afirmado que “la etiqueta social que quiere vender el consejero Laparra es pura falacia”.

“Estamos hartos de los discursos triunfalistas del consejero, quien se muestra satisfecho de su gestión en pro de los más vulnerables, cuando lo único que hace es fomentar una sociedad subsidiaria, otorgando ayudas sin control que no van de la mano de un necesario plan de empleo que realmente ayude a quien más lo necesita a conseguir un trabajo y vivir con autonomía”, ha manifestado Beltrán.

Desde el PPN han asegurado que siguen esperando un plan de empleo "que no llega porque este Gobierno es incapaz de llegar a acuerdos con los agentes sociales que nos permitan avanzar en este sentido”.

En este sentido, ha censurado también que el consejero se atribuya el mérito de los "buenos datos de empleo" que registra la Comunidad foral cuando “la realidad es que corresponden a una buena coyuntura económica que se experimenta en todo el país gracias a las reformas emprendidas por el Partido Popular”.

Y ha reprochado a Laparra que "no fuera capaz" de articular una convocatoria en condiciones para repartir las ayudas del Ministerio de Empleo del PP dirigidas a los parados de larga duración cuando tuvo oportunidad, dejando “desamparadas” a 14.000 personas en Navarra que precisaban de ellas.

Beltrán ha considerado que Laparra ha acabado "desarticulando toda la estructura de formación en materia de empleo que funcionaba perfectamente en nuestra comunidad sin ningún tipo de justificación”.

Por otro lado, “ha quedado demostrado que las ayudas procedentes del departamento de Derechos sociales muchas veces llegan a quien no debe, lo cual es francamente grave”. Y ha recordado el fraude continuado de ex chabolistas del tenis que delinquían mientras recibían la subvención y también cómo UAGN denunció que había personas que rechazaban ofertas de trabajo en el sector agrario porque les resultaba más cómodo cobrar la ayuda.

“Desde el PPN ya reclamamos que se inspeccionase de forma exhaustiva el reparto de las subvenciones, pero vemos que el consejero no ha mostrado ningún interés en controlar esta situación. Es inaceptable”, ha dicho Beltrán.

En esta línea, ha censurado también el plan de Familia presentado por el departamento, que llegó “con un año de retraso, con medidas insuficientes y que, a la postre, “ha resultado ser una pomposa venta de humo”.

Por último, ha denunciado que el consejero hable de “eficiencia” cuando el último informe DEC sobre el Desarrollo de los Servicios Sociales en Navarra ya concluyó que nuestra comunidad había pasado de ser una de las comunidades más eficientes en la prestación de servicios sociales a mostrar síntomas de ineficiencia. “Aquí se demuestra, pues, que el carácter social que se atribuye el Gobierno de Navarra carece de todo fundamento; no atiende cómo debe a quienes se encuentran en situación de exclusión”, ha afirmado.

Beltrán ha concluido calificando de “insultante” que el consejero presuma de buena gestión tras las irregularidades que han salpicado su labor, como la reciente publicación del nombre de una empresa privada en el pliego de contratación que pone en tela de juicio todas las adjudicaciones públicas realizadas por este departamento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Afean la gestión de Derechos Sociales en Navarra: "El subsidio no consigue una sociedad más inclusiva"